Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El PP apoya la moción para exigir a Adif que mejore la estación de tren

El documento insta al ente estatal a 'resolver de forma urgente los problemas de accesibilidad' del equipamiento, así como a que 'la alta velocidad llegue a la ciudad'
Whatsapp
Imagen de ayer por la mañana en el Saló de Plens del grupo municipal del Partido Popular. Foto: Lluís Milián

Imagen de ayer por la mañana en el Saló de Plens del grupo municipal del Partido Popular. Foto: Lluís Milián

El pleno municipal del Ayuntamiento de Tarragona aprobó ayer, por unanimidad, una moción en la que la corporación local exige tanto al Ministerio de Fomento como al Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) que lleven a cabo las mejoras pendientes en la deteriorada estación de trenes de la ciudad. Se trata de la primera ocasión en la que el Saló de Plens tira hacia adelante –de forma consensuada– un documento de estas características, después de varios años de infructuosa espera para que el Gobierno Central ejecutara la segunda fase de la remodelación del espacio, que está valorada en unos 15,5 millones de euros.

Hasta la fecha, Adif tan solo ha llevado a cabo la primera fase de las actuaciones, que consistieron en una inversión de 1,5 millones de euros en el arreglo del hall de entrada y la instalación de accesos para personas con movilidad reducida. La segunda fase de las intervenciones prevé la construcción de una pasarela para conectar la instalación con el Passeig Marítim, así como una mejora de los andenes y de la movilidad.

‘No cumple la ley vigente’

Especialmente significativo fue el hecho de que el documento contara con el OK de los siete concejales del Partido Popular, formación que en estos momentos gobierna en la Moncloa y que desde noviembre de 2011 cuenta con una clara mayoría absoluta en las Cortes Generales.

En el texto, los grupos municipales del PSC, CiU, PP e ICV instan al ejecutivo central a «resolver de forma urgente y prioritaria» los problemas de accesibilidad de la actual estación, mediante una intervención que signifique un «abordaje y la eliminación de las barreras arquitectónicas para dar cumplimiento a los principios de accesibilidad universal».

En este sentido, la moción recuerda que el equipamiento situado en la Part Baixa desde mediados del siglo XIX «no cumple con la legislación vigente», por lo que se exigen las mejoras para «incrementar la seguridad de los usuarios».

Asimismo, el documento también insta a Madrid para que la implantación del ancho europeo «se aproveche para recentralizar el paso de los trenes regionales de velocidad alta, los trenes de mediana distancia y los de alta velocidad de larga distancia por el centro urbano de Tarragona».

Paralelamente, el texto exige al Ministerio de Fomento «que garantice una conexión rápida –de unos 40 minutos– con Barcelona desde la estación de Tarragona, con trenes de velocidad rápida, igual que ya tienen Lleida y Girona», a la vez que solicita a la Generalitat que «potencie el servicio de cercanías y su calidad para poder dar una mejor respuesta tanto a la ciudad como al territorio».

‘Sólo 1,5 kilómetros de AVE’

El alcalde de Tarragona, Josep Fèlix Ballesteros (PSC), puso de manifiesto que a la administración municipal «se le ha acabado la paciencia», a la vez que reclamó que «todas las peticiones que pide la ciudad se resolverían con lo que cuesta aproximadamente un kilómetro y medio de AVE», ya que cada mil metros suponen una inversión de unos diez millones. «Con esto se mejoraría la actual estación y se conectaría por fin la ciudad con las playas», argumentó el máximo representante municipal, quien quiso dejar claro que no renuncia a la hipotética línea Reus-Roda pero que, mientras, «debemos gestionar el día a día con el tercer raíl, ya que si no podríamos sufrir deslocalizaciones de empresas».

En la misma línea se expresó el concejal de Convergència i Unió Xavier Quintana, quien calificó como de «inaceptable e intolerable» la situación en la que se encuentra el espacio. «No estamos pidiendo nada imposible, sólo que la única ciudad de Catalunya que es Patrimonio de la Humanidad no tenga barreras arquitectónicas en su estación», afirmó el edil nacionalista, quien manifestó al alcalde Ballesteros el «apoyo» del grupo municipal de CiU «para hacer lo que sea necesario».

Igual de reivindicativa estuvo Arga Sentís (ICV), quien considera que la situación es «insoportable», a la vez que lamentó que las actuales instalaciones son infranqueables «para las personas mayores, la gente con movilidad reducida o las mujeres embarazadas».

En este sentido, la edil ecosocialista recordó que la política ferroviaria «está aún peor que cuando yo estaba embarazada, y de esto ya hace 24 años», ya que entonces «se tardaba menos en ir a Barcelona que ahora». Sentís lamentó que «las inversiones en materia ferroviaria se han hecho sólo en infraestructuras como el AVE, pero no en servicios para la gente».

‘Un error histórico’

Finalmente, y pese a que acabó apoyando la moción, Alejandro Fernández (PP) se mostró especialmente contundente contra el exalcalde Joan Miquel Nadal (CiU), así como con el actual, Josep Fèlix Ballesteros (PSC), por la situación en la que se encuentra la ciudad en materia ferroviaria. Por ello, considera que «los errores no vienen ni de la Generalitat ni del Estado, sino desde el propio territorio», a la vez que reiteró que la apuesta por el tercer raíl «es un error histórico de la ciudad».

«Si se ha llegado hasta aquí ha sido por los errores que han tenido usted y su antecesor», criticó el edil de la formación conservadora, quien advirtió de que «si se lleva a cabo la inversión de 15 millones en la estación de trenes ya nos podemos olvidar, para muchas generaciones, de construir otra más céntrica. No se puede cambiar la hoja de ruta de un día para otro», lamentó el portavoz del PP.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También