Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Tarragona El Ayuntamiento lo notifica por escrito a los vendedores

Espimsa sancionará a partir del día 10 a las paradas del Mercat que cierren sin permiso

Espimsa recuerda a los comerciantes que el reglamento establece sanciones que pueden llegar hasta los 1.500 euros 

Octavi Saumell

Whatsapp
Imagen de este viernes del nuevo Mercat Central.

Imagen de este viernes del nuevo Mercat Central.

El Ayuntamiento de Tarragona ha notificado a los paradistas del Mercat Central que, a partir del 10 de julio, empezará a sancionar a los comerciantes que cierren sin permiso. En una circular a la que ha tenido acceso el Diari, la gerencia de la empresa gestora del equipamiento comercial –Espimsa– indica a los vendedores que «actualmente, y tras los tres meses de apertura del Mercat, se está trabajando para el cumplimiento del horario», del que la firma municipal «ejerce las funciones de vigilancia, control e inspección».

El reglamento estipula la obligación de abrir entre las 9 y las 20 horas de lunes a sábado, si bien existe la posibilidad alternativa aprobada en el consejo de administración de Espimsa de abrir a las 8.30 y cerrar a las 21 horas bajando la persiana los sábados por la tarde, los lunes por la mañana o cada día de 15.30 a 17 horas con el permiso de la compañía gestora. 

Mercat Central
Imagen de un sábado por la tarde de abril, con las pescaderías cerradas. Foto: Pere Ferré

Pese a ello, las primeras semanas de actividad no estuvieron exentas de polémica, ya que varias de las paradas cerraron sin permiso de Espimsa durante las seis primeras tardes de los sábados tras la reapertura del equipamiento comercial del pasado 16 de marzo. Estos comerciantes –la mayoría pescaderías– critican el exceso de horas que se exige, a la vez que  alegan que al mediodía de los sábados se les acaba el producto y que no pueden pedir más porque les sería imposible guardarlo hasta el martes, ya que los lunes no hay actividad. Por ello han mantenido un polémico pulso con la dirección de Espimsa. 


En este sentido, a principios de mayo empresa y pescaderías llegaron al acuerdo para que las tardes de los sábados haya un mínimo de tres puntos para poder comprar pescado fresco. Asimismo, también se acordó que los lunes habrá una parada de pescado abierta, pese a que por reglamento tienen derecho a cerrar.

Mercat Central
El Mercat ha comportado una inversión de 47 millones de euros

 Actas de inspección
Por ello, ahora Espimsa comunica a los vendedores que «a partir del día 10 se iniciarán las actas de inspección, las cuales serán trasladadas al Ayuntamiento como propuesta de incoación de un expediente sancionador». 

Según el reglamento de funcionamiento del Mercat Central –que fue aprobado en abril de 2015–, el incumplimiento del horario de apertura está considerado como una falta grave, que  cuenta con una multa económica que oscila entre los 751 y los 1.500 euros. Asimismo, la acumulación de tres sanciones graves se convierte en una muy grave que, en caso de producirse en un intervalo de 18 meses, puede suponer que el comerciante pierda el título habilitante que adquirió para operar en el Mercat durante cincuenta años

Mercat Central
El nuevo Mercat se inauguró el pasado 16 de marzo. Foto: Pere Ferré

‘Es el eje comercial’
La concejal de Comerç y presidenta de Espimsa, Elvira Ferrando (PSC), destaca que el Mercat «actúa como eje comercial y dinamiza toda la zona del centro de la ciudad». La edil socialista remarca, asimismo, que «el nuevo modelo ha representado un aumento del 20% en las ventas», una cifra que «ha sido resultado, en parte, del nuevo horario consensuado entre todas las partes».

Temas

Comentarios

Lea También