Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El empresario que se motiva a base de retos

Perfil del candidato de CiU en Tarragona, Albert Abelló
Whatsapp
Albert Abelló, con un barco que situó en el interior de una botella cuando hizo el servicio miitar en Madrid en el año 1980. Foto: Lluís Milián

Albert Abelló, con un barco que situó en el interior de una botella cuando hizo el servicio miitar en Madrid en el año 1980. Foto: Lluís Milián

Albert Abelló Hierro (Tarragona, 1960) reconoce que es una persona que se motiva a base de nuevos retos. Estudió en La Salle de Tarragona hasta los 15 años y, después, fue al Comte de Rius, donde se especializó en maestría industrial. Cuando acabó se fue 18 meses a Madrid para cumplir con el servicio militar.

Desde muy joven siempre tuvo claro que no quería trabajar por cuenta ajena y apostó por el reto de ser empresario. «Soy un hombre feliz sin que nadie me mande», reconoce. Su primer negocio fue adquirir un camión para comprar y vender pescado por las localidades de la costa. Y es que Abelló siempre ha estado vinculado al comercio, ya que su bisabuela ya tenía las paradas de Peixateria Anna en la Plaça Corsini desde la apertura del Mercat Central, en 1915. «Crecí aquí y, de hecho, mis padres se conocieron en la plaza», recuerda. Ahora ha ampliado el abanico y cuenta con el Capità Sardina.

En 1987, con sólo 27 años, afrontó otro reto, cuando puso en marcha su primer establecimiento (Anna Pons), que se dedicó a los congelados. «Fue un éxito, y me permitió abrir hasta 13 establecimientos» recuerda, a la vez que añade que «en octubre de 1990 realizamos el primer servicio a domicilio del Estado». Este negocio duró hasta 2003, cuando lo vendió a La Sirena. Entonces emprendió, junto a su mujer Esther y sus hijos Anna (24) y Albert (27), un viaje de dos meses por Australia. «Nos planteamos un reto para crecer como familia. Recorrimos 2.700 kilómetros en bicicleta. Fue una experiencia que nos unió», detalla.

En 2006 hizo su primer gran salto institucional, cuando pasó a presidir la Cambra de Comerç, corporación a la que perteneció hasta hace tres meses, cuando decidió dar otro paso más y afrontar el gran desafío de intentar ser el alcalde de Tarragona. ¿Será este el reto definitivo?

 

- Preventorio de la Savinosa

- Ahora no es el momento de plantear grandes proyectos. Apostamos por lo que sea factible, útil y sostenible. No debemos tomar una decisión precipitada. Debe descatalogarse y mejorar la accesibilidad, quitar la valla y posibilitar la conexión entre la Arrabassada y la Savinosa. Entonces podrá cederse el espacio a las entidades para que puedan hacer eventos al aire libre.

 

- Antiguo edificio del Banco de España

- Debe convertirse en la gran biblioteca de la ciudad, que abra doce horas al día. Debe ser un espacio del siglo XXI, con fibra óptica y wifi en todo el equipamiento, que contaría con un auditorio, aulas de formación y espacios para la difusión cultural y exposiciones. También debe haber una cafetería.

 

- Jaume I

- Técnicamente y legalmente, es un espacio que sólo puede ser un aparcamiento. La Part Alta tiene una gran necesidad de plazas de estacionamiento, y este equipamiento podría albergar 318 plazas públicas.

 

- Tabacalera

- Impulsaremos la ubicación del Museu Nacional Arqueològic. Convertiremos este emplazamiento en el Museu de la Romanitat y lucharemos por la reapertura del Museu Paleocristià. Si hay espacio suficiente proponemos el traslado de todos los servicios administrativos del ayuntamiento a la Tabacalera.

 

- Façana Marítima

- La ciudad debe decidir si quiere la Façana que se plantea en el POUM o si quiere la estación de tren en la calle del Mar. En el primer caso necesitamos mucho más peso político en Madrid, mientras que la segunda opción posibilitaría la llegada de la alta velocidad a la ciudad.

 

- Mercat Central y política comercial

- El Mercat es el ejemplo de la incapacidad del gobierno para acabar una obra que ya lleva ocho años ejecutándose. Debe acabarse pero, sobre todo, abrir con éxito. Proponemos la Illa Corsini, un proyecto de 110.000 metros cuadrados y 500 comercios que sería un estímulo para el comercio y el turismo, a la vez que mejoraría la calidad de vida de los vecinos. También potenciaremos los barrios.

 

- Urbanismo

- Debe reordenarse el área de Urbanisme y crearemos la gerencia de Urbanisme. Actuaremos en los polígonos industriales y conectaremos todos los barrios mediante el ‘Vial Tarragona’.

 

- Tarragona 2017

- Apostamos por los Juegos, pero queremos que nos expliquen cuándo llegará el dinero y el calendario de ejecución de las obras. Queremos que las instalaciones las gestionen las entidades de la ciudad.

 

- Movilidad

- Queremos que aparcar en superficie y en los parkings soterrados cueste un máximo de tres euros al día. Crearemos la tarjeta TGNPàrquing, para que los ciudadanos tengan la primera hora gratuita. Ampliaremos las plazas para las personas con discapacidades físicas.

 

- Turismo y fiestas

- Tenemos una ciudad turística ‘por casualidad’. Debe potenciarse el turismo. Los visitantes deben venir expresamente a la ciudad, y esto pasa por poner en valor nuestro patrimonio y nuestra cultura. Impulsaremos el proyecto ‘Tarragona 52’ que, conjuntamente con las entidades de la ciudad, queremos que cada semana del año la ciudad tenga un evento que convierta Tarragona en un referente turístico.

Temas

  • Municipals 2015

Comentarios

Lea También