Más de Tarragona

Tarragona Tribunales

Expulsado de España por robar en dos pisos

El juez lo condenó a tres años y nueve meses de prisión, pero como está en situación irregular se le cambia la pena por su deportación

ÀNGEL JUANPERE

Whatsapp
El juez lo condenó a tres años y nueve meses de prisión, pero como está en situación irregular se le cambia la pena por su deportación. Foto: EFE

El juez lo condenó a tres años y nueve meses de prisión, pero como está en situación irregular se le cambia la pena por su deportación. Foto: EFE

Un hombre que en una noche entró a robar en dos pisos de Tarragona ha sido condenado a tres años y nueve meses de prisión. Pero como está en situación irregular, carece de trabajo y de familiares en el país, se le sustituye la pena por su expulsión a Marruecos. No podrá volver a España antes de seis años, según la sentencia del Juzgado de lo Penal 2 de Tarragona y confirmada por la Sección Segunda de la Audiencia de Tarragona. El hombre continúa en prisión provisional.

Sobre la medianoche del 17 de marzo de este año, el acusado –de nacionalidad marroquí– se aproximó a un edificio de la calle Menorca, en el barrio de La Granja. Tras trepar por las canalizaciones de gas y electricidad situadas en la fachada, accedió a la terraza del tercer piso. Allí, a pesar de que la inquilina se había levantado y aproximado a la terraza al escuchar unos ruidos, se apoderó de unas zapatillas de marca, valoradas en 82,80 euros.

A la Part Baixa

Seguidamente se dirigió a un edificio de la calle Cartagena, en la Part Baixa. Tras alcanzar el segundo piso y descolgarse hasta la terraza interior de una vivienda de la primera planta, no logró apoderarse de un patinete eléctrico que se encontraba en el comedor al ser sorprendido por una mujer de 77 años y su hija.

En su recurso de apelación, el procesado, respecto al primer robo, decía que la testigo no lo pudo reconocer ya que solo vio una sombra. Y respecto a las zapatillas, aseguraba que no había quedado acreditado que eran de la denunciante. Respecto a la entrada en el piso de la Part Baixa, indicaba que solo quería descansar y dormir, ya que no tenía dónde pasar la noche.

Los magistrados aseguran que quedó demostrado la participación del acusado en los dos robos. Sobre las zapatillas, recuerdan que la mujer denunció el robo y el hombre se limitó a decir que un amigo se las había encontrado. Las llevaba puestas cuando a los 15 minutos del primer robo fue interceptado por una patrulla.

Temas

Comentarios

Lea También