Más de Tarragona

El vandalismo deja a oscuras algunas calles de la Part Alta de TGN

Asimismo, el ascensor del anfiteatro vuelve a estar fuera de servicio por una gamberrada

GERARD CAÑELLAS

Whatsapp
Imagen del cuadro eléctrico de la calle Portella forzado para ser manipulado.  FOTO: Cedida.

Imagen del cuadro eléctrico de la calle Portella forzado para ser manipulado. FOTO: Cedida.

En los últimos meses han aumentado los actos vandálicos hacia un cuadro de luces de la calle Portella de la Part Alta, a tocar de la plaza del Rei, lo que ha provocado varios episodios de apagón del alumbrado público en el barrio histórico de Tarragona. Así lo denuncia el Ayuntamiento, que asegura que después de los primeros ataques se colocó un refuerzo a la caja metálica que alberga el sistema eléctrico para evitar su apertura. No sirvió para nada. Accedieron al cuadro, tanto el pasado 18 de julio como este último fin de semana, rompiendo las barras de hierro que se habían instalado. Ante esto, el consistorio ha pedido a SECE, la empresa adjudicataria del servicio de alumbrado público, que valore la colocación de una estructura metálica envolvente mucho más robusta para evitar nuevas manipulaciones del cuadro.

Concretamente, se detecta que los asaltantes fuerzan las puertas del cuadro para poder acceder a este y manipular, entre otros, los elementos de protección de las líneas de alimentación del alumbrado público. Este hecho provoca que se deje sin servicio la instalación y por lo tanto el sector afectado quede a oscuras generando malestar a los vecinos y ciudadanos que transitan.

Las patadas en la puerta del ascensor del anfiteatro la volvieron a sacar de las guías.  FOTO: CEDIDA

Por su lado, el presidente de la Associació de Veïns de la Part Alta, Manel Rovira, lamenta los hechos pero apunta que no solo pasa con estos actos vandálicos, sino que «cuando llueve, aunque solo sean cuatro gotas, ya se apagan las luces de varias calles del barrio». En este sentido, defiende que, de alguna forma, en verano, con los bares y restaurantes y sus terrazas abiertas hasta más tarde, se puede soportar, pero en invierno lo pasan peor. «Con todo el alumbrado apagado no puedes ni ir por la calle porque da miedo», denuncia Rovira. No obstante, asegura que SECE lo soluciona con cierta rapidez. «El otro día llamé a la Guàrdia Urbana, que avisaron a SECE, y en una hora lo habían arreglado. Vienen cuando pueden», señalaba finalmente el representante vecinal.

El ascensor maldito

Por otro lado, el ascensor del anfiteatro, que une la Via Augusta con el parque de las Tres Granotes, vuelve a estar fuera de servicio. Es la cuarta vez este 2021. Como en las anteriores ocasiones, ciertos individuos se dedican a patear la puerta de la cabina hasta que consiguen que salga de las guías. Eso provoca que este sin funcionar durante unos días, pues es necesario pedir una serie de piezas para arreglar la avería, las cuales se tienen que pagar con una partida de emergencia. Cabe destacar que se trata de un equipamiento muy necesario para aquellas personas de movilidad reducida que quieren acceder a la zona del anfiteatro. También es muy utilizado por los padres y madres que llevan a sus hijos al colegio del Miracle, por lo que desde el consistorio esperan que esté de nuevo en funcionamiento antes de que empiece el curso escolar. El coste de la reparación es de 581,34 euros.

Temas

Comentarios

Lea También