Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El desvío de camiones de la N-340 a la AP-7 será efectivo a partir de enero

25 municipios de Terres de l'Ebre y Camp de Tarragona del área de influencia de la N-340 han dado luz verde a esta propuesta de la Generalitat para descongestionar la vía y reducir accidentes

Europa Press

Whatsapp
Un camión transita por la N-340, vía por la cual no podrán circular a partir de enero de 2018. FOTO: JOAN REVILLAS

Un camión transita por la N-340, vía por la cual no podrán circular a partir de enero de 2018. FOTO: JOAN REVILLAS

El conseller de Territorio y Sostenibilidad de la Generalitat, Josep Rull, ha anunciado que el desvío de camiones de la N-340 a la AP-7 entre Peñíscola y L'Hospitalet de l'Infant y entre Altafulla y Vilafranca del Penedès será efectivo a partir de enero de 2018. 

Según ha informado la Conselleria este lunes en un comunicado, 25 municipios de Terres de l'Ebre y Camp de Tarragona del área de influencia de la N-340 han dado luz verde a esta propuesta de la Generalitat para descongestionar la vía y reducir accidentes, que previamente ha sido aceptada por el Ministerio de Fomento, órgano competente para implementarla. 

Rull se ha reunido este lunes con los alcaldes de Altafulla, L'Arboç, Bellvei, Calafell, Castellet i la Gornal, Creixell, Cunit, Roda de Berà, Santa Margarida i els Monjos, Torredembarra, el Vendrell, Alcanar, Amposta, Aldea, Camarles, L'Ampolla, Perelló, Tortosa, Cambrils, Vila-seca, Mont-roig, Vandellós, L'Hospitalet de l'Infant, Subirats, Vilafranca del Penedès y L'Ametlla de Mar. 

El conseller de Territori i Sostenibilitat, Josep Rull, se ha reunido con los alcaldes del Camp de Tarragona, les Terres de l'Ebre y el Penedès afectados por la N-340. Foto: ACN

Las medidas incluidas en la propuesta de la Generalitat pretenden descongestionar la N-340, muy saturada especialmente por el paso habitual de camiones, y permitirán desviar unos 4.000 camiones diarios hacia la AP-7 entre Tarragona y L'Hospitalet de l'Infant. 

La propuesta incluye el desvío obligatorio de camiones entre Peñíscola y L'Hospitalet de l'Infant, y entre Altafulla y Vilafranca del Penedès Sur, con una bonificación del peaje para los camiones de paso del 42,5%, mientras que para los que hacen desplazamientos locales será del 50%. 

Además, habrá una bonificación del 100% para los vehículos ligeros que realicen un trayecto de ida y vuelta en 24 horas entre las salidas de Vilafranca Sur y Alcanar. 

Temas

Comentarios

Lea También