Más de Tarragona

El Mercat de Torreforta tendrá una mini plaza Corsini

Se eliminarán las plazas de aparcamiento que hay delante del equipamiento, y se instalarán juegos infantiles, además de hilo musical. Será un espacio diáfano dedicado al ocio

CARLA POMEROL

Whatsapp
Actualmente, la plaza funciona como parking de coches.FOTO: ALBA MARINÉHOY EN DÍA, ONCE DE LAS QUINCE PARADAS DEL MERCADO ESTÁN OCUPADAS. FOTO: FABIÁN ACIDRES

Actualmente, la plaza funciona como parking de coches.FOTO: ALBA MARINÉHOY EN DÍA, ONCE DE LAS QUINCE PARADAS DEL MERCADO ESTÁN OCUPADAS. FOTO: FABIÁN ACIDRES

A la empresa de Mercats se le ha puesto entre ceja y ceja reactivar el mercado de Torreforta. Y, de entre todas las acciones que se han llevado a cabo en los últimos meses, ahora quiere mejorar el entorno del equipamiento. La intención es convertir la plaza que hay justo delante del acceso principal al mercado con una especie de Plaça Corsini pequeña. Actualmente, el espacio es un aparcamiento de coches y la empresa de Mercats quiere transformarla con una doble finalidad: que los vecinos la disfruten y que sirva como impulso para la reactivación total del equipamiento.

La idea surgió de los presupuestos participativos, cuando dos de las propuestas que presentó la empresa de Mercats tiraron adelante hasta formar parte de la lista de los quince proyectos ganadores. Uno hablaba de la instalación de juegos infantiles de termopintura delante del Mercat de Torreforta y el otro de poner hilo musical al entorno del equipamiento. Para las dos propuestas, el Ayuntamiento de Tarragona prevé invertir un total de 15.000 euros.

Aprovechando esto, la empresa de Mercats acordó elaborar un proyecto más amplio que permita convertir el espacio de delante del mercado en una mini Plaça Corsini. «La idea es disponer de un espacio diáfano, sin coches ni otros obstáculos, donde puedan hacerse actividades lúdicas, dirigidas sobre todo, a los más pequeños», explica Dídac Nadal, presidente de Espimsa.

Por el momento, la empresa ha encargado un «pequeño proyecto» a un arquitecto de la ciudad y, en breves, se pondrán en marcha los trámites necesarios para ejecutarlo. En el caso que la nueva propuesta cueste más dinero y supere los 15.000 euros previstos para el Ayuntamiento, la empresa de Mercats valora la posibilidad de asumir el gasto extra. Uno de los aspectos que podía encarecer el proyecto es convertir el terreno de la plaza en una plataforma única. «Queremos convertirlo en un espacio de interacción social que favorezca la actividad del mercado», añadía el presidente de Espimsa, Dídac Nadal. Si esta plaza sigue los pasos de la Corsini, en pocos meses podremos ver, por ejemplo, ferias gastronómicas. Por el momento, no hay un calendario marcado, aunque ya se ha empezado a trabajar.

La noticia ha sido muy bien recibida por el colectivo de paradistas del Mercat de Torreforta, quienes se encuentran inmersos en un proceso de reactivación total. Loli Gutiérrez, propietaria de una parada, asegura que «es muy necesario hacer un lavado de cara a esta plaza. Quitar los coches es clave para que los pequeños puedan jugar, mientras que sus padres compran tranquilamente en el mercado».

Por otro lado, la presidenta del Mercat de Torreforta, Marisol Bonet, añade que «estas pequeñas actuaciones nos ayudarán mucho en un futuro». Además, esta paradista destaca la importancia de instalar un parque infantil en Torreforta, «ya que en los barrios de Ponent hay muy pocos».

Objetivo: llenar el mercado

El entorno del mercado no es el único objetivo para la empresa de Mercats. Que se llenen las paradas y locales y que haya actividad en el interior del recinto es clave para la empresa municipal. «Y lo están consiguiendo. Cada vez son más las paradas que abren. Hasta hace unos meses no teníamos ni pescado, ni fruta, ni panadería. Ahora tenemos casi de todo. Estamos muy contentos, aunque somos conscientes que aún queda camino», explica la presidenta del Mercat de Torreforta, Marisol Bonet.

En el último consejo de administración de Espimsa, se adjudicaron dos nuevas paradas. Por un lado, la ampliación de la peluquería y, por el otro, una nueva pescadería. Cabe recordar que el pasado mes de mayo ya abrió otra parada de pescado en el equipamiento y, por lo que parece, ha sido un éxito. Con estas dos nuevas adjudicaciones, el mercado tendrá once paradas llenas y solo cuatro de vacías. En el caso de los locales, ya hay seis de los siete ocupados. «La intención es llenar el mercado a corto plazo. Estamos trabajando muy duro para conseguirlo», explica Nadal.

Lo que por el momento queda en standby es la reparación de la fachada del equipamiento. Espimsa opta por hacer la intervención de manera coordinada con el Ayuntamiento, cuando se empiece a construir la nueva biblioteca –prevista dentro de las mismas instalaciones del mercado–. Se desconoce cuando se pondrá en marcha el proyecto.

Temas

Comentarios

Lea También