Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El viento dobla un tanque de la refinería de Repsol y un gran rótulo de Mercadona

La retirada de árboles, elementos del mobiliario público y planchas metálicas fueron las principales intervenciones. En Repsol se dobló una cisterna de crudo que estaba vacía

Diari de Tarragona

Whatsapp
Cisterna doblada en la planta de Repsol de La Pobla de Mafumet

Cisterna doblada en la planta de Repsol de La Pobla de Mafumet

La fuerte viento en muchos puntos del Camp de Tarragona –con rachas que en La Riba llegaron a los 146 km/h– provocó numerosos desperfectos, principalmente por caída de árboles, estructuras metálicas, elementos de la vía pública y también toldos.  Bombers de la Generalitat efectuó, hasta las ocho de la tarde, 420  salidas en el Camp de Tarragona –205 de ellas en el Baix Camp– y 10 en las Terres de l’Ebre. El Servei Català de Trànsit restringió al mediodía la circulación de camiones de más de 3.500 kilos que circulasen vacíos y autocaravanas en la A-7 y la N-340, entre de El Perelló y Tarragona. Previamente, la circulación de trenes en las líneas de Cercanías R14 y R15 quedó interrumpida cerca de una hora entre Tarragona y Reus por la caída de parte de un tejado sobre la catenaria. Por la tarde se volvió a cortar en dos ocasiones por la caída de árboles.

El incidente más espectacular, aunque sin causar víctimas, se produjo sobre las once de la mañana en uno de los tanques de Repsol en el polígono petroquímico norte. El depósito, desde hace semanas, se encuentra en fase de mantenimiento. Los operarios habían quitado la cubierta y también habían levantado la circunferencia –que no estaba adherida al suelo– con gatos hidráulicos. Estas circunstancias provocaron que la estructura se doblara, sin causar heridos ya que ayer los operarios no trabajaban. Fuentes de la empresa Repsol subrayaron al Diari que el incidente no alterará el funcionamiento de la planta porque hay otros depósitos para almacenar el crudo.

Restricciones en la A-7
Al menos dos camiones y dos caravanas volcaron entre L’Hospitalet de l’Infant y Miami Platja en un intervalo de media hora a consecuencia de las fuertes ráfagas de viento. Trànsit restringió el tráfico por la autovía A-7 entre Tarragona y El Perelló en sentido sur para los camiones de más de 3.500 kilos de peso que circulasen vacíos de carga así como también para las autocaravanas. La restricción se levantó a las cuatro de la tarde.

A las doce del mediodía se produjo uno los accidentes. Un camión trailer que circulaba por la autovía A-7. En el kilómetro 1.133 quedó volcado en uno de los dos carrile –a las ocho de la tarde se procedió a su retirada–. Media hora antes había volcado una caravana en L’Hospitalet. 

Cartel doblado de un super de Campclar

Pero el accidente más grave se produjo a las doce menos cuarto en el kilómetro 1.078 de la N-340, en Amposta. Un motorista se cayó por efecto del viento. Sufrió heridas muy graves y una ambulancia del SEM lo evacuó al Hospital Joan XXIII de Tarragona. Se trata de un hombre de 57 años.

Servicios
La mayoría de los servicios de los bomberos fueron para minimizar riesgos, retirando o poniendo en su sitio los elementos que amenazaban con caer, principalmente cristales y planchas metálicas.

Una de las principales intervenciones se produjo a las once y media de esta mañana en la calle De Les Sínies, en Salou, donde cayó un árbol de grandes dimensiones encima de un vehículo. La caída de árboles fue uno de los principales servicios que tuvieron que atender los bomberos.

En La Pobla de Mafumet también se recibió el aviso de unas cubiertas de uralita que se desprendían. En Vila-rodona cayó una placa de un techo encima de los árboles, y en Vila-seca se desprendieron las baldosas de un edificio. En Els Pallaresos el viento arrancó unas placas solares.

3. Red de protección caída en una calle La Pineda.

En Tarragona se precipitó un trozo de hormigón sobre el lateral de un vehículo en la calle De l’Alguer. En la misma localidad, según la Guàrdia Urbana, cayó a la vía pública el cristal de un bloque de la avenida de Roma. Y muy cerca, en el edificio de los colegios de abogados y de farmacéuticos, una persona alertó a una patrulla de un trozo de hierro desprendido y que casi llegaba hasta la acera. En Campclar se dobló parte del cartel de un supermercado y en Les Gavarres saltaron unas planchas de otro.

En La Canonja los, bomberos acudieron a las once menos cuarto a revisar una fachada de la avenida Carrasco y Formiguera, donde habían caído cascotes.

Camión volcado en la autovía A-7, en Miami Platja.

Los Bombers de la Generalitat sofocaron cuatro incendios de vegetación, ninguno de ellos grave. Sobre las dos y media de esta tarde se declaró uno en un solar –poblado de matorral y algunos pinos– entre el Hospital Joan XXIII y la autovía A-7. El fuego avanzó rápidamente en dirección a unas masías. El fuego afectó al exterior de uno de ellas así como a otro solar.

Por otra parte, a la una y cuarto de la tarde ardió un pino en Calafell y una hora más tarde se produjo otro incendio de vegetación detrás del futuro Museu del Mamut, en la calle De la Font de La Canonja. Y unos minutos después se recibía el aviso de otro incendio en un descampado en la calle Rosa Sensat de Cambrils.

Comentarios

Lea También