Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Tarragona #seriesenvena

El futuro no parece que vaya a ser muy agradable

‘La valla’. Atresplayer Premium ha estrenado este drama que plantea una distopía, temática poco o nada frecuente en nuestro país

Yolanda Fernández

Whatsapp
Ángela Molina, Oliva Molina, Unax Ugalde y Laura Quirós protagonizan 'La valla'. Foto: Atresmedia

Ángela Molina, Oliva Molina, Unax Ugalde y Laura Quirós protagonizan 'La valla'. Foto: Atresmedia

España, año 2045. El mundo acaba de sufrir la III Guerra Mundial. La economía se ha hundido y los recursos del planeta se han visto seriamente comprometidos. Los suministros imprescindibles como el agua, el gas y la energía eléctrica tienen que ser drásticamente racionados. La nación es un caos y la capital se ha vuelto peligrosa. Un matrimonio con dos hijas gemelas, Julia y Sara (Olivia Molina), intenta huir de la ciudad, pero el padre es detenido.

25 años después
Han pasado los años y el país, que ahora se llama Nueva España, cae bajo un régimen totalitario y sádico. La vida en el campo se hace imposible y Madrid se divide en dos regiones cerradas: el Sector 1, donde están el gobierno y los privilegiados, y el Sector 2, donde malviven el resto de ciudadanos. Para poder pasar de un sector a otro hay que cruzar una valla y se necesita un salvoconducto reglamentario que no es fácil de conseguir.

La población enferma a consecuencia de un extraño virus mortal del que todavía no existe la cura. Para encontrarla se lleva a cabo una investigación secreta que utiliza a niños para sus pruebas.

Madrid no es ni la sombra de lo que fue. Foto: Atresmedia

Madrid se ha vuelto un lugar inhóspito, donde todo el mundo intenta sobrevivir, sobre todo en el Sector 2. Entre los ciudadanos hay personas partidarias del régimen, se les conoce como delatores, una maravilla de gente que no dudan en denunciar cualquier actividad que consideren que sus vecinos hagan en contra del gobierno. Todo este panorama es el que nos muestra la nueva serie de Atresplayer Premium La valla

Género no muy habitual
En España las series de corte distópico son un género menor, la ciencia ficción no abunda y es de agradecer que alguien se atreva a llevar a cabo una serie como La valla.
Está protagonizada por Olivia Molina, que interpreta a las gemelas Julia y Sara, Unax Ugalde,  que interpreta a Hugo, marido de Sara y padre de Marta, papel que interpreta la niña Laura Quirós. También forma parte del reparto Ángela Molina, en el personaje de Emilia, la madre de Julia y Sara.

El creador de La valla es el prolífico productor Daniel Écija, responsable, entre otras producciones, de la exitosa Estoy vivo. Y algo se nota, en el tratamiento de la imagen y la fotografía, pero poco más.

La vida en Nueva España no es nada fácil. Foto: Atresmedia

La valla intenta mostrarnos un mundo apocalíptico y cruel y se queda en eso, en un intento. De momento lleva emitidos cinco episodios de los trece que formarán esta temporada y todavía le quedan muchos puntos por aclarar, algunos de los cuales, a las alturas de la serie en la que nos encontramos ya deberían, si no haberse aclarado, al menos mostrar por dónde van a ir los tiros.

¿Qué significa distopía? Una distopía o antiutopía es una sociedad ficticia indeseable en sí misma. Suele ser sinónimo de «mal lugar» y es un antónimo de utopía. Las distopías a menudo se caracterizan por la deshumanización, los gobiernos tiránicos, los desastres ambientales u otras características asociadas con un declive cataclísmico en la sociedad.

Se ha pretendido crear una serie con tintes políticos, pero parece más un dramón familiar que otra cosa. Este concepto ya me parecería bien si las interpretaciones fueran un poco más potentes. Salvando a la veterana Ángela Molina, que todo lo que toca lo hace con total solvencia, nos queda poco más que valorar. No sé yo si Olivia Molina, si no fuera ‘hija de’, tendría el papel protagonista que tiene. De Unax Ugalde ya ni hablamos y de la niña...

El guion desaprovecha temáticas que a priori parecen potentes y se quedan, de momento, en simples pinceladas. ¿De dónde surgió el virus mortal que afecta a gran parte de la población? ¿Cuál ha sido la relación que tuvieron en el pasado Emilia y Luis (Abel Folk), el actual ministro de Sanidad? ¿Qué significado tienen los amuletos que al principio del primer capítulo regala el padre a las gemelas? ¿Qué tienen en la nuca? 

Ángela Molina interpreta a Emilia, una abnegada madre. Foto: Atresmedia

Evidentemente faltan capítulos por emitir y todas estas preguntas deberían ser respondidas en los restantes, pero si necesitas cinco capítulos para intentar que te enganche y todavía no has averiguado nada de todo esto, creo que es pedir demasiado al espectador y más si, de momento, la emisión es de pago. En un futuro próximo La valla se emitirá en abierto por Antena 3.

Es esta una serie con poco ritmo, las situaciones por momentos entran en bucle, y aunque los decorados dan el pego, se hace un poco claustrofóbica cuando toda la acción va sucediendo, capítulo tras capítulo, en los mismos escenarios y la trama avanza a paso de tortuga.

Mientras vemos La valla, es inevitable que nos recuerde en algunos momentos a otras series de este tipo como puede ser, salvando las distancias, que son muchas,  El cuento de la criada. Personalmente, en cuanto vi a los niños que utilizan para los experimentos vistiendo una capa con capucha blanca, me vino a la cabeza la roja de las criadas de Gilead. Originales, originales no lo han sido mucho.

Los niños con sus capas blancas. Foto: Atresmedia

En definitiva, La valla es una serie con muchísimo potencial que de momento no ha sido explotado. Mimbres para ser una buena serie los tiene, espero que sea cuestión de tiempo y que poco a poco vaya a más.

Conste que no es una mala propuesta, pero esperaba mucho más de ella. Igual me sorprenden y en los capítulos restantes la trama se vuelve trepidante, pero no sé yo... Esperaré con ansia el próximo domingo para verla de nuevo y confiar en que me convenzan.

Temas

Comentarios

Lea También