Más de Tarragona

Esquerra ofrece carteras de los Comuns a la CUP en Tarragona

Habitatge, Cooperació y Joventut. ERC pone sobre la mesa a las cupaires tres concejalías ahora de En Comú Podem, además de Medi Ambient

Octavi Saumell

Whatsapp
Eva Miguel (CUP), Carla Aguilar-Cunill (ECP) y Jordi Fortuny (ERC), en una imagen reciente.FOTO: PERE FERRÉ

Eva Miguel (CUP), Carla Aguilar-Cunill (ECP) y Jordi Fortuny (ERC), en una imagen reciente.FOTO: PERE FERRÉ

Esquerra Republicana echa el resto para incorporar a la CUP al gobierno municipal de la Plaça de la Font. Ambas formaciones mantuvieron el pasado jueves una primera toma de contacto –sin la presencia de En Comú Podem, actual socio de ERC– en la que las dos formaciones retomaron el documento base que ya negociaron en verano de 2019, al inicio del actual mandato. En esa reunión –que pasado mañana tendrá su segunda parte–, el principal partido del ejecutivo local puso toda la carne en el asador, ofreciendo al grupo formado por Eva Miguel e Inés Solé concejalías que ahora están en manos de los Comuns: Habitatge, Cooperació y Joventut, además de Medi Ambient –gestionada por Esquerra–.

Según las fuentes consultadas, ERC valora el «perfil» de las dos concejales anticapitalistas para asumir carteras que en estos momentos lleva Hermán Pinedo (Comuns), quien de esta forma se quedaría con Patrimoni Històric y Municipal, así como la relación con las entidades ciudadanas, en caso de que se mantenga en el equipo de gobierno si se confirma la entrada de Junts per Tarragona para asumir Comerç, Serveis Socials –también de los Comuns–, Contractació y Parcs i Jardins. Cabe recordar que, pese a que en las Elecciones Municipales las listas son cerradas, las actas de concejal son personales, por lo que sea cual sea el posicionamiento final de En Comú Podem, serán los propios ediles los que decidirán si se mantienen en el ejecutivo de la Plaça de la Font, pasan a la oposición o devuelven la credencial como representantes municipales.

Mañana, asamblea

La realidad es que el ofrecimiento es una nueva muestra del distanciamiento que existe entre ERC y En Comú Podem. Fuentes de la coordinadora de la formación progresista aseguran «no tener conocimiento» de que Esquerra fuera a ofrecer a la CUP Habitatge, Cooperació y Joventut. «No sabíamos nada. En una reunión solo hablamos de ceder Serveis Socials y, de hecho, no había ni acuerdo para ello», afirman las fuentes consultadas, las cuales reiteran que «ahora toca una reunión con Esquerra». Se da la circunstancia de que, una semana después de la crisis, aún no se ha producido ningún encuentro entre las dos partes. Pese a ello, fuentes municipales afirman que los ediles del grupo de En Comú Podem sí que conocían el posicionamiento de ERC y que, de hecho, lo habrían avalado como fue el caso del acuerdo con Junts per Tarragona.

Paralelamente, fuentes de la CUP indican que «aún no se ha estudiado» internamente la opción de asumir carteras, ya que primero debe acordarse el «programa y no las sillas». Por ello, las cupaires han convocado para mañana una asamblea en la que «actualizarán» el documento de 59 propuestas que analizaron hace 22 meses con el gobierno municipal. El jueves al mediodía volverán a reunirse con Esquerra para concretar posturas.

«Si llega el momento, intentaremos ser coherentes con nuestras luchas, apuestas y cuestiones que hemos marcado en la agenda política», afirmaron ayer las cupaires, a la vez que reconocían que «Habitatge es un tema que la CUP ha estado liderando desde fuera del gobierno». De hecho, en el reciente acuerdo para gestionar el superávit de 2020 se acordó, a instancias de las cupaires, destinar 1,5 millones de euros para comprar inmuebles para emergencia social. En caso de pacto, asumir vivienda social significará presidir el Servei Municipal de l’Habitatge (Smhausa). Las cartas ya están sobre una mesa de la que los Comuns se alejan cada día que pasa.

Temas

Comentarios

Lea También