Tarragona Elecciones 28A

El PSC afianza su victoria en los barrios y ERC se impone en el centro de TGN

Los socialistas fueron el domingo la fuerza más votada en Torreforta, Campclar, Bonavista, Sant Salvador y Sant Pere y Sant Pau, mientras que Esquerra ganó en la Part Alta, Barris Marítims, los Eixamples y la zona de Llevant 

Octavi Saumell

Whatsapp
Imagen de las votaciones que se llevaron a cabo el pasado domingo en el colegio electoral situado en el antiguo edificio de Lletres de la Plaça Imperial Tarraco. FOTO: Pere Ferré

Imagen de las votaciones que se llevaron a cabo el pasado domingo en el colegio electoral situado en el antiguo edificio de Lletres de la Plaça Imperial Tarraco. FOTO: Pere Ferré

El PSC basó la victoria electoral en la ciudad de Tarragona del pasado domingo en los barrios. La formación liderada por Joan Ruiz se impuso en todo Ponent, Sant Pere i Sant Pau y Sant Salvador y se erigió, asimismo, en segunda fuerza en el centro y Llevant para aguantar el tsunami de Esquerra Republicana y convertirse, de esta manera, en la única capital de provincia catalana en la que los socialistas fueron el partido más votado, registrando 16.657 apoyos, un 24% del total. 

En la periferia, el PSC mejoró  entre cuatro y ocho puntos porcentuales sus números de junio de 2016, cuando fue la tercera fuerza con 10.139 votos y el 17,3% del total. Especialmente significativo fue el triunfo en Torreforta, donde los de Pedro Sánchez llegaron hasta el 35% de las papeletas, el doble que el segundo: Ciutadans.

ERC dobla resultados en Ponent. Esquerra sumó casi el doble de votos en Ponent respecto a los comicios de 2016. Esto le  permitió pasar del quinto puesto de hace tres años al segundo

El candidato Joan Ruiz también se impuso claramente en Bonavista y Campclar, y ganó por unos centenares de votos en Sant Salvador y Sant Pere i Sant Pau. 

El PSC sube en el centro
Los socialistas mejoraron también entre cinco y siete puntos sus apoyos en el centro de la ciudad y la zona litoral, un territorio en el que se impuso claramente Esquerra Republicana, una formación que –en estas últimas elecciones–  ha pasado de ser la quinta fuerza a la segunda, doblando sus resultados hasta quedarse a solo 2.500 votos del PSC. 

Los de Jordi Salvador se mostraron especialmente contundentes en la Part Alta, donde llegaron hasta el 32% de los votos, mientras que se impusieron claramente en el Eixample y Llevant. Los republicanos ganaron también en los Barris Marítims y el Nou Eixample Nord y Nou Eixample Sud, sumando –en todas partes– más del 25% de los sufragios.

Asimismo, la clave de su éxito fue que los independentistas doblaron los apoyos recibidos en Ponent respecto a 2016, aguantando especialmente el tipo en Sant Salvador y Sant Pere i Sant Pau, donde fueron cuarta y tercera fuerza, respectivamente. 

Ciutadans se afianza
Por lo que se refiere al resto de formaciones, Ciutadans fue la tercera fuerza en el centro y Llevant y, la segunda, en todos los barrios, aumentando en más de un punto sus números de hace tres años, consolidándonse como tercer partido.

Por su parte, el último vencedor en la ciudad –En Comú Podem– cayó hasta el cuarto puesto, si bien este resultado puede considerarse como positivo. ¿Por qué? Los Comuns viven un momento complicado en la ciudad, con la reciente polémica por la candidatura para las municipales y la mala relación con ICV. Asimismo, la apuesta por un candidato de fuera del territorio –Ismael Cortés, de Granada– en detrimento de Félix Alonso tampoco hacía presagiar ningún éxito. Pese a todo ello, los Comuns llegaron hasta los 9.300 apoyos. 

En quinta posición se quedó Junts per Catalunya. Los de Josep Rull aguantaron el tipo en la Part Alta, el Eixample y Llevant, pero se hundieron en los barrios de Ponent, donde fueron la última fuerza, quedándose en muchos casos por debajo del 5%.   

Finalmente, en el furgón de cola se situaron PP y VOX. Los populares, que en 2016 fueron la segunda fuerza en la ciudad, cayeron en esta ocasión hasta la sexta posición. Los de Jordi Roca sufrieron una importante fuga de votos hacia VOX, a quien únicamente superaron por 400 votos. Por su parte, los de ultraderecha se hicieron especialmente fuertes en Torreforta, Campclar y Bonavista, donde fueron la cuarta fuerza, sumando en torno al 10% de los votos, mientras que en el centro y Llevant no superaron el 5%. 

¿Extrapolable al 26 de mayo?
Ayer, en la jornada de resaca de las elecciones del pasado domingo, el principal debate fue si los resultados de las Generales podrían extrapolarse a las municipales que se celebran dentro de solo 26 días.

El alcalde Josep Fèlix Ballesteros (PSC) pide «prudencia» y resalta que el triunfo socialista «es un aval». En el PP –el gran derrotado del fin de semana– su alcaldable, José Luis Martín, está convencido de que «las dinámicas de las Municipales son muy diferentes a las Generales». Esto es lo mismo que opinan Rubén Viñuales (Cs) y Dídac Nadal (JxTGN).

Por su parte, Pau Ricomà (ERC) resalta que pese a que «no pueden extrapolarse los resultados», estos «sí que pueden crear tendencia», mientras que Laia Estrada advierte de que «debe tenerse muy en cuenta el resultado de la ultraderecha». 

Temas

Comentarios

Lea También