Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El Ayuntamiento se desdice y abre el Camp de Mart

El exconcejal de Cultura Josep Maria Prats cerró el equipamiento hace casi un año «porque no cumplía la normativa». Ahora, Floria programa el Festival d’Estiu

Carla Pomerol

Whatsapp
Uno de los elementos más polémicos del auditorio es la cubierta, que estaba prevista para diez años y ya lleva 23 instalada. FOTO: Pere Ferré

Uno de los elementos más polémicos del auditorio es la cubierta, que estaba prevista para diez años y ya lleva 23 instalada. FOTO: Pere Ferré

Las puertas del Auditori del Camp de Mart se abren de nuevo sin haber hecho ninguna obra de mejora, tal como preveía el Ayuntamiento hace tan solo un año.

La concejal de Cultura, Begoña Floria (PSC), ha decidido recuperar el espacio como centro neurálgico para celebrar el Festival d’Estiu de Tarragona, un programa de conciertos que el exconcejal de Cultura, Josep Maria Prats (Units per Avançar), suprimió el año pasado por el mal estado del Camp de Mart, entre otros motivos.

Después de los hechos del 1 de octubre, Prats decidió romper el pacto de gobierno con PSC y PP, y Floria pasó a encargarse del área de cultura. Los actuales planes del equipo de gobierno sobre el futuro del Auditori del Camp de Mart son totalmente distintos a los de hace un año, cuando Prats aseguraba que el equipamiento no cumplía con la normativa.

En mayo de 2017, Prats –entonces concejal de Cultura–, pidió un informe sobre el estado actual del equipamiento. Fue entonces cuando decidió cerrarlo y eliminar el Festival d’Estiu.

El elemento más polémico de la instalación era la carpa que cubre todo el auditorio. Según la actual responsable de Cultura, Begoña Floria, «a finales del año pasado pedimos un informe sobre la carpa y las conclusiones dicen que la estructura aguanta.

La situación del Auditori del Camp de Mart no ha cambiado en dos años, y entonces se hacían conciertos». La edil socialista añadió ayer, durante la presentación del Festival d’Estiu que, «creo que el equipamiento necesita una fuerte de inversión para ponerse al día, pero su estado no le invalida para poder acoger el festival».

El informe sobre la carpa dice que «la cubierta muestra a simple vista un buen estado de conservación y no se ve nada que haga pensar que existe algún peligro estructural inminente».

Por otro lado, el documento también recomienda «extraer una pieza de la membrana de alguna zona donde toque el sol (...) para comprobar la resistencia actual de la carpa después de 23 años». Cabe destacar que según fuentes municipales, la cubierta estaba prevista para diez años. Sea como sea, Floria se muestra convencida de la decisión tomada y apuesta por recuperar el Auditori del Camp de Mart como escenario principal del Festival d’Estiu.

Prats defiende su postura

«Mi antecesor, Josep Maria Prats, tenía una serie de información  que aún no estaba contrastada, y que le llevaron a tomar unas decisiones concretas. En este caso yo discrepo. Creo que antes de cerrar un equipamiento cultural debemos agotar todas las alternativas», explicaba ayer Floria, cuando fue preguntada por la decisión que tomó el concejal democristiano hace un año.

Prats continua pensando igual que entonces. «¿Está hecho ya el plan de accesibilidad? ¿Y el de emergencias? ¿Los camerinos están en condiciones? ¿Y ya hay lavabos para personas con movilidad reducida?».

Estas son algunas de las dudas del exconcejal, y también algunos de los motivos por los que determinó que el auditorio tenía que dejar de funcionar. «No cumplíamos con la normativa y por eso decidí cerrar», aseguraba ayer Prats, quien añadía que «lo que no puede ser es que la administración pública exija a los privados cumplir con las reglas, y el Ayuntamiento sea el primero que no lo haga».

El paraguas de la cultura en TGN

El Ayuntamiento presentó ayer el nuevo concepto de Festival d’Estiu, que presenta un cartel global con los espectáculos programados en todos los espacios de la ciudad, como el Port Tarraco, la TAP, la Capsa de Música, la Sala Zero y el Teatre Tarragona.

El centro neurálgico continuará siendo el Auditori del Camp de Mart, que acogerá cinco de los trece espectáculos del festival. Entre ellos hay nombres conocidos como Joan Manuel Serrat, Dàmaris Gelabert o Sergio Dalma.

Temas

Comentarios

Lea También