El ocio nocturno de Tarragona pierde 3.000 millones y peligran 40.000 puestos de trabajo

Los empresarios reprochan a las administraciones que, con el cierre de sus locales, los contagios de covid-19 no han disminuido, sino que se han disparado por los 'botellones' y fiestas ilegales

Diari de Tarragona

Whatsapp
Imagen del podium de la discoteca Totem, de Tarragona, clausurado. ACN

Imagen del podium de la discoteca Totem, de Tarragona, clausurado. ACN

Los empresarios del ocio nocturno de la demarcación de Tarragona se han agrupado en una nueva asociación para defender los intereses del sector. Alertan que, de las 6.000 empresas de restauración y ocio nocturno del territorio, a finales de año la mitad estarán abocadas a un concurso de acreedores y que se pueden perder hasta 40.000 puestos de trabajo.

Además,  reprochan a las administraciones que, con el cierre de los locales de ocio nocturno, los contagios de covid-19 no han disminuido, sino que se han disparado por los 'botellones' y fiestas ilegales, e insisten que reabrir los locales es más "seguro" y "controlado". También reclaman un plan sectorial con urgencia. “No somos el problema, somos parte de la solución”, manifiestan los portavoces de la nueva asociación.

El presidente y vicepresidente de la nueva Asociación Provincial de Restauración y Ocio Nocturno de Tarragona, Eduardo Abenojar y Jesús López, conversando con Joaquim Boadas, de la FECASARM.

El presidente de la nueva patronal provincial, Eduardo Abenójar ha hecho un llamamiento a las diferentes administraciones exponiendo "en la provincia de Tarragona más de 60.000 personas dependen de las empresas de restauración y del ocio nocturno y este año ya llevan una bajada de ingresos de 3.000 millones de euros. Por lo tanto, si no hay ayudas eficientes y urgentes más de 3.000 empresas de estos sectores de la provincia irán a concurso de acreedores y más de 40.000 puestos de trabajo se destruirán".

Por su parte, Jesús López, vicepresidente de la nueva entidad ha detallado qué ayudas necesita el sector para sobrevivir y en este sentido ha destacado que los locales de ocio nocturno tienen que poder reabrir y los locales de restauración tienen que recuperar su horario normal de funcionamiento, como mínimo los fines de semana y las vigilias de festivos pues tal y como ha defendido el dirigente patronal durante la rueda de prensa "nuestros locales su espacios mucho más seguros que los botellones y las fiestas ilegales donde no hay control de aforo ni distancia de seguridad, ni mascarilla y allí la gente incluso bebe de la misma botella". 

Temas

Comentarios

Lea También