Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Felipe VI: 'Trabajando unidos se pueden conseguir grandes logros'

Felipe VI considera clave la colaboración de administraciones públicas y empresas privadas para el éxito de los Juegos de Tarragona 2017
Whatsapp
Foto: Alfredo González

Foto: Alfredo González

Foto: Alba Mariné

Foto: Alba Mariné

Foto: Alba Mariné

Foto: Alba Mariné

Foto: Alba Mariné

Foto: Alba Mariné

Foto: Alba Mariné

Foto: Alba Mariné

Foto: Alba Mariné

Foto: Alba Mariné

Foto: Alba Mariné

Foto: Alba Mariné

Foto: Alba Mariné

Foto: Alba Mariné

Foto: Alba Mariné

Foto: Alba Mariné

Foto: Alba Mariné

Foto: Alba Mariné

Foto: Lluís Milián

Foto: Lluís Milián

Foto: Lluís Milián

Foto: Lluís Milián

Foto: Lluís Milián

Foto: Lluís Milián

Foto: Lluís Milián

Foto: Lluís Milián

Foto: Lluís Milián

Foto: Lluís Milián

Foto: Pere Ferré

Foto: Pere Ferré

Foto: Pere Ferré

Foto: Pere Ferré

Foto: Pere Ferré

Foto: Pere Ferré

Foto: Pere Ferré

Foto: Pere Ferré

Foto: Pere Ferré

Foto: Pere Ferré

Foto: Pere Ferré

Foto: Pere Ferré

Foto: Pere Ferré

Foto: Pere Ferré

Foto: Pere Ferré

Foto: Pere Ferré

Foto: Pere Ferré

Foto: Pere Ferré

Foto: Pere Ferré

Foto: Pere Ferré

Foto: Pere Ferré

Foto: Pere Ferré

Foto: Pere Ferré

Foto: Pere Ferré

Foto: Pere Ferré

Foto: Pere Ferré

Foto: Pere Ferré

Foto: Pere Ferré

Foto: Pere Ferré

Foto: Pere Ferré

Foto: Pere Ferré

Foto: Pere Ferré

Foto: Lluís Milián

Foto: Lluís Milián

Foto: Lluís Milián

Foto: Lluís Milián

Foto: Lluís Milián

Foto: Lluís Milián

Foto: Lluís Milián

Foto: Lluís Milián

Foto: Lluís Milián

Foto: Lluís Milián

Foto: Lluís Milián

Foto: Lluís Milián

Foto: Lluís Milián

Foto: Lluís Milián

Foto: Lluís Milián

Foto: Lluís Milián

Foto: Lluís Milián

Foto: Lluís Milián

Foto: Lluís Milián

Foto: Lluís Milián

Foto: Lluís Milián

Foto: Lluís Milián

Foto: Alfredo González

Foto: Alfredo González

Foto: Alfredo González

Foto: Alfredo González

Foto: Alfredo González

Foto: Alfredo González

Foto: Alfredo González

Foto: Alfredo González

Foto: Alfredo González

Foto: Alfredo González

Foto: Alfredo González

Foto: Alfredo González

Foto: Alfredo González

Foto: Alfredo González

Felipe VI dio ayer el espaldarazo definitivo a los Juegos Mediterráneos que Tarragona acogerá en 2017. El monarca no sólo está convencido de la viabilidad del evento, que reunirá a 4.000 deportistas de 24 países, sino que se mostró convencido además de que será todo un éxito. Lo hizo durante el acto de constitución del Comité de Honor que tuvo lugar en el Teatre Tarragona, ante la presencia de 300 personas de la sociedad económica y civil catalana y tarraconense.

El Rey se convirtió en el foco de todas las miradas. Se fotografió primero en el hall junto a los componentes del Comité de Honor, compuesto por representantes políticos de las administraciones y directivos de las empresas que apoyan a Tarragona’2017, además de los presidentes del Comité Internacional de los Juegos Mediterráneos, Amar Addadi, y del Comité Olímpico Español, Alejandro Blanco.

Sólo faltaron a la cita el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy;el de la Generalitat, Artur Mas; el ministro de Cultura, Ignacio Wert, que fue sustituido por el titular de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Alfonso Alonso; y el presidente de CaixaBank, Isidre Fainé, cuyo puesto ocupó el vicepresidente Antoni Massanell.

