Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Tarragona La Generalitat afirma que está cumpliendo el calendario

El concurso de ideas para definir el nuevo Joan XXIII se abrirá este año

El Govern anuncia que aprobará antes del 31 de diciembre el plan funcional del futuro equipamiento sanitario

Octavi Saumell

Whatsapp
El conseller de Salut de la Generalitat de Catalunya, Toni Comín, y el alcalde de Tarragona, Josep Fèlix Ballesteros, en el Ayuntamiento.

El conseller de Salut de la Generalitat de Catalunya, Toni Comín, y el alcalde de Tarragona, Josep Fèlix Ballesteros, en el Ayuntamiento.

Josep Fèlix Ballesteros (PSC) y Toni Comín (Junts pel Sí) rompenr, por fin, el hielo. Después de meses de polémica y de una tensa relación epistolar entre el alcalde y el conseller de Salut, ayer –20 meses después de tomar posesión– el representante del ejecutivo catalán ha visitado por primera vez el Ayuntamiento de Tarragona, donde se ha reunido con representantes del Consistorio y firmó el libro de honor de la administración de la Plaça de la Font. 

Durante el encuentro –en el que también han tomado parte los concejales Javier Villamayor y Ana Santos– ambas partes repasaron las inversiones previstas en la ciudad en materia sanitaria, donde por encima de todo destaca la reforma y reconstrucción del Hospital Joan XXIII, que se espera que sea una realidad en 2020. De hecho, el conseller manifestó que la remodelación del centro tarraconense «es una de las inversiones más relevantes de los próximos años» y expuso que «antes de final de año se aprobará el plan funcional y se abrirá el concurso de ideas», que servirá para definir el futuro equipamiento. Por ello, Comín destacó que el Govern «está cumpliendo el calendario previsto» para que el edificio pueda ser una realidad dentro de tres años, ya que la obra está incluido en el Pla Estratègic 2016-2020. 

Por su parte, Josep Fèlix Ballesteros muestra su satisfacción por el hecho de que «gracias al diálogo y al buen trabajo conjunto se empiezan a ver los primeros frutos para la ciudad» y remarcó que, pese a las discrepancias con el conseller, «se han dado pasos hacia adelante tanto desde el punto de vista político como institucional». 

48,5 millones de euros
La intervención prevista en el Hospital Joan XXIII está considerada como una obra «prioritaria y necesaria a todos los efectos» para el ejecutivo catalán, según detalló ayer el propio Comín en su visita a la ciudad. 

En concreto, la previsión es la de sustituir, ampliar y reformar parte de los edificios existentes, en una actuación que está valorada en 48,5 millones de euros según el plan económico financiero de Infraestructures.Cat. Para este 2017, los presupuestos de la Generalitat de Catalunya destinan una primera partida de 2,6 millones para definir el nuevo Hospital Joan XXIII. Este dinero servirá para realizar el encargo del proyecto correspondiente, con la selección previa del redactor mediante un concurso de ideas, cuyo presupuesto se ha situado en los 80.000 euros.  

Asimismo, las cuentas de la administración liderada por Carles Puigdemont para este año revelan una previsión de 1,7 millones de euros para pagar los honorarios profesionales de la redacción del proyecto constructivo, mientras que otros 800.000 euros se destinarán para los honorarios profesionales de la dirección de obra.  

Temas

Comentarios

Lea También