Más de Tarragona

El pequeño comercio y los autónomos de Tarragona claman contra la nuevas tarifas de la luz

Recuerdan que el tramo más caro coincide con su máxima actividad laboral y echan en cara al Gobierno que esta tarificación se haya puesto en marcha en plena crisis postcovid

Joan Morales / EFE

Whatsapp
Las carnicerías, como es el caso de Borrull de Reus, son grandes consumidoras de electricidad por las cámaras frigoríficas. FOTO: Alba Mariné

Las carnicerías, como es el caso de Borrull de Reus, son grandes consumidoras de electricidad por las cámaras frigoríficas. FOTO: Alba Mariné

El pequeño comercio y los autónomos han puesto el grito en el cielo ante la nueva factura de la luz que entró en vigor el pasado 1 de junio y que contempla diferentes precios según los tres tramos en los que se divide el día: punta, llano y valle. Se sienten muy perjudicados, teniendo en cuenta que las horas en las que la electricidad es más cara es cuando su actividad laboral es más intensa (de 10 a 14 y de 18 a 22 horas).

Carles Borrull, propietario de la carnicería Borrull de Reus, se lamenta de que «cuando el precio de la luz es más caro es cuando nosotros estamos trabajando y tenemos las tiendas abiertas. Necesitamos entrar constantemente en las cámaras y cuando las abres el frío cae y se va la temperatura. Por la noche, al no abrirse, se paran, pero precisamente es cuando la luz es más barata».

Eso sin contar los aires acondicionados, las básculas, los datáfonos, etc. «Da miedo pensar cuánto nos subirá el recibo de la luz, porque las ventas no son gran cosa. Como sector pedimos una excepción en las franjas horarias. Vivimos del frío y necesitamos la electricidad», añade Borrull, quien también se acuerda de «la hostelería y la restauración, que han pasado un año malísimo por la pandemia y ahora se encuentran con esta subida del precio de la luz».

"Nos sentimos muy perjudicados. Es un abuso que suban la luz en un momento tan delicado"

Abuso

Desde la Unió de Botiguers de Reus son muy contundentes a la hora de criticar esta nueva tarificación eléctrica aprobada hace pocos días. Su presidenta, Meritxell Barberà, apunta que «los comerciantes nos sentimos muy perjudicados. Es un abuso que se suba el precio de la luz en un momento tan delicado como éste. Esta subida representa un gasto más añadido en un momento en el que las ventas han bajado y tenemos pérdidas. No hay que olvidar que la luz es una necesidad y no un producto de lujo».

El cabreo es generalizado y el presidente de Pimec Tarragona, Florenci Nieto, se lamenta de que «no hacen nada más que ponernos palos en las ruedas ante una situación crítica como la que estamos pasando. Esta medida a quien más afecta es a las micro y pequeñas empresas». 

Nieto pone el ejemplo de «los pasteleros, carniceros o charcuteros, que tienen que trabajar con neveras y máquinas de frío y congelación, precisamente en las horas en que es más cara la luz» y concluye que «somos el país donde más cara se paga la luz de toda Europa y esto afecta directamente a nuestro tejido productivo. El gasto en energía es una parte que encarece mucho nuestros productos, siendo los empresarios más pequeños los más perjudicados de esta situación».

Ana Martos regenta una peluquería en Reus y también se siente perjudicada por la nueva tarificación de la luz. En un negocio como el suyo se acumulan los aparatos que durante todo el día están conectados a la corriente eléctrica. «Tenemos tres secadores siempre encendidos, las luces, el termo, la cera facial, etc. Un montón de cosas que necesitan electricidad», explica Ana, quien se pregunta «a ver qué factura me llega el mes que viene».

"Cuando el precio de la luz es más caro es cuando nosotros estamos trabajando"

Esta peluquera de Reus coincide con los comerciantes y autónomos consultados por esta redacción en que éste no era el mejor momento para aplicar estas nuevas tarifas eléctricas. «Hemos pasado unos meses complicados y ahora nos encontramos en un momento en el que nos vemos obligados a trabajar más para recuperar el año que hemos perdido. Intentamos hacer más, pero estar más tiempo con el negocio abierto implica más luz y, por tanto, más gasto. La verdad es que es una situación bastante desesperante», se lamenta Ana Martos.

El junio más caro de la historia

El precio medio de la electricidad en el mercado mayorista en la primera quincena de junio ha alcanzado los 81,50 euros/megavatio hora (MWh), su valor mas alto en un mes de junio desde que hay registros, según el grupo de consultoría y asesoría energética ASE. El pasado 1 de junio entraba en vigor la nueva estructura tarifaria que contempla diferentes precios según los tres tramos (punta, llano y valle).

Ayer mismo, el ministro de Consumo del Gobierno español, Alberto Garzón, anunciaba que el Ejecutivo está estudiando una reducción del IVA sobre la electricidad, para bajarlo del 21 al 10%. Pero Facua-Consumidores en Acción ya ha advertido de que la carestía de la luz no se resuelve eliminando impuestos que pagan las eléctricas y repercuten a los consumidores, sino que el Gobierno debe diseñar un plan que incida sobre los beneficios que generan las empresas.

"Durante todo el día tengo varios aparatos conectados. A ver qué factura me llega el mes que viene"

El secretario general de la asociación de consumidores, Rubén Sánchez, ha insistido en que la carestía de la luz se resuelve recortando los beneficios de las eléctricas, que han ganado cerca de 2.000 millones de euros netos en el primer trimestre, poniendo límites a lo que califica de infladísimos precios que aplican. 

A su juicio, es necesario tomar otras medidas y, si se toca un impuesto, debe ser el IVA, a la baja, pero tiene que ir acompañado de impuestos directos más elevados a las rentas más altas y a las empresas que tienen beneficios mayores.

La factura de la luz del mes de junio será la segunda más cara de la historia, con una media de 88,11 euros tras incrementarse en casi 28 euros por la subida de un 74 % del precio del kilovatio hora y por el nuevo sistema de tarificación eléctrica, según la asociación de consumidores Facua.

Según el análisis de esta organización de la evolución de la tarifa semirregulada (PVPC), si se extrapolan a un mes completo los precios aplicados del 1 al 15 de junio, ya con el nuevo sistema de tarificación por tramos horarios, el recibo del usuario medio tendría una subida interanual de 27,53 euros y se situaría en 88,11 euros (impuestos incluidos). 

Sería la segunda factura más cara de toda la historia, solo por detrás de los 88,66 euros del primer trimestre de 2012, según Facua.

"Somos el país con la luz más cara de toda Europa y esto afecta directamente a nuestro tejido productivo"

Casi un 50% más caro

El incremento en el precio de la luz de estos quince días que llevamos del mes de junio representa para el usuario medio un 45,4% más con respecto a junio de 2020, cuando el recibo mensual se situó en 60,58 euros. La factura del usuario medio del pasado mayo fue de 82,13 euros.

El usuario medio consultado por Facua tiene una potencia contratada de 4,4 kW y un consumo de 366 kWh mensuales y en los tres tramos horarios del nuevo sistema de facturación ha tomado como referencia el actual perfil de usuario medio sin discriminación horaria publicado por la CNMC, que consume el 45% de la electricidad en el horario valle, el 29% en el horario punta y el 26% en el horario llano.

Temas

Comentarios

Lea También