Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El Consistorio reivindica el «valor» del solar de Ponent

El Ayuntamiento descarta entrar «en una guerra de cifras» y afirma que respetará la decisión que tomen los propietarios del sector

Octavi Saumell

Whatsapp
Imagen de este viernes de los terrenos donde se construirá el nuevo barrio de Ponent. FOTO: Alba Mariné

Imagen de este viernes de los terrenos donde se construirá el nuevo barrio de Ponent. FOTO: Alba Mariné

El consejo de administración del Servei Municipal de l’Habitatge i Actuacions Urbanes (Smhausa) no se mojará sobre las negociaciones que los propietarios del Pla Parcial 10 mantienen con las dos empresas interesadas en construir un espacio comercial en el futuro barrio de Ponent. Así lo asegura el presidente del organismo dependiente del Ayuntamiento de Tarragona, Josep Maria Milà (PSC), quien remarca que el Consistorio «no entrará en una guerra de cifras». 

De hecho, Smhausa tiene casi el 19% de los terrenos del sector, pero sus representantes ni intervienen ni votan en las asambleas de propietarios para garantizar su neutralidad. «Lo que nos importa es que la urbanización del plan parcial está garantizada, ya sea con una oferta o con otra», indica Milà, quien no prevé –sin embargo– que la nueva propuesta pueda provocar un cambio en la decisión de los propietarios. «Por lo que nos dicen, la decisión que se tomó hace dos semanas es firme, no hay marcha hacia atrás. Creemos que el acuerdo estará firmado en abril», afirma el representante del gobierno municipal. 

La urbanización, a concurso

El pleno municipal del Ayuntamiento de Tarragona aprobó el pasado lunes reiniciar todo el proceso para licitar las obras de urbanización para construir el nuevo barrio de Ponent. 

Los ingresos que se perciban por la venta a Bogaris o Ten Brinke servirán para llevar a cabo la urbanización del sector, que se sumará a los 2,7 millones de euros que el Ayuntamiento ha previsto para 2019 como copropietario de una quinta parte del polígono. Esta inversión se compensará con los 2,8 millones que el Consistorio cobrará, como mínimo, de su parte de la venta. 

Milà reivindica el «gran valor» que tiene el sector situado entre el Anillo Mediterráneo y la T-11. «Es una parcela muy buscada, seguramente es la que está más preparada para albergar superficies comerciales de toda Catalunya», afirma el edil de la formación socialista. En este sentido, es especialmente remarcable el hecho de que el solar se encuentra dentro de lo que se considera la Trama Urbana Consolidada (TUC), por lo que puede implantarse cualquier uso comercial en este futuro barrio de Ponent. Es de las pocas zonas de estas características que podrán impulsarse si no cambia la ley. 

ÇLa superficie del Pla Parcial 10 es de 302.784 m2, de los que 68.000 se destinarán a usos comerciales y 30.829 a residencial. El resto del ámbito se destinará a equipamientos, espacios verdes y sistema viario. Se prevé la construcción de  1.200 viviendas, de las cuales 424 serán de protección pública y 160 de alquiler social. 

Temas

Comentarios