Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El valor del apoyo 'de madre a madre'

Hace 20 años un grupo de madres primerizas llenas de dudas sobre la lactancia comenzó a reunirse en la ciudad. Fundaron la asociación ‘Do de pit’ que sigue en activo

Norian Muñoz

Whatsapp
Ana Pacheco y Rocío Solís, fundadoras de la asociación, en los extremos de la foto, asesorando a dos madres

Ana Pacheco y Rocío Solís, fundadoras de la asociación, en los extremos de la foto, asesorando a dos madres Pere Ferré

«Éramos un grupo de madres primerizas, con estudios, que, de repente, nos encontramos con un bebé y no sabíamos por dónde comenzar», cuenta Ana Pacheco, presidenta de Do de pit, sobre el contexto en que nació esta asociación de apoyo a la lactancia materna que se fundó en Tarragona hace 20 años.

Rocío Solís, otra de las madres fundadoras, cuenta que en aquel momento todavía había poca información. «No había el acceso a internet como ahora», recuerda, y las madres recibían de los sanitarios recomendaciones sobre cómo dar de mamar 10 minutos de cada pecho y cada tres horas estrictas, un consejo que, a la larga, se demostraría que no era correcto.

«Hemos avanzado mucho», reconoce Pacheco, quien recuerda que en aquel momento a las madres cuando salían del hospital ya se le regalaba un biberón y muestras de leche. 

Pero ni Ana ni Rocío se desanimaron, fueron consultando opiniones de pediatras aquí y allá. Además coincidió con que el Hospital Joan XXIII quería impulsar una iniciativa sobre la lactancia en el marco de su reconocimiento como hospital amigo de los niños. Así, el centro, con el impulso del doctor Adolfo Gómez- Papi, reunió a una veintena de madres que estaban dando el pecho.

Ana recuerda que al ver a tantas madres en su situación «fue como ver la luz». Comenzaron a reunirse una vez a la semana. Todavía hoy siguen haciéndolo y aunque ahora ya hay grupos de apoyo a la lactancia en diferentes centros de atención primaria de la ciudad, generalmente formados por profesionales, el suyo es el único de apoyo «de madre a madre» de Tarragona. 

Do de pit
Fundadoras de la asociación hace 20 años junto a sus hijos.

Cuestión de técnica

Las sesiones que hacen en el CAP de pediatría Rambla Nova los viernes por la tarde son abiertas, se puede acercar cualquier madre. A la sesión a la que asistimos acude Elisenda, que se reconoce «novata» y, aunque no tiene problemas con la lactancia le preguntan con insistencia si el bebé debería estar tanto tiempo al pecho, así que tiene dudas al respecto. 

También acude Milagros, que ya tiene una niña mayor además del bebé. No le falta experiencia pero sí reconoce que viene buscando conocer a más madres porque ella es de otra ciudad.

Rocío, que además es enfermera, las observa dar el pecho, habla con ellas, les pregunta en qué posición se colocan... Y es que, aunque no lo parezca, la lactancia necesita un mínimo de técnica que no siempre se puede consultar en la web. «Hemos perdido la referencia que antes nos daban las madres, las abuelas, las vecinas; lo que llamamos la tribu», explica.
Eso sí, el grupo sólo se ocupa de apoyar y arropar a las madres; si se sospecha cualquier problema de salud siempre se las remite al médico.

Más que lactancia

Ana explica que, al final, como se trata de conversaciones de una madre a otra, los temas terminan siendo mucho más amplios y acaban hablando desde los cambios en las relaciones sexuales con la pareja hasta el regreso al trabajo después de la baja maternal, que es, después de los primeros días de crianza, lo que más preocupa a las madres.

De hecho, en este punto, Ana, que además es abogada, cuenta que aunque se ha avanzado, todavía la crianza sigue lastrando la carrera laboral de las madres. Además, con la crisis, empeoraron las dificultades para las madres que intentan buscar medidas para la conciliación.

Y también son realistas, en la maternidad y en la lactancia no todo es tan bonito como lo pintan así que, asegura, siempre respetan la decisión de la madre si, por ejemplo decide dar el biberón «lo que hay que hacer es apoyarlas, acompañarlas», dice.

Con los niños ya veinteañeros, Ana y Rocío siguen trabajando como asesoras voluntarias en un grupo que incluye a una decena de madres. No sólo asesoran en las sesiones de grupo, sino que ofrecen sus teléfonos para que las llamen por si aparecen las dudas. La recompensa, termina Rocío , es «ver a otras madres reforzadas, empoderadas».

Do de pit

Se reúne cada viernes de 6 a 7 de la tarde en el Cap Rambla Nova. El sábado 25 celebran una jornada de aniversario en el Col·legi de Farmacèutics. www.dodepit.org

Comentarios

Lea También