Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Tarragona CRÓNICA

El comercio de TGN se viste de gala

La segunda edición de los Premis Fòrum estuvo marcada por el reconocimiento a 38 establecimientos y el adiós de Elvira Ferrando

Núria Riu

Whatsapp
Todos los premiados durante la segunda edición de los Premis Fòrum, ayer en el Palau de Congressos.  FOTO: Pere Ferré

Todos los premiados durante la segunda edición de los Premis Fòrum, ayer en el Palau de Congressos. FOTO: Pere Ferré

El comercio de Tarragona se vestía este miércoles 5 de junio con sus mejores galas para homenajear a 38 establecimientos que por algún u otro motivo merecen un reconocimiento. Fue en el marco de los Premis Fòrum, que se entregaron en el Palau de Congressos, en un evento en la que Tarragona quiso reforzar su estrategia de «capital comercial», premiando a la tradición y a la innovación de un sector que representa el 16% del PIB de Catalunya.

La música de Pretty Woman daba comienzo a una ceremonia en la que en total se entregaron 55 distinciones. Y es que, además de los negocios, también se premió la actividad de las trece asociaciones comerciales de la ciudad así como de entidades como El Far Cooperatiu- Fundació Topromi y la Fundació Estela, de la Xarxa Santa Tecla, que participaron activamente en la última campaña de Navidad.

Fue una noche musical, con Antoher one bites the dust, A kind of magic y Yesterday como entrantes. A continuación, subían al escenario los representantes de los 26 establecimientos que este año cumplen de 25 a más de cien años de servicio en la ciudad. 

Acto seguido, con Get Back, se entregaron las distinciones a las trece asociaciones comerciales por su trabajo de «cohesión» y «dinaminación». Y, ya en el tercer bloque, se hizo entrega de los premios especiales Fòrum de Comerç, que se llevaron la estatuilla del joyero Joan Blázquez. Subieron al escenario comerciantes como Gertrudis Adserà, de la Llibreria Adserà, por su apuesta por el turismo de cruceros, o Úrsula Marín, de Urly Flamenca, distinguida por su escaparate.

Sin lugar a dudas, uno de los aplausos más cálidos se lo llevó Eduard Boada, de Can Boada, que, a pesar de no ser un comercio propiamente dicho, se le rendía un homenaje en reconocimiento a su trayectoria profesional.

La última campaña de Navidad hacía subir al escenario a los Comerciants de la ViaT, con la Associació de Comerciants i Empreses de Tarragona Ponent, la Associació Centre Comercial la Vall de l’Arrabassada, El Far Cooperatiu y la Fundació Estela. Era el reconocimiento a la nueva línea de trabajo impulsada desde la Taula de Comerç y que, según Salvador Minguella, presidente de la ViaT, «nos gustaría seguir en adelante». Un punto de vista que compartía Vicenç Capella, en representación del comercio de Ponent, quien habló de la «voluntad de seguir trabajando para el comercio de Tarragona, ya que éste genera riqueza para todos».

Durante la ceremonia se rompieron los protocolos. En esta ocasión, el alcalde en funciones de la ciudad, Josep Fèlix Ballesteros, ejercía de telonero y dejaba el protagonismo a la concejal de Comerç, Elvira Ferrando, que el próximo día 15 dejará sus funciones después de cuatro años. Ballesteros quiso hacer un «reconocimiento» al trabajo realizado desde esta área. «Ha sido una teniente de alcalde excepcional a la que quiero muchísimo y ha realizado una labor extraordinaria», decía.

Ferrando creó estos premios en el año 2017. Apuntó que la voluntad era la de «enseñar y visualizar lo vivo que está el comercio de la ciudad, poniendo en el escaparate lo mejor y más bonito de la temporada». 

«Hay mucha gente que levanta la persiana desde hace muchos años, que cada día se reinventa, se adapta, sufre y disfruta», seguía la concejal en funciones. Ferrando puso en valor la Taula de Comerç y el inicio de la redacción de un Pla Estratègic Comercial que «ahora falta implementar, pero que nos dice qué queremos ser y cómo conseguirlo». Durante su intervención habló también del «polo dinamizador» del Mercat Central y del Rellotge Carilló. «Haced como las agujas del reloj. No os paréis y conseguiréis el éxito», apuntaba visiblemente emocionada una concejal que se despedía con un «hasta siempre».

Temas

Comentarios

Lea También