Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Tarragona EL VORAVIU

El necesario debate sobre los ‘bous’

La asociación Tots Som Poble de Amposta quiere abrir la reflexión colectiva sobre el sufrimiento animal en esta tradición

 

Diari de Tarragona

Whatsapp
La asociación Tots son Poble quiere evitar las fiestas con 'bous'. JOAN REVILLAS

La asociación Tots son Poble quiere evitar las fiestas con 'bous'. JOAN REVILLAS

El colectivo que nació el mes de octubre pasado en Amposta con el nombre de Tots Som Poble para expresar su desacuerdo con los espectáculos de bous, se ha constituido en una asociación oficial «con la voluntad de generar debate» y de «concienciar del sufrimiento de los animales en este tipo de espectáculos, especialmente con los bous capllaçats y embolats». Numerosas poblaciones de les Terres de l’Ebre conservan la tradición festiva de los bous. La protección de esta tradición está reconocida en la ley que prohibe los festejos taurinos en Catalunya. Los propios impulsores de la asociación Tots Som Poble reconocen este arraigo festivo en el Ebre y asumen la dificultad que conlleva remar en contra de una actividad tradicional sumamente arraigada. Sin embargo, consideran que son muchas las personas que no comparten la celebración de este tipo de festejos, pero no se atreven a manifestarlo públicamente para evitarse problemas con sus familiares y vecinos. De entrada es interesante el objetivo inicial de Tots Som Poble de promover «el diálogo» en torno a las fiestas con bous. La mentalidad social en Catalunya avanza claramente hacia una protección de los animales. Es evidente que la afición taurina estaba muy extendida por la mayoría del territorio catalán años atrás, pero esta afición se ha ido diluyendo por un cambio de mentalidad social y por una adaptación de las leyes a esta nueva manera de pensar y de interpretar el trato que se debe dispensar a los animales. 
Desde el sosiego y el diálogo que propugnan los miembros de la entidad que preside Marisa Lajunta, será interesante y positivo que se abra en el Ebre un debate sobre el futuro de este tipo de actividades lúdicas, sobre todo por lo que respecta a los bous capllaçats y embolats. Apelar a la tradición como argumento de aval no siempre es razonable. Las tradiciones evolucionan con los tiempos y es evidente que hay costumbres y usos que son susceptibles de cambiar. Estará bien que, sin prisas ni tensiones, se abra el debate en el Ebre.

Temas

Comentarios

Lea También