Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El juicio a Ramon Franch por estafa, la última semana de este mes

La Audiencia Provincial ha habilitado los días 25 y 26 para juzgarlo. El fiscal pide seis años de prisión y dos millones de indemnización

Àngel Juanpere

Whatsapp
Franch, el día del juicio por homicidio en la Audiencia Provincial.  FOTO: acn

Franch, el día del juicio por homicidio en la Audiencia Provincial. FOTO: acn

La Sección Cuarta de la Audiencia Provincial de Tarragona juzgará, a finales de mes, a Ramon Franch, el hombre acusado de estafar a la vecina de Els Pallaresos Carmen Gallart. Cabe recordar que el sospechoso ya fue condenado a 15 años de prisión por haber matado a dicha mujer, precisamente por la deuda que tenía con ella. Por este delito está en la cárcel.

El hecho de que la defensa –el imputado ha cambiado varias veces de abogado– haya introducido nuevos testimonios ha hecho que la Audiencia haya habilitado finalmente los días 25 y 26 de junio para el juicio. La primera jornada estará dedicada a las cuestiones previas y al interrogatorio al acusado, mientras que el día siguiente será el turno de los testigos y los peritos, para finalmente concluir la sesión con los alegatos. 
La Fiscalía, en su escrito de acusación, sostiene que el acusado, en su condición de agente de la propiedad inmobiliaria, hizo creer a la denunciante que había vendido una finca de su propiedad ubicada en las Escales del Miracle de Tarragona por un importe de 1.067.000 euros. El contrato privado se redactó con fecha 3 de marzo de 2006.

Falso comprador

Franch habría preparado el contrato en el que constaba la firma de un falso comprador para que, al mismo tiempo, la perjudicada comprase otra vivienda situada en Sant Pere i Sant Pau. El contrato de compra de este segunda vivienda se materializó el 8 de marzo de 2006 «por importe formal de 650.000 euros y real de 900.000 euros». Franch, que gestionó la operación, se embolsó una comisión de 45.000 euros.
Para obtener la segunda vivienda, la mujer concertó un préstamo hipotecario con una entidad. La Fiscalía argumenta que el acusado lo gestionó, aunque Gallart no pudo satisfacer el préstamo, dado que la finca de Tarragona no se llegó a vender.

Asimismo, Gallart concertó otro préstamo hipotecario el 12 de septiembre de 2006 en una entidad financiera de Tarragona por un millón de euros sobre las fincas de su propiedad: la de las Escales de Miracle, por valor de 566.000 euros, y otra situada en la urbanización Pedrol, a Sant Pere i Sant Pau, por valor de 434.000 euros. El 28 de septiembre de ese mismo año, y ante la imposibilidad de asumir la hipoteca, la mujer hizo una dación en pago de la finca de Sant Pere i Sant Pau en la entidad bancaria por 933.617 euros.

Con el objetivo de poder pagar los intereses de la anterior hipoteca, el 27 de marzo de 2008 la mujer concertó un préstamo hipotecario con otra entidad bancaria por un importe de 60.000 euros. En este caso, sobre otra finca que tenía en propiedad en L’Ametlla de Mar. El 16 de julio de 2010 se procedió a la venta con subrogación de hipoteca de la mencionada finca, para hacer frente a la deuda contraída.

Las pérdidas

El 30 de diciembre de 2010, la perjudicada terminó vendiendo la finca de las Escales de Miracle por un importe de 350.000 euros. «Como consecuencia del engaño, la víctima perdió tres fincas: la adquirida a Sant Pere i Sant Pau, la que creía haber vendido en las Escales de Miracle y la situada en L’Ametlla de Mar», concluye la Fiscalía.

El Ministerio Público afirma que el empresario inmobiliario incurrió en un delito de estafa agravada, en concurso con un delito de falsedad en documento privado, por los que solicita una pena de seis años de cárcel y su inhabilitación especial para el ejercicio de la profesión de API durante el tiempo de condena, además de una multa de 2.700 euros.

En concepto de responsabilidad civil, la Fiscalía de Tarragona pide que el acusado indemnice a la víctima con la cantidad que determine la sentencia por el perjuicio sufrido más el interés legal correspondiente, un importe que se situaría sobre los dos millones de euros.

Temas

Comentarios

Lea También