Tarragona Universidad

El edificio de la Facultat d'Educació estará rehabilitado en el 2025

Las obras se harán por fases y arrancarán en el 2023. El presupuesto viene del que se había reservado para construir la sede nueva, ahora parada

N.M.

Whatsapp
05 Pie FOTO: 06 FIRMA FOTO

05 Pie FOTO: 06 FIRMA FOTO

El Consell de Govern de la URV aprobó destinar 5,1 millones de euros a la restauración de la actual Facultat de Ciències de l’Educació i Psicologia, en el Campus Sescelades. Es la respuesta a una reivindicación de la comunidad universitaria que se ha dilatado en el tiempo teniendo en cuenta que se trata de un edificio de los años setenta con importantes deficiencias.

Así lo daba a conocer la rectora, Maria José Figueras, quien explicaba que el proceso se hará en tres fases para interrumpir lo menos posible la actividad académica. La licitación de los proyectos comenzará el año que viene y está previsto que las obras se ejecuten entre el 2023 y el 2025.

Presupuesto asegurado

Figueras aseguró que la financiación está garantizada porque se trata de fondos propios con los que ya contaba la universidad para realizar la sede nueva en el Campus Catalunya.

Aquellas obras se paralizaron en 2019 justamente porque no estaban asegurados los 19,3 millones de euros que se necesitaban para terminarla. «A la vista de la situación actual tomamos la mejor decisión», señaló la rectora.

La universidad cuenta con 6.5 millones de euros para la facultad, de los cuales se han gastado 1,4 en el proyecto paralizado del Campus Catalunya y otros 266.202 euros en obras urgentes en el edificio actual como la reforma de los lavabos, pintura y otras mejoras. Así pues, para las obras de reforma hay un presupuesto de 5.134.799 euros.

Además de este presupuesto la universidad presentará un proyecto a los fondos Next Generation para hacer trabajos relacionadas con la eficiencia energética.

Las obras que arrancarán en el año 2023 incluyen la rehabilitación energética de las fachadas y las cubiertas, la renovación de las instalaciones de climatización e iluminación, la adecuación estructural y funcional, la mejora de la red de evacuación de aguas, la adecuación del salón de actos (el más grande de la universidad) y de los laboratorios, y la renovación de la instalación eléctrica.

Previo a las licitaciones se ha realizado un análisis estructural que ha demostrado que el edificio es estable y, con pocas modificaciones, incluso podría crecer en una planta mas, algo que en estas obras no se contempla.

La rectora expresó, no obstante, que la idea es que las obras permitan convertir la actual facultad en un edificio polivalente que pueda tener otros usos en el caso de que, en algún momento, haya presupuesto y se terminen las obras de la sede nueva en el Campus Catalunya.

Temas

Comentarios

Lea También