Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El principal asesor de Ballesteros también será gerente de TGN Ràdio

El gobierno defiende la ´profesionalidad´ del cargo de confianza. La oposición teme por la ´independencia´ de la emisora municipal

Octavi Saumell

Whatsapp
Imagen de un momento del pleno de ayer, que duró cuatro horas y media pero que se reanudará el próximo jueves por la tarde. Foto: Pere Ferré

Imagen de un momento del pleno de ayer, que duró cuatro horas y media pero que se reanudará el próximo jueves por la tarde. Foto: Pere Ferré

El voto de calidad del alcalde Josep Fèlix Ballesteros (PSC) permitió ayer que se aprobara que su jefe de gabinete –Josep Maria Bonet– pueda compatibilizar su actual trabajo como principal asesor del máximo representante municipal con el de gerente de la Empresa Municipal de Mitjans de Comunicació. La decisión contó con el OK del tripartito del gobierno municipal (PSC, PP y Unió Democràtica), mientras que la oposición en bloque (Ciutadans, ERC, CDC, CUP e ICV) votó en contra, al temer por la «independencia» de Tarragona Ràdio. Esto provocó un empate a trece votos –faltaba un edil del ejecutivo–, por lo que este punto del orden del día sólo pudo tirar hacia adelante gracias al apoyo de Ballesteros.

Bonet, que es afiliado al PSC desde 1993, ha ejercido como gerente de Tarragona Ràdio desde el mes de junio de 2007. Desarrolló esta única responsabilidad hasta el pasado mes de octubre, cuando asumió el cargo de jefe de gabinete del alcalde tras la renuncia de Gustavo Cuadrado. Desde entonces ha compatibilizado ambas responsabilidades, pero ahora ha solicitado poder ejercer oficialmente ambas tareas. Por ello, en el acuerdo que se votó ayer se especifica que Bonet ejercerá la gerencia de Tarragona Ràdio «fuera del horario de trabajo que tiene asignado en el Consistorio», así como que su retribución será «la del régimen de jornada ordinaria aumentada en un 30%». El sueldo de jefe de gabinete de alcaldía es de 57.000 euros anuales, por lo que con los dos cargos su retribución será de unos 70.000 euros anuales.

‘Nos ahorramos un 70%’

El alcalde de Tarragona, Josep Fèlix Ballesteros (PSC), aseguró tener la «conciencia muy tranquila» con esta compatibilidad de cargos y retó a los partidos que no están en el gobierno a «plantear sus dudas sobre la imparcialidad de la emisora en el consejo de administración de la empresa». El líder socialista reconoció «no hacer ningún favor» a su principal asesor, ya que «estaría más tranquilo si no hubiera aceptado el cargo que yo mismo le propuse». Pese a ello, se mostró agradecido a Bonet «por su voluntad de servicio público» y recordó que «cuando entramos en el gobierno la empresa de Mitjans perdía más de un millón de euros al año y ahora esto se ha reducido a 400.000 ó 500.000». Asimismo, el alcalde remarcó que, con la compatibilidad que ejercerá Bonet, «nos ahorraremos el 70% de un sueldo, que no es poco...».

El portavoz del PP y primer teniente de alcalde, Alejandro Fernández (PP), criticó a la oposición por ejercer como el «perro del hortelano», ya que «nos critica cuando creamos asesores y también lo hace cuando los eliminamos». El líder del partido conservador remarcó que «cuando estaba en la oposición tuvimos épocas en las que las discusiones eran constantes con los socialistas, pero nunca recibimos ninguna queja de la profesionalidad de Bonet en Tarragona Ràdio». En este sentido, Fernández añadió que, «aparte de asegurar la neutralidad, con él garantizamos un ahorro para las arcas municipales».

‘¿Y la imparcialidad?’

Especialmente críticos se mostraron ayer los cinco partidos de la oposición. Rubén Viñuales (C’s) calificó como de «triste» la situación generada, ya que «la mano derecha del alcalde no puede ser el gerente de la radio pública de la ciudad». A juicio del portavoz de la formación naranja, la compatibilidad de cargos «genera dudas acerca de la imparcialidad y la independencia de la radio», y se preguntó si «es necesario que haya un gerente».

En la misma línea se expresó Pau Ricomà (ERC), quien aseguró que las críticas «no son por la persona en concreto, sino por el hecho de compatibilizar dos cargos de enorme responsabilidad». El edil independentista considera que el alcalde Ballesteros «ha puesto a Bonet en una situación que no se merece, en medio del debate mediático», por lo que «debería retirarle alguna de las tareas, ya que genera muchas dudas que pueda administrar algunas de las situaciones complejas que deberá afrontar».

Albert Abelló (CDC) calificó al jefe de gabinete como «un buen profesional» que «puede hacer bien los dos trabajos, pero no a la vez», ya que esto «ni es ético ni estético». El edil soberanista recordó que la empresa de Mitjans de Comunicació «tiene unas importantes pérdidas», por lo que «no es necesario tener un gerente a tiempo parcial, sino una persona que se dedique a mejorar la situación en cuerpo y alma».

Jordi Martí (CUP) aseguró que el hecho de que el principal asesor de Josep Fèlix Ballesteros sea el gerente de Tarragona Ràdio «no tiene ninguna utilidad pública», a la vez que lamentó que «el gobierno nos haya engañado porque se nos dijo que su principal ocupación sería la de gerente, cuando hoy (ayer para el lector) se pone de relieve de que esto no será así». Asimismo, el representante del partido anticapitalista remarcó que «pese a que hemos solicitado su retribución económica, no se nos ha querido informar de ello».

Arga Sentís (ICV) teme que la nueva situación perjudique la transparencia de la emisora municipal, por lo que aseguró que llevará el caso de la compatibilidad del jefe de gabinete al consejo de administración. «Los medios públicos son necesarios, y debe evitarse que estén al servicio del gobierno o del alcalde de turno. No es una garantía que su gerente sea una de las personas de máxima confianza para Ballesteros», criticó la concejal ecosocialista.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También