Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El Síndic investigará las colas de extranjeros en Tarragona y Tortosa

Ribó alerta del riesgo de que un sistema de cita previa 'convierta las colas presenciales en virtuales' si no se hace correctamente
Whatsapp
Imagen de la semana pasada de ciudadanos pernoctando ante la comisaría de Tarragona. Foto: Lluís Milián

Imagen de la semana pasada de ciudadanos pernoctando ante la comisaría de Tarragona. Foto: Lluís Milián

El Síndic de Greuges de Catalunya abrió ayer una investigación de oficio para aclarar los motivos de las colas nocturnas frente a las comisarías de Tarragona y Tortosa con el fin de recomendar medidas para evitar «las lamentables condiciones con que se encuentran los ciudadanos extranjeros que deben llevar a cabo alguna gestión en estas comisarías». Se refiere a las interminables colas que les obligaban a pasar la noche al raso si querían un número para ser atendidos en alguna de las dos ciudades.

Rafael Ribó expresó además su preocupación al Defensor del Pueblo (este ámbito depende del Ministerio del Interior) y le sugirió la posibilidad de que abriera también una investigación.

Respecto a una de las medidas anunciadas por la Subdelegación del Gobierno,la implantación de un sistema de cita previa telemático, Rafael Ribó alertó del riesgo «de que las colas presenciales se conviertan en colas virtuales si nadie puede asumir la atención a las llamadas y mensajes». Por este motivo recomendó que se asegure que el sistema se dote de recursos para que funcione correctamente.

El Síndic también destacó que sería preciso ajustar la estructura administrativa de las comisarías a la realidad social, especialmente en verano. En este sentido, propone que se valore seriamente la posibilidad de incrementar los recursos humanos y materiales para cubrir las necesidades reales. En opinión de Ribó, pasar la noche a la intemperie es «una situación impensable en un país donde el uso de las tecnologías de la información en la actividad administrativa está a la orden del día».

Ya no se duerme al raso

Ayer a mediodía pudimos comprobar que las dos medidas que se han puesto en marcha desde que se denunciara el problema la semana pasada –la entrega de números 24 horas y la ampliación del horario de la comisaría– ya están surtiendo efecto.

Algunos de los presentes habían obtenido cita el viernes e, incluso, de un día para otro. Es el caso de Ahmed, que contaba sonriente, junto a su mujer y su bebé recién nacido, que el domingo llegó a las siete de la tarde dispuesto a quedarse a dormir cuando, para su sorpresa, le dieron hora para ayer lunes.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También