En bici desde Bonavista hasta la playa de Tarragona

Análisis. El mapa de carriles bici aún presenta agujeros negros. Sin embargo, en pocos años este podría ser el medio de transporte para ir a la playa

NÚRIA RIU

Whatsapp
El carril bici de la Arrabassada tiene que conectarse con el de la playa del Miracle. FOTO: PERE FERRÉ

El carril bici de la Arrabassada tiene que conectarse con el de la playa del Miracle. FOTO: PERE FERRÉ

Con sus subidas y bajadas, Tarragona no es una ciudad hecha para ir en bicicleta. Es una frase que hemos escuchado infinidad de veces, hasta que ha llegado el momento en el que no se ha podido seguir negando lo que ya era una realidad en el resto de ciudades y las calles están llenas de patinetes y bicicletas que circulan como pueden, porque no cuentan con la infraestructura necesaria para hacerlo con seguridad.

La situación está empezando a cambiar. En los últimos días hemos hablado mucho del futuro carril educacional, que debe entrar en funcionamiento antes del 1 de diciembre y que comunicará Sant Pere i Sant Pau, con la Imperial Tarraco. Y, a partir de ahí, a través de los viales laterales de la Avinguda de Roma, podrá llegarse hasta el puente del Francolí y los barrios de Ponent.

Es un avance significativo. Sin embargo, el mapa de carriles bici de la ciudad aún presenta ‘agujeros negros’ que tienen que irse completando para crear una red de ‘caminos’ seguros que hagan de la movilidad sostenible una bandera para la ciudad.

Muchos de estos proyectos están encima de la mesa. La ampliación del puente del Francolí es uno de estos, ya que permitirá enlazar los barrios de Ponent con el centro, hasta Sant Pere i Sant Pau. Un recorrido que a diario hacen cientos de personas para ir a la universidad o a trabajar.

Este carril educacional también servirá para poner en valor el tramo de carril bici que se pintó en el primer tramo de la calle Pere Martell. Queda pendiente el segundo tramo, un fragmento de suma importancia ya que permitirá enlazar con la infraestructura existente en el Serrallo, que resigue todo el Moll de Costa.

En los últimos años el Port de Tarragona ha hecho su parte de los deberes, conectando todo el kilómetro 0 hasta el Passeig Marítim Rafael de Casanova. El carril bici acaba donde finaliza el dominio portuario. En este punto encontramos otro de los ‘agujeros’, desde la plataforma del Miracle hasta el Fortí de Sant Jordi, un tramo de escasos 950 metros que se dejó pendiente cuando se hizo el proyecto que conecta con la playa de la Arrabassada.

Este enlace es una de las actuaciones que el Ayuntamiento de Tarragona tiene encima de la mesa y que asegura que quiere abordar durante este mandato. De hecho, es una de las propuestas que forma parte del proyecto turístico para «recuperar» la fachada litoral, que se ha presentado a los fondos Next Generation. Este también incluye un segundo tramo de aproximadamente la misma longitud, que es el que conectará el otro extremo del carril existente con la rotonda de la Via Augusta.

Completando estas piezas del rompecabezas podrá llegarse hasta el carril bici de Llevant, que habilitará el Estado, y que llegará hasta Altafulla.

Con esta intervención, la actual N-340 –conocida también como la antigua carretera de Barcelona– se convertirá en un paseo marítimo de prácticamente nueve kilómetros de longitud que mejorará las comunicaciones con La Móra y las urbanizaciones de Llevant. Sin lugar a dudas, esto será un revulsivo para el turismo y los campings de la ciudad, unos negocios cuyos principales clientes son el público familiar, que disfruta de la naturaleza y de las actividades de deporte. Sin olvidarnos de la Ciutat Residencial, que ahora está abandonada, pero que tiene un proyecto para convertirse en un Alberg de Joventut, con más de 500 plazas.

Quedará pendiente el proyecto hasta la Laboral y abordar algún día un enlace con Sant Salvador. No obstante, acabando de articular todas estas piezas podrá irse de Bonavista y Sant Pere i Sant Pau hasta Altafulla en bicicleta, de forma que en un futuro no tan lejano este podría ser el medio de transporte para ir a la playa y acabar definitivamente con los problemas de aparcamiento de todos los veranos.

Temas

Comentarios

Lea También