Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El Penedès se moviliza para salvar el festival Nowa Reggae de Vilanova

Una sentencia del Tribunal Superior da la razón a los vecinos que denunciaron un exceso de ruido en el certamen

José M. Baselga

Whatsapp
El festival de reggae  es uno de los más destacados del Penedès y el Garraf. Foto: Nowareggae.com

El festival de reggae es uno de los más destacados del Penedès y el Garraf. Foto: Nowareggae.com

Entidades de todo el Penedès se están movilizando para defender el festival Nowa Reggae de Vilanova y que una sentencia del Tribunal Superior de Justícia de Catalunya (TSJC) impide celebrar al considerar que vulnera la normativa acústica.

La Associació d’Empresaris del Alt Penedès, Baix Penedès i Garraf (Adepg), destaca que el festival tiene un gran valor «cultural y de cohesión de la sociedad». Añade la importancia por la actividad económica que genera en el entorno de forma directa e indirecta por la cantidad de visitantes que recibe.

La Adepg apoya a un festival que ayuda a la promoción de la zona del Penedès «en un momento en que hacen falta esfuerzos para esa promoción y aprovechar todo lo que juega a favor». La asociación participará en la concentración del sábado en Vilanova para defender el festival.

La polémica comienza en 2011 cuando un grupo de vecinos de una zona cercana al lugar de los festivales Nowa Reggae y Vida Festival presentaron un recurso contra la licencia del Ayuntamiento a los certámenes que se celebran en julio.

Durante horas

En una primera sentencia el tribunal dio la razón al Ayuntamiento, pero los vecinos recurrieron al TSJC y les ha dado la razón. Los denunciantes señalan que los decibelios que se generan esos días durante horas llegan a los 85 cuando el límite debería estar en 45.

El Ayuntamiento de Vilanova ya puso en duda la continuidad de los festivales, al menos en el formato que se hacían, por temor a sentencias condenatorias. De hecho el TSJCya condenó al Ayuntamiento a pagar 3.000 euros a cada uno de los 12 vecinos que firmaron la denuncia.

El abogado de los denunciantes señaló que de persistir los conciertos, además de incrementar las indemnizaciones, presentarían una querella contra el alcalde.

De momento la Coordinadora de entidades juveniles y culturales de Vilanova impulsa una concentración de protesta para el sábado (20.00) con el lema No fem soroll, fem cultura y en la que ya han manifestado su participación entidades y asociaciones culturales y sociales de todo el Penedès.

Temas

  • COMARQUES

Comentarios

Lea También