Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Tarragona

El trastero museo

Rafel Vidal, un tarraconense de toda la vida, atesora en el garaje de su casa una impresionante colección de objetos relacionados con TGN | |

Xavier Fernández

Whatsapp
Rafel Vidal, en el trastero que tiene junto a su plaza de párking. Entre otras muchas cosas guarda un centenar de botellas de Chartreuse. Foto: P. Ferré

Rafel Vidal, en el trastero que tiene junto a su plaza de párking. Entre otras muchas cosas guarda un centenar de botellas de Chartreuse. Foto: P. Ferré

Rafel Vidal Ragazzon es historia viva de Tarragona. Es uno de esos sabios que aman a su ciudad. En el caso de Rafel, no sólo de palabra, sino también con hechos, porque comparte esa pasión con el mundo entero.

Es el administrador de la página de facebook ‘Tarragona antiga’, en la que hay colgadas casi 16.000 fotografías de múltiples aspectos de la historia y el urbanismo de la ciudad. Las han insertado cerca de 700 personas que colaboran en la página. Vidal se lleva la palma, pues ha subido más de 5.600 imágenes.

El Diari comenzará la próxima semana una serie de reportajes con las mejores de esas imágenes, acompañadas por breves textos que servirán para desmenuzar su historia. Las tres fotos de la parte inferior de esta página son una pequeña muestra.


La ciudad, al detalle
Desde las fiestas del centenario de la Rambla, en 1954, a las visitas de múltiples autoridades a la ciudad, pasando por los concursos de mestres romescaires, el folclore o los actos de todo tipo, Diari de Tarragona irá publicando las imágenes cada semana o quince días... Sin olvidar todos y cada uno de los rincones de Tarragona: las Ramblas, los cines ya desaparecidos, las murallas, la Plaça de la Font, las playas, la estación, el Serrallo, la Part Alta, el Port, la Catedral, la Plaça Imperial Tarraco, el antiguo Club Nàutic, los cuarteles derruidos, el Passeig de Sant Antoni, la Universitat Laboral, la fábrica de Tabacalera en pleno esplendor, la plaza de toros cuando aún era una plaza de toros, la Ciutat Residencial...

En la página de facebook se pueden consultar 141 álbumes diferentes, cuidadosamente clasificados por Rafel Vidal. La idea nació en 2009, cuando un amigo de su hijo le propuso subir a un grupo de facebook dedicado a fotografías de Tarragona las imágenes antiguas que Vidal conserva ordenadamente archivadas en su despacho.

Tiempo después,su amigo Ram Giner y él mismo decidieron ‘escindirse’ de ese grupo de facebook y crear uno específico para imágenes antiguas. Todo fue bien hasta 2012, cuando descubrieron que la página de facebook que gestionaban no soportaba más de 5.000 fotos. Vidal tuvo que crear una nueva página y migrar una a una esas 5.000 imágenes. Fue un trabajo de chinos en que contó con la colaboración de Carles Micó y Enric Brull. Desde entonces la página ha crecido exponencialmente en imágenes.

Vidal no sólo es un apasionado de la fotografía. De padre nacido en Cuba y madre italiana, vio la luz en la calle Apodaca. Nunca se ha movido de la ciudad, de la que, ya desde hace 40 años, colecciona el más nimio objeto que evoque el nombre o la memoria de Tarragona. Los tiene esparcidos en el garaje de su casa. Entrar en su trastero es como sumergirse en un museo dedicado a la mayor gloria de Tarragona.

«Como llevo muchos años coleccionando cosas de Tarragona, es difícil hallar lo que te falta. Pero voy siempre a los mercadillos y encuentras algo nuevo: un llavero, un lápiz...», explica. Rafel lamenta que el mercadillo de los domingos del Pla de la Seu «está moribundo. Aquí no venden nada y se van a otros lugares».

Entre los objetos de la colección hay ceniceros de establecimientos de Tarragona ya cerrados o derruidos como el Hostal del Sol o el Bar Gol, sifones, productos de la fábrica de betunes Albiac, un apartado destinado a la fábrica de gaseosas Blandinieres, anuncios, miniaturas, objetos del Seguici, pósters, imanes, llaveros, pins, abridores, un centenar de botellas de Chartreuse de diferentes capacidades...

En una pared del garaje luce una estantería con cientos de latas de Coca-Cola de todo el mundo. Y botellas con rosca de Coca-Cola procedentes de Japón.


Experto en los comercios
Vidal ha plasmado sus conocimientos en sendos libros escritos a cuatro manos con su amigo Ram Giner. El primero: La Rambla de Tarragona. Un passeig al llarg del temps y más recientemente El comerç a la Rambla de Tarragona pas a pas . En dos volúmenes – la vorera de l’ombra y la vorera del sol i les coques centrals – detalla la historia de los locales de la principal arteria de Tarragona. Vidal ha radiografiado también el devenir de muchos otros comercios de Tarragona. Todo un lujo.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También