Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El ábside se abre a la libertad de género

Reflexión. El artista Àlvar Calvet presenta la intervención ‘El vuitè dia’ en la Capella de Sant Roc de Valls

Agnès Llorens

Whatsapp
Àlvar Calvet ayer durante la presentación de ‘El vuitè dia’. A la derecha, imágenes del proceso artístico. Fotos: pere ferré

Àlvar Calvet ayer durante la presentación de ‘El vuitè dia’. A la derecha, imágenes del proceso artístico. Fotos: pere ferré

Una línea puede ser una simple raya, pero también puede ser un límite, una herramienta para expresar el paso del tiempo o una expresión gráfica de toda una vida.

Y tomando, precisamente, la multiplicidad de significados que reúne, la línea es una de las grandes protagonistas de la intervención artística El vuitè dia, que el sábado a mediodía se presentó en la Capella de Sant Roc de Valls. 

La propuesta viene firmada por el artista Àlvar Calvet que, una vez más, propone una intervención que nace de la sociedad para abstraerse en una obra artística que decorará el ábside de la capilla hasta el próximo 15 de abril.

«La idea surgió de Pilar Bonet, que comisaría un ciclo de pintura mural y que me propuso intervenir en este espacio», cuenta Calvet, que ha optado por seguir la línea de las intervenciones que descodifican las iconografías que suelen ser habituales en este espacio arquitectónico para dar visibilidad a personas con libertad de género que se niegan, en muchas ocasiones, a ceñirse al encorsetado papel de ‘hombre’ o ‘mujer’ que dibuja la sociedad. 

La posibilidad de aprender a través del arte ha sido uno de los motores del proyecto

«Pensé que sería interesante dar el protagonismo a quienes, seguramente, hubieran podido estar perseguidos o no aceptados por la Iglesia por su percepción de sí mismas, para darles entrada y colocarlos en el ábside», destaca el ideólogo del proyecto que, con esta intervención, sigue las líneas generales de su trayectoria artística, que en muchas ocasiones bebe de influencias como el contexto social, la performance y el happening. 

Ocho casos

A primera vista, su propuesta parece casi un jeroglífico, formado por diferentes líneas en negro que nacen de un fondo dorado. 

Sin embargo, en una observación detallada, tras hablar con Calvet, descubrimos que la propuesta parte de las conversaciones de ocho personas que han decidido escoger libremente el género con el que quieren expresarse con diferentes artistas que han participado en el happening, que dibuja el proceso de aceptación social y personal de cada testimonio en el ábside. Ocho líneas que, en definitiva, representan diferentes trayectorias de vida. 

Los artistas que han participado en el proyecto son el colectivo La Trastera (Alexandra García, Vicky Benítez i Niko Vetoshkin), Nuria Rion, Guillem Duran, Àlvar Calvet, Jordi Abelló, Aureli Ruiz, Roger Caparó y Ferran García Sevilla. 

Todos ellos se reunieron con su homólogo en el proyecto -personas que han optado por superar las concepciones de ‘hombre’ y ‘mujer’ que la sociedad impone- y, a partir de la experiencia compartida, ha surgido la abstracción en líneas que decora la Capella de Sant Roc que, de alguna manera, explica la experiencia vital de Lina, Clara, Iris, Cyan, Sami, Ari, Eliot y Diego. 

El 3 de marzo, estreno

Cada uno de los artistas ha sido el encargado de plasmar sobre el fondo dorado cada una de las líneas que pueblan el ábside. Además, Calvet también ha dispuesto una pieza de alabastro que, colocada en el centro, es un testigo de la experiencia de los entrevistados, que son los que han decorado ellos mismos la pieza.

Con la inauguración del proyecto artístico concluye la primera fase del proyecto. La segunda fase se culminará el próximo 3 de marzo cuando -en la Capella de Sant Roc- se dé paso a la proyección del documental también titulado El vuitè dia, que muestra fragmentos de las entrevistas que se hicieron a los testimonios que forman parte del proyecto, una producción audiovisual en la que los testimonios habla de su proceso de aceptación, pero también de sus sueños y ambiciones.

El reportaje audiovisual está elaborado por la productora Juan Desafinado y lo firman Carles Pitarch y Maria Roig.

En el tráiler colgado en las redes sociales se pueden observar las aportaciones de varios testimonios que participan en el proyecto, que admiten los problemas de acoso a los que han tenido que enfrentarse o la dificultad de hacer entender a su entorno sus problemas de identidad de género. Además, la música que vestirá el documental ha sido elaborada por los mismos testimonios.

Al octavo día, la persona decidió

«Esta experiencia ha sido muy enriquecedora, en todos los aspectos», apunta Calvet, que añade que, del encuentro entre entrevistados -los representados, según se les denomina en la obra- y artistas -los representantes- han surgido «dibujos, canciones y el conocimiento de una realidad que, personalmente, no me era cercana hasta ahora, por lo que considero que este proyecto ha sido, de alguna manera, una herramienta más para conocer mi entorno», añade. 

De esta manera, la posibilidad de aprender a través del arte ha sido uno de los grandes motores del proyecto. «He aprendido mucho, he visto cómo las personas escogen a otras personas», apunta Calvet, que también reflexiona sobre el título de la intervención añadiendo que «la muestra quiere evidenciar que si Dios crea al hombre y la mujer,  entonces existe también un octavo día en el que la persona se levanta y decide cómo quiere vivir su sexo, sus relaciones y su vida».

Los visitantes que sientan curiosidad para poder contemplar esta propuesta, tienen ocasión hasta el próximo 15 de abril. 
 

 

Temas

Comentarios

Lea También