Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El aumento de indigentes en la Part Baixa preocupa a los vecinos

Aseguran que las peleas y los gritos son continuos y que la convivencia con ellos ‘se está volviendo imposible’

Carla Pomerol

Whatsapp
La Plaça de los Carros y la de la Mitja Lluna son los principales puntos de encuentro de las personas sintecho. Foto: lluis milián

La Plaça de los Carros y la de la Mitja Lluna son los principales puntos de encuentro de las personas sintecho. Foto: lluis milián

«Las administraciones deberían buscar soluciones para las personas sintecho. No puede ser que la Part Baixa de la ciudad esté llena de personas durmiendo y viviendo en la calle. Se pelean entre ellos y con los vecinos y provocan mucha inseguridad en la zona». Estas son las palabras de la presidenta de la Associació de Veïns del Barri del Port, Rosa Puig, quien explica que los vecinos están preocupados por el aumento del número de indigentes que se han afincado en el último mes en la Part Baixa de la ciudad. «El problema es que la gran mayoría son conflictivos», añade Puig, quien lleva más de un año reivindicando ayuda al Ayuntamiento. 

Hace unos meses, se afincaron un grupo de cuatro o cinco personas en los porches de la Plaça dels Carros. Tenían colchones, mesitas de noche y un sofá. Pero después de las quejas de los vecinos, les desalojaron de la zona. Al cabo de una semana, otros sintecho escogieron ese lugar para resguardarse. «Los padres no llevan a sus hijos al parque de la Plaça dels Carros. Siempre hay gritos, botellas de cerveza vacías y peleas», explica una vecina de la calle Apodaca. 

Por la tarde, el punto de encuentro de los sintecho es la Plaça dels Carros, y por la mañana entre la Plaça Sant Joan y la de la Mitja Lluna. «Cuando tengo que ir a la Rambla tengo que hacer una vuelta enorme. En más de una ocasión me han faltado el respeto», explica la vecina de la calle Apodaca, quien añade que algunos de los sintecho se turnan el cajero de la entidad bancaria para dormir. ¿De verdad que la administración no les puede ayudar?».

Algunos comerciantes explican cómo esta situación afecta a sus negocios

Dolores Orellana es la propietaria de un bar de la Plaça de la Mitja Lluna. Asegura que nunca antes se habían visto tantos indigentes en la Part Baixa de la ciudad. «La situación afecta a mi negocio. En alguna ocasión he sido testigo de como defecan en medio de la calle las doce de la mañana», explica Orellana. Lo bancos de la plaza siempre están ocupados con gente durmiendo, explica.

Rosa Puig, presidenta de la Associació de Veïns del Barri del Port, asegura que, actualmente, hay unos veinticinco indigentes viviendo en el barrio. «Cada día hay gente nueva y algunos de okupas. Tuve una reunión con el Ayuntamiento y nos dijeron que tomarían medidas. De momento, no las hemos notado», explica Puig, quien añade que «es cierto que la Guàrdia Urbana los ha desalojado en más de una ocasión, pero al cabo de una semana vuelven a ocupar el sitio. La policía nos dice que si no alteran el orden público, no pueden hacer nada. Pero la realidad es que buscan peleas y crean inseguridad. Pedimos soluciones para ellos. 

El Barri del Port es una zona bien comunicada y con un acceso directo a la playa

Los vecinos se quejan porqué las cámaras de seguridad no funcionan y no registran algunas de las peleas que se producen. Algunos de los vecinos han decidido grabar este tipo de situaciones con su móvil, «sobretodo cuando se pelean a altas horas de la madrugada», apunta un vecino de la calle Caputxins, Lucas Garcia, quien asegura que «acostumbran a consumir alcohol y drogas en la vía pública y sin esconderse». Estos transeúntes frecuentan la zona para recoger tíquets que les permita conseguir comida en los servicios sociales y en la iglesia.

‘No tenemos constancia’

Por su parte, desde el Ayuntamiento de Tarragona, la concejal de Serveis a la Persona, Ana Santos, asegura que «no tenemos constancia de un incremento de indigentes en la Part Baixa de la ciudad, pero se debe tener en cuenta que la radiografía de las persona sintecho es muy variante». Algunas de las causas por las que se sospecha que el número de indigentes en el Barri del Port es más alto que en el resto de la ciudad es porqué «la zona es cercana a los principales centros de comunicación, como la estación de trenes y la de autobuses. Además, tienen la playa más cerca y los recursos más a mano», explica Santos, quien quiere destacar que «no se deben estigmatizar, es necesario darles recursos para poder salir de esta situación y en esta línea trabaja este Ayuntamiento. Estamos mejorando en el tema de darles a conocer mejor los recursos». 

Temas

Comentarios

Lea También