El misterio de los andamios eternos de Tarragona

Conflicto. Las obras de rehabilitación de la fachada y de los balcones empezaron hace un año. Tenían que durar unos tres meses, pero los trabajos han quedado paralizados

CARLA POMEROL

Whatsapp
El problema afecta a seis escaleras de la misma manzana. FOTO: Pere Ferré

El problema afecta a seis escaleras de la misma manzana. FOTO: Pere Ferré

«Vivimos en una jaula, como si fuéramos perros», dice el presidente de la comunidad de vecinos de una de las escaleras afectadas por unos andamios ubicados en la Plaça de la Generalitat de Tarragona, cerca del Corte Inglés. La historia se remonta a noviembre del año pasado, cuando empezaron las obras de rehabilitación de la fachada y de los balcones de seis escaleras de la misma manzana. La empresa constructora empezó por dos de ellas, instalando los andamios. En un principio, los trabajos tenían que durar unos tres meses. Un año después, la estructura de hierro sigue en el mismo sitio, y la única diferencia es que los vecinos se han quedado sin balcón.

La paralización de estas obras ha cambiado la vida a los vecinos. Los balcones se han quedado sin las barandillas y solo hay el suelo, con lo que les es imposible acceder al exterior sin riesgo a caerse. «No podemos salir al balcón, ni tender la ropa, ni tomar el aire», explica una vecina, quien añade que «cuando vienen a visitarme mis nietos, tenemos que colocar un mueble delante de la salida del balcón para evitar que salgan. Un día habrá una desgracia». Los vecinos explican su testimonio pero prefieren mantenerse en el anonimato.

Cada uno de los actores protagonistas de esta historia tiene versiones diferentes del porqué de la paralización de las obras. Los trabajos de reparación de la fachada y de los balcones empezaron en noviembre del año pasado. «Desde el primer día hemos visto pocos operarios en el lugar», dice otro vecino. En un principio, los trabajos tenían que durar unos tres meses y la dirección de la obra pidió a los vecinos que no salieran al balcón mientras que durasen.

Según fuentes del administrador de fincas, «los vecinos no hicieron caso a las directrices de los responsables y siguieron saliendo al exterior, lo que comportó que el director de la obra decidiera dimitir». Las fincas añaden: «si no hay director de obra, los trabajos no pueden continuar», explican. Ahora, el administrador se encuentra en pleno proceso de búsqueda de un nuevo arquitecto que quiera asumir la dirección técnica de las obras.

La empresa constructora llegó a colocar rejas para que los vecinos no salieran. «Algunos, incluso, han optado por arrancarlas para poder salir al balcón», añaden desde las fincas.

Y ahora sin red

Los vecinos denuncian que nadie les ha explicado el motivo real de la paralización de las obras y desmienten rotundamente el argumento del administrador de fincas. «Nos han robado la libertad y encima dicen que la culpa es nuestra. Si el director de la obra ha dimitido, lo que tienen que hacer es buscar a otro. Que ya llevamos así un año y nosotros pagamos religiosamente la derrama», dice una vecina, quien añade que «al principio no salíamos. Sí que es verdad que, a los diez meses de parón, algunos vamos al balcón a tender la ropa, jugándonos la vida».

La situación ha empeorado en la última semana, cuando la empresa constructora acudió al lugar para retirar la red que protegía el andamio. «La quitaron por un tema de seguridad. Hacía mucho tiempo que estaba puesta», dicen desde el administrador de fincas. Nadie la ha repuesto.

Menos ventas

Los vecinos no son los únicos perjudicados en todo este asunto. Los comercios que hay en los locales de la planta baja –desde una farmacia, una frutería y una barbería, entre otros–, aseguran que las ventas se han reducido un 30% desde que está puesto el andamio. Algunos, incluso, están pensando en cerrar el negocio e irse a otro punto de la ciudad.

Por su parte, el Diari se ha puesto en contacto con la empresa constructora y esta asegura que, por el momento, no puede dar ningún tipo de información «por evitar incumplir con el contrato firmado».

Temas

Comentarios

Lea También