Discurso bilingüe

Ya sobre el escenario del Teatre Tarragona el Rey destacó la importancia del acontecimiento de 2017 en su discurso, en el que combinó el castellano con el catalán. «La constitución del Comité de Honor permite poner de relieve el compromiso, la unidad y el sentido de la responsabilidad que nos caracteriza a los españoles cada vez que, como país, afrontamos el reto de organizar un evento de gran relevancia internacional, como son los Juegos Mediterráneos», dijo.

Añadió que «si bien es cierto que la organización de los Juegos Mediterráneos ha llegado en un momento difícil en términos económicos -«esperemos que para entonces estemos mucho mejor», improvisó el propio monarca- también lo es que la ciudad ha sabido aunar los esfuerzos de las diferentes administraciones y organismos implicados para garantizar un éxito organizativo».

Habló de la oportunidad que significan los Juegos: «No sólo para la ciudad, sino para toda Catalunya y el conjunto de España, de continuar avanzando hacia el futuro, y de continuar aumentando el prestigio y la influencia de nuestro país en la región mediterránea. Sabemos igualmente que la celebración de un acontecimiento internacional de esta magnitud incidirá en la generación de puestos de trabajo, el desarrollo económico y nuestra proyección internacional».

Destacó el monarca, que visitaba por vez primera la ciudad desde su nombramiento, que «los Juegos favorecen la dotación de nuevas instalaciones deportivas y la renovación y puesta al día de las que ya existen. Unas instalaciones pensadas para acoger con dignidad y excelencia a los participantes de los Juegos, pero que quedarán para el uso y disfrute de los ciudadanos».

Alabó a la estructura de trabajo de Tarragona 2017: «Sé que todo el equipo humano volcado en la organización está firmemente comprometido con hacer de este proyecto un proyecto sólido que garantice un legado sostenible para Tarragona. Como en los Juegos Olímpicos de Barcelona de 1992, se trata de poner este proyecto ilusionante al servicio de todos, con un especial enfoque en la ciudad que los alberga y en sus habitantes, pensando en el día después y en un legado sostenible tanto en términos financieros como medioambientales».

Su frase final llevaba también una explícita referencia al momento actual que vive en Catalunya: «Trabajando unidos, se pueden conseguir grandes logros».

El alcalde de Tarragona, Josep Fèlix Ballesteros, que fue el primero en hablar, también había hecho referencia a esos esfuerzos conjuntos entre administraciones en su discurso. «En un momento complicado coyunturalmente, Estado, Generalitat, Diputaciones de Tarragona y Barcelona y Ayuntamiento y patrocinadores hemos sabido adaptarnos». Y añadió que «la renuncia nunca fue una opción para nosotros».

Ballesteros habló de sostenibilidad, de soluciones innovadoras en complicidad con la Universidad Rovira i Virgili en los próximos años, tanto en las nuevas instalaciones como en la Tarragona Smart City del futuro.

El alcalde no hizo ninguna referencia en su discurso a los 15 millones d e euros que el Gobierno español aún no ha concretado cuándo aportará. Es la única administración que todavía no lo ha hecho.

Evitó igualmente ese tema el Ministro de Sanidad, Alfonso Alonso, aunque tampoco le tocaba a él incidir en ese asunto al no ser el titular de deportes. «Estos Juegos no son posibles sin el apoyo de todos, y en este caso la colaboración del sector público y el privado. Es siempre positivo contar con el Rey».

Pese a todo fuentes municipales consultadas por el Diari aseguraron ayer que en breve esperan algún anuncio por parte del Gobierno concretando definitivamente su aportación al proyecto, en el que ahora mismo facilitan desgravaciones fiscales a las empresas patrocinadoras.

El conseller de la Presidència de la Generalitat, Francesc Homs, explicó por parte que los Juegos son «la expresión de cómo se quiere sentir representada Catalunya a la hora de organizar acontecimientos y situar el mundo del deporte como referente de nuestra convivencia y de nuestra sociedad. A través del deporte y de los Juegos creemos que podemos hacer una contribución al contexto mediterráneo y al mundo».

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También