El PP de Alejandro no puede edulcorar la realidad

El líder popular habla de «muy malos resultados». El tarraconense reconoce que no han logrado sus dos objetivos: crecer y grupo propio

EDUARD CASTAÑO

Whatsapp
Los tarraconenses Alejandro Fernández, líder del PPC, y Lorena Roldán anoche durante la rueda de prensa en Barcelona. FOTO: DAVID BORRAT/EFE

Los tarraconenses Alejandro Fernández, líder del PPC, y Lorena Roldán anoche durante la rueda de prensa en Barcelona. FOTO: DAVID BORRAT/EFE

El Partido Popular de Catalunya parece haber entrado en un bucle del que le costará salir. Si en la legislatura pasado pareció tocar fondo, tras los comicios del 14-F el futuro inmediato no augura nada mejor. El partido de Alejandro Fernández no levanta el vuelo y parece rodar por una peligrosa pendiente que supuso 4 diputados en 2017 para sólo los 3 de ahora. Y, lo que es peor aún para el candidato tarraconense, la demarcación de Tarragona se queda sin ningún representante de este partido.

El PP no puede estar satisfecho con el desenlace de ayer. Al contrario, debe ser muy crítico con estos pésimos resultados. Para algunos, no debería confundir su postura firme con ser inflexible a la hora de negociar y atender los asuntos catalanes. Para posturas más extremas, Vox ya le ha adelantado por la derecha. Y esa no parece la posición que debería adoptar un partido que se autocalifica de liberal o de centro-derecha. El tarraconense Alejandro Fernández no ha conseguido contrarrestar el efecto Garriga y pierde así la influencia en el conflicto territorial de mayor calado en el Estado en la última década.

Anoche el líder del PP catalán habló de que esta «ha sido una candidatura formidable. Las circunstancias tampoco nos han ayudado. Hemos ido a debates de todo tipo». Sin embargo, también incidió en que «no soy partidario de edulcorar la realidad. Nuestro resultado es muy malo». Y hasta ahí la autocrítica de cara a fuera ante algunas voces que pedían su dimisión por el desenlace de estos comicios para los populares.

Fernández lamentó que no se hayan logrado los dos objetivos que se habían marcado en campaña: aumentar su representación y disponer de grupo propio.

El presidente del PPC sugirió la baja movilización del votante constitucionalista como la posible razón de sus resultados y de la mayoría independentista, aunque apuntó que ha habido momentos de la campaña que han supuesto «un auténtico terremoto» para las perspectivas que tenían cuando comenzaron los comicios, en una posible referencia al juicio y sus consecuencias del extesorero del partido, Luis Bárcenas.

Por su parte, la cabeza de lista del PP por Tarragona, Inma Rodríguez, hizo una valoración del resultado de las elecciones de ayer mediante un comunicado, sin rueda de prensa: «En primer, lugar, quiero felicitar al PSC, ganador de las elecciones y a todos los grupos que han mejorado y obtenido representación en el Parlament». Una autocrítica de Rodríguez y los populares tarraconenses, que se han quedado sin representación en el Parlament y coincidían con el mensaje de Fernández: «No hemos encontrado en las urnas el respaldo que esperábamos por un conjunto de circunstancias que analizaremos, pero que, sin duda, tienen que ver con la altísima abstención y las especiales circunstancias que han rodeado a estas elecciones». Y añadía que «a pesar de no haber logrado el resultado esperado, me siento muy orgullosa de nuestro proyecto, cada vez más necesario, en una Catalunya que encara un preocupante estado de crispación. Mañana por la mañana -por hoy- seguiremos trabajando por dar voz a nuestras ideas. También quiero mostrar mi gratitud a todos los apoderados, a mi equipo de campaña, compañeros de la candidatura y a todos los que han apoyado nuestro proyecto».

Temas

Comentarios

Lea También