Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Espimsa asegura que las obras del Mercat acabarán en cuatro meses

Las previsiones del Consistorio son que el equipamiento comercial se inaugure antes de acabar este año
Whatsapp
Imagen de ayer del estado en el que se encuentran las obras del equipamiento comercial situado entre las calles Colom, Reding, Governador González y Plaça Corsini. Foto: Pere Ferré

Imagen de ayer del estado en el que se encuentran las obras del equipamiento comercial situado entre las calles Colom, Reding, Governador González y Plaça Corsini. Foto: Pere Ferré

El Ayuntamiento de Tarragona prevé que la reforma del Mercat Central finalice antes de verano. Así lo aseguraron ayer fuentes de la corporación local a este periódico, las cuales indicaron que el calendario con el que trabaja la administración municipal es que la obra civil del edificio situado entre las calles Colom, Governador González, Reding y la Plaça Corsini esté lista antes del próximo 30 de junio o, lo que es lo mismo, en un plazo máximo de cuatro meses.

Según los responsables de la empresa municipal que gestiona el equipamiento comercial (Espimsa), a día de hoy las actuaciones ya se han ejecutado «en general, en un 85%», mientras que los trabajos que se están realizando en el propio edificio ya se encuentran realizados en un 90%.

Los encargados de las obras informaron al Diari que, actualmente, «sólo falta acabar la zona del entorno, sobre todo las calles Reding y Governador González».

 

El traslado, en verano

Por ello, la previsión de los técnicos municipales es que la obra en el edificio que fue inaugurado en 1915 finalice a lo largo de esta primavera y que, posteriormente, se lleve a cabo el traslado de los vendedores. Esta circunstancia se llevará a cabo a lo largo del verano y se alargará por espacio de unos cuatro meses, por lo que la inauguración del remodelado equipamiento se llevará a cabo a finales de este año.

En este sentido, las actuaciones en el interior del inmueble las finalizarán los propios comerciantes, ya que serán ellos los que deberán decorar sus propios puntos de venta. Los vendedores también deberán responsabilizarse de instalar su propio mobiliario. Una vez haya finalizado esta etapa se desmontará la carpa provisional que está instalada en la Plaça Corsini desde mediados del año 2007.

 

Concurso para el súper

El pasado viernes, el pleno del Ayuntamiento de Tarragona aprobó –con el voto a favor del PSC, las abstenciones de CiU y PP, y el único voto en contra de ICV– iniciar el proceso de licitación para decidir la empresa que gestionará el supermercado que se instalará en la planta comercial del nuevo equipamiento.

Las previsiones municipales son que en marzo se publiquen las bases de un proceso que se alargará por espacio de tres meses. En esta línea, el Consistorio calcula que la mesa de contratación decidirá en junio la futura operadora de la mediana superficie, y que las obras de este emplazamiento se podrán llevar a cabo en verano.

Los cálculos del equipo de gobierno son los de ingresar 7,4 millones de euros por la concesión de esta instalación, así como otros 7,5 por el resto de espacios que se situarán en la planta destinada al ocio, por la que se espera ingresar unos 15 millones de euros. Según informaron ayer las fuentes consultadas por este periódico, el futuro Mercat albergará una zona destinada a la restauración, así como tiendas dedicadas «a la persona o al hogar».

 

1.800 euros al m2

Paralelamente, el Consistorio sigue negociando con los comerciantes las condiciones que los vendedores deberán asumir para el mantenimiento de los gastos corrientes del espacio, así como el precio de la concesión, que será para los próximos cincuenta años.

En este sentido, el precio que propone el Ayuntamiento es el de 1.800 euros el metro cuadrado para los vendedores que ya están en el interior del recinto, mientras que para los futuros nuevos concesionantes que ahora no están en la carpa esta cifra sería de 7.800 euros al metro cuadrado.

Actualmente, el punto que separa a los paradistas del equipo de gobierno es el relativo al traspaso de los negocios. El Ayuntamiento quiere que en caso de que un vendedor quiera vender su título habilitante, el nuevo concesionante debería escogerse mediante un concurso público, mientras que los paradistas quieren negociarlo unilateralmente.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También