Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El cierre del Teatre Tarragona deja a la ciudad sin Festival d’Estiu

El Ayuntamiento atribuye la anulación de los conciertos del Auditori del Camp de Mart a los «gastos sobrevenidos» tras el desprendimiento en el equipamiento de la Rambla Nova

Diari de Tarragona

Whatsapp
Imagen de archivo de un concierto en el Auditori del Camp de Mart, durante el Festival d’Estiu. FOTO: dt

Imagen de archivo de un concierto en el Auditori del Camp de Mart, durante el Festival d’Estiu. FOTO: dt

Cancelados los conciertos previstos en el Festival d’Estiu de Tarragona, que se iban a celebrar en el Camp de Mart durante los próximos meses. Las artistas confirmadas eran, por el momento, Amaia Romero, de Operación Triunfo, Rosario y Vanesa Martín. El motivo de la suspensión es la falta de presupuesto a raíz del desprendimiento de parte del techo del Teatre Tarragona. «Teníamos prevista una partida de 50.000 euros para el Festival d’Estiu, pero nos hemos visto obligados a hacer frente a unos gastos sobrevenidos e inesperados como es, por ejemplo, los trabajos de reforma del teatro, la reubicación de espectáculos, el alquiler de espacios o la devolución de entradas», explicaba ayer la concejal de Cultura del Ayuntamiento de Tarragona, Begoña Floria. 

«Ni los franquistas se habían atrevido a eliminar este ciclo de conciertos»
Oriol Grau
Actor i director teatral

Cabe recordar que en verano de 2017 tampoco se programaron conciertos, después de que el entonces responsable del área, Josep Maria Prats (UpA), decidiera cerrar el Camp de Mart por el mal estado del equipamiento. Prats aseguraba que el recinto no cumplía con la normativa y diseñó un plan para solucionar el problema. Pero al cabo de unos meses, el concejal decidió romper el pacto de gobierno y Begoña Floria (PSC) le sustituyó al frente de la concejalía de Cultura. Fue entonces cuando la edil socialista anunció que el Camp de Mart sí era perfectamente apto para acoger el Festival d’Estiu. Durante el pasado verano actuaron artistas como Joan Manuel Serrat o Sergio Dalma. 

«He viajado por todo el mundo y no hay ningún equipamiento parecido al Camp de Mart»
Àngel Òdena
Barítono

La sorpresa ha llegado ahora, con el anuncio de la suspensión del ciclo de conciertos. Según Floria, se trata de una «reorientación». El Auditori del Camp de Mart seguirá abierto y el Ayuntamiento apostará por conciertos de pequeño formato, «como tributos o grupos del territorio, potenciando así la marca Tarragona», aseguraba la concejal, quien apuntó que esta programación se articulará bajo el paraguas de Tarragona viu l’estiu. Por el momento solamente se han confirmado dos conciertos: la Banda Unió Musical de Tarragona y la Jove Orquestra Internacional de Catalunya. Además, también está previsto un acontecimiento deportivo, que tendrá una duración de una semana, aproximadamente.

«Es otra de las confirmaciones de que la cultura en la ciudad va a peor»
Maria Roig
Programadora cultural

Gastos inesperados
Los gastos ocasionados tras el desprendimiento del techo del Teatre Tarragona –el pasado mes de febrero– son los causantes de la suspensión del Festival d’Estiu. Según Floria, el dinero que estaba previsto destinar a los conciertos del Camp de Mart deberán gastarse ahora en la reparación del equipamiento y otros pagos inesperados. 

«Tarragona es capital de provincia y es una lástima que el festival no haya tenido más recorrido»
Lluïsa Gené
Gestora cultural

Para la concejal, la decisión no es ningún drama, ya que «la ciudad cuenta con otros equipamientos públicos que ya presentan ofertas de grandes conciertos, como es el caso de la Tarraco Arena Plaça», y añadía que «están anunciados ya Manu Carrasco, Beret o Marea, entre otros». Floria asegura que «a pesar de que nos gustaría tener grandes nombres en el Camp de Mart, esta es una oferta que queda cubierta y que permite que el Ayuntamiento se centre en programar espectáculos de un ámbito más local». Cabe destacar que el Auditori del Camp de Mart seguirá abierto para acoger, por ejemplo, el Festival Internacional de Teatre de Tarragona (FITT).

Más «sensibilidad cultural»
Gestores culturales, programadores y artistas del territorio valoran  negativamente la cancelación del Festival d’Estiu de Tarragona y tienen esperanzas de que la situación cambie. «Es una demostración clara de lo que le importa la cultura a la ciudad. Ni los franquistas se habían atrevido a eliminar este ciclo de conciertos», opinaba ayer el guionista, músico, actor y director de teatro Oriol Grau, quien añadía que «si tenemos que depender de lo público, a partir de ahora tendremos que ir a Reus o a Cambrils a consumir cultura». Grau también criticó la «birria» de presupuesto y la poca previsión.
También opinó el barítono tarraconense Àngel Òdena, quien, para empezar, no comprende cómo la aseguradora o la empresa constructora no se hacen cargo de los desperfectos del Teatre Tarragona. «Esta ciudad es un desbarajuste absoluto en materia de cultura desde hace años, pero últimamente todavía más», aseguraba Òdena, quien añadía que «es una pena que se dejen de programar conciertos o espectáculos en el Camp de Mart. He viajado por todo el mundo y no hay ningún equipamiento parecido. Pero no lo sabemos aprovechar». Òdena tiene la esperanza de que otros políticos tengan «más sensibilidad cultural que los que ahora gobiernan esta ciudad». 

«El hecho de que los equipamientos estén en mal estado o fuera de la normativa evidencia la mala gestión»
Blai Rosés
Gestor cultural

Por su parte, Maria Roig, programadora cultural en Tarragona, aseguraba ayer que «la cancelación del Festival d’Estiu es otra de las confirmaciones de que la cultura va a peor. En lugar de aumentar el número de actos, se reduce». Roig destacaba la problemática que hay en Tarragona con los equipamientos, como es el caso del Teatre Metropol, el Tarragona o el Camp de Mart. La mayoría de ellos o no funcionan o funcionan a medias. 

La Tarraco Arena Plaça seguirá ofreciendo conciertos de gran formato

También habló con el Diari Lluïsa Gené, gestora cultural y profesora de la Escola d’Art i Disseny de la Diputació de Tarragona, quien explicaba ayer que «me he quedado muy sorprendida con el anuncio. Tarragona es capital de provincia y es una lástima que el festival no haya tenido más recorrido», y añadía que «el Camp de Mart es un espacio muy emblemático y se hacían cosas increíbles. Pero poco a poco se ha ido apagando». 

Por último, el gestor cultural Blai Rosés explicaba que «no sé si es bueno o malo que no se celebre el festival, ya que no disponemos de datos, ni de públicos, ni de satisfacción, ni de un histórico del proyecto que permita analizar qué objetivos cumplía». Rosés opinaba que «que los equipamientos estén en mal estado o fuera de la normativa evidencia la mala gestión». El gestor cultural reivindicaba un plan estratégico en las políticas culturales y destacó las iniciativas particulares que tiran adelante, como por ejemplo, Tarraco Viva, Minipop o la Sala Trono. «Echo de menos un instituto o consejo de cultura como modelo de gestión, como hay en Barcelona», acababa Rosés.

Temas

Comentarios

Lea También