Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El fiscal pide que se expulse a un hombre por traficar con Pokemon falsos en Tarragona

El acusado es un ciudadano chino en situación irregular en España, que tenía un almacén en el polígono Francolí

Àngel Juanpere

Whatsapp
Fueron decomisadas cajas de Pokemon Go. FOTO: DT

Fueron decomisadas cajas de Pokemon Go. FOTO: DT

Un ciudadano chino, en situación irregular en España, podría ser expulsado del país por haber comercializado con muñecos de Pokemon GO falsificados. Así lo solicita la Fiscalía en su escrito de acusación.

En sus conclusiones provisionales, el Ministerio Público acusa al procesado de un delito contra la propiedad intelectual. Por ello, solicita la pena de dos años y tres meses de prisión, además del pago de una multa de 3.240 euros, además de una indemnización a la empresa perjudicada de 9.190 euros.

Pero el fiscal solicita que se sustituya la pena de prisión por su expulsión del país, al que no podrá volver en el plazo de cinco años y que se archive todo procedimiento administrativo que tenga por objeto la autorización para trabajar o residir en España.

Y además, en caso de ser condenado, deberá ser detenido inmediatamente en tanto en cuanto se ejecutan los trámites de expulsión, antes de treinta días.

Sobre las 16.30 horas del 12 de junio de 2017, durante una inspección, los agentes accedieron a su almacén, situado en el polígono industrial Francolí.

En dicha nave habían bienes y artículos que reproducían elementos y signos originales de la marca Pokemon, a pesar de que el procesado conocía "que la misma estaba debidamente registrada conforme a la legislación de marcas y que no tenía su consentimiento para dicha actividad".

En la planta superior de su almacén mayorista guardaba 230 cajas de juguetes Pokemon Go. Estaban compuestas cada una por tres muñecos y una Dragon Ball, que reproducían elementos y signos identificativos originales de la marca Pokemon.

Dichos artículos habrían reportado al acusado, en caso de venta, un beneficio ilícito medio aproximado de 9,99 euros cada uno, haciendo un total de 9.190 euros si los hubiera vendido al público y 4.682 en el caso de al por mayor.

Temas

Comentarios

Lea También