Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Tarragona Reconocimiento

El Gremi de Forners de Tarragona mantiene viva la tradición

Los panaderos artesanos de la ciudad fueron premiados por su mérito profesional en un acto que celebraba la historia de este oficio

LAURA ROVIRA

Whatsapp
Acto de entrega de premios y diplomas del Gremi de Forners en l’Antic Ajuntament. FOTO: PERE FERRÉ

Acto de entrega de premios y diplomas del Gremi de Forners en l’Antic Ajuntament. FOTO: PERE FERRÉ

Una mesa llena de diplomas y premios que reconocían el mérito, la trayectoria y el trabajo de panaderos y restauradores esperaba a sus protagonistas en l’Antic Ajuntament en el Carrer Major de la ciudad, poco antes de las 17 de la tarde, en el acto organizado por parte del Gremi de Forners de Tarragona. Entre los invitados se encontraban veteranos en madrugadas, en buenos días y sobre todo en historia que cerraban una etapa profesional con emoción y con muchas experiencias para el recuerdo.

Aurelio Martín, que decidió jubilarse el pasado mes de julio después de 30 años trabajando en su horno en La Canonja, recibió un reconocimiento especial por dedicarle gran parte de su vida a este oficio. «Siempre hemos sido muy felices, pero estos últimos años, la fidelidad de los clientes es lo que nos ha mantenido, con tantos comercios que venden pan, el proceso artesanal ha bajado», expresaba Martín, y es que después del cierre de su panadería, La Canonja se queda sin ningún horno artesanal, un futuro que Jordi Andreu, presidente del Gremi de Forners, no quiere para la ciudad de Tarragona. «Nuestro oficio no es fácil, pero nuestra constancia y la calidad de nuestro producto nos mantiene. Y hay una parte de la ciudadanía que aún confía en nosotros», declaraba Andreu.

Durante el acto se repartieron todos los premios y diplomas y también se anunció una nueva iniciativa para reconocer el trabajo artesanal de los panaderos y la confianza de los restauradores en su producto. A partir de ahora, todos los locales que cuenten con pan artesanal lucirán un vinilo adherido en la entrada que identifique la existencia de este producto. «De momento, se podrá ver en la ciudad, pero esperamos que esta propuesta funcione y se vaya expandiendo», comentaba Andreu.

El Gremi de Forners es el más antiguo de Tarragona con 535 años de historia y uno de los que mantiene viva la tradición de la ciudad.

Temas

Comentarios

Lea También