Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Gatos Locos: un vermut como los de hace tres décadas

La formación cambrilense liderada por Fernando Lavado, icono en los años ochenta y noventa, actuará este domingo al mediodía en el Mister Mojo de Tarragona

Javier Díaz Plaza

Whatsapp
Fernando Lavado es el único miembro en activo de la formación original de Gatos Locos. FOTO: Cedida

Fernando Lavado es el único miembro en activo de la formación original de Gatos Locos. FOTO: Cedida

Cuando una banda tiene su propio libro biográfico es, seguro, porque tiene una carrera potente detrás. La editorial Letrame publicó en 2017 Alas de plata, la historia de Gatos Locos, uno de los grupos punteros del pop-rock en España a finales de los 80 y principios de los 90. Sus cifras son gordas: catorce discos editados, dos de oro, más de 1.000 conciertos y apariciones habituales en programas musicales de televisión de la época. 

Su líder, el rocker Fernando Lavado (cantante y batería), mantiene vivo su legado 34 años después de su formación en Cambrils. Sigue sacando álbumes y tocando sus canciones aunque ya es el único miembro original que queda. Este domingo actuará en el Mister Mojo de Tarragona, en el Port Esportiu, a la hora del vermut: las 12.30. La entrada cuesta seis euros. 

«La noche anterior estaré en Valencia con sold out. Llevo músicos de Madrid y siempre estoy de gira, bien con Gatos Locos o yo en solitario», dice Lavado. 

La banda cambrilense vendió 20.000 copias de su primer trabajo, Prende una vela por mí (1986). Fue un éxito inesperado que les situó en la primera fila del panorama nacional de rock and roll y rockabilly. Carlos Segarra, de Los Rebeldes, produjo su segunda propuesta, No esperes al sábado (1987). La discográfica Gasa apostó fuerte por ellos y, en 1991, alcanzaron el número 1 en la lista de ventas con Cruce de caminos. Su carrera iba viento en popa y dieron el salto a la multinacional Polygram. Pero tras publicar dos discos surgieron malos rollos con la compañía y las cosas se torcieron. Pasaron de tocar ante 40.000 personas a hacerlo ante 400. 

La banda de rock and roll y rockabilly tiene dos discos de oro en su palmarés

«Con la formación que empezamos en 1985 grabamos dos álbumes de éxito, y luego con otra tuvimos dos discos de oro. Pero el negocio musical cambió de golpe y muchos grupos desaparecieron o se quedaron en el box», recuerda Lavado, que ahora reside en Valencia.

Festivales ‘remember’
La trayectoria de Gatos Locos está repleta a altibajos e idas y venidas. Pero ahí continúa. Lavado, prevé grabar después del verano un nuevo trabajo en formato vinilo y CD. «Hace mucho tiempo que no paro», comenta. Le ha salido trabajo extra con el auge nostálgico de los remembers. «A principios de este siglo la gente reclamaba el sonido de los años ochenta y noventa y comenzaron los festivales dedicados a ese tipo de música», afirma. 

Forma parte del cartel del itinerante Pop Tour junto con grupos de su onda como Los Rebeldes, Tennessee o La Guardia. «A veces metemos a 4.000 o 5.000 espectadores en una plaza y otras tocamos ante 200. Es igual, me subo al escenario con nervios como la primera vez», cuenta el músico, que se apoya en las redes sociales para promocionarse ante «la falta de apoyos en televisión y radio». También se ha subido al Barco Ochentero, un crucero por el Mediterráneo con actuaciones en vivo. 

Lavado, cuya «biblia musical» bebe de los clásicos del rock, el soul y el blues, espera reencontrase este domingo con viejos amigos en Tarragona, una ciudad que, considera, no tiene cultura de música en directo. Será al mediodía, un horario atípico para un concierto, al estilo de «los meetings de motos que surgieron hace unos años». 

Temas

Comentarios

Lea También