Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

«Hacer bailar a la gente es algo mágico»

Entrevista a Juan Queija DJ. El flixense celebra este sábado en el Thrash Club de Tarragona sus tres décadas a los platos

J. F. Losilla Eixarch

Whatsapp
El DJ flixense Juan Queija a los platos. FOTO: DT

El DJ flixense Juan Queija a los platos. FOTO: DT

El DJ flixense Juan Queija celebra mañana en el Thrash Club de Tarragona (Pau del Protectorat, 5) las tres décadas que lleva a los platos, una efeméride que bien merece unos festejos. 30 años no es nada, Juan Queija, de 23.00 a 5.00 horas. Seis horas seguidas para disfrutar. Con entrada gratuita.

¿Cuál es su primer recuerdo relativo a la música?
Ver los fines de semana junto a mi hermana el programa Tocata, en Televisión Española.

¿Cuándo fue la primera vez que supo qué era un DJ?
Con 14 o 15 años escuchando los discos mezclados por dos caras por Raúl Orellana en Studio 54. Me fascinó aquella mezcla de italo y funky. 

¿Recuerda el primer disco que compró?
Eso nunca se olvida. Im Nin’alu, de Hofra Haza.

¿Dónde adquiría los discos en aquellos finales de los 80 en los que no había Internet?
Cada mes nos llegaba el catálogo del Círculo de Lectores y el Discoplay. Todos los meses les echaba una ojeada y compraba con los ahorrillos de los que disponía.

¿Recuerda la primera vez que pinchó? ¿Dónde fue, cómo fue...?
Sí, perfectamente. En mi localidad (Flix) había dos discotecas. Una llevaba años cerrada (Discoteca tope) y unas personas de Barcelona la cogieron. Me enteré por mediación de un amigo que buscaban un DJ. La verdad es que no tenía experiencia en poner música de cara al público, pero al menos sabía para qué servía cada aparato que hay en una cabina de DJ. Me presenté una noche con toda la incosciencia juvenil y les ofrecí mis servicios. Me hicieron una prueba y me ficharon como DJ residente. Allí empezó todo. 

¿Qué siente en una sesión, con decenas o centenares de personas bailando a su son?
Es algo mágico hacer bailar a la gente y ver que te responden al transmitirles tus sentimientos. En nuestro trabajo siempre tenemos que verlo como si nosotros fuésemos los que están bailando y le pidiésemos al DJ que nos haga disfrutar con la música. En resumen, tenemos que ser uno más del público pero desde la cabina.

¿En un DJ es más importante la técnica o el buen gusto para seleccionar los temas?
Todo influye pero con el paso de los años te das cuenta de que una técnica aceptable es suficiente si le acompaña una gran selección musical. Tener buen gusto y saber lo que la pista te está pidiendo va muy por delante de saber pinchar a tres platos o hacer virguerías. 

¿Cuáles han sido sus referencias a los platos?
Mis maestros de joven, aquellos que me enseñaron los secretos para pinchar y la formidable fuerza que supone estar a los platos: Salva, Sisco, Tof y Luichi. En cuanto a grupos, me marcaron Depeche Mode, New Order, Yazoo, Orbital y Underworld.

¿En qué lugares le ha hecho más ilusión pinchar?
Cumplí un sueño al pinchar en Tresor, el templo de la electrónica en Berlín. Pero lo que realmente llevo en mi corazón es cada vez que he actuado en el festival de mi pueblo, los Xofars.  

¿En cuál le gustaría y todavía no lo ha conseguido?
En el Sónar.

¿Cuál es el secreto para permanecer 30 años ininterrumpidos?
Picar piedra y estar tranquilo pese a los altibajos que uno atraviesa durante tres décadas. Pero lo esencial es seguir gustando a la gente, que es la que te mantiene ahí. 

¿Le gustaría seguir pinchando dentro de 20 o 30 años?
Si me acompaña la salud, lo seguiré haciendo… aunque sea entre las cuatro paredes de mi casa, que es donde empecé. No sé lo qué sucederá, pero no me veo dentro de 20 o 30 años en clubes o discotecas.  

¿Qué sesión hará mañana en el Trash Club de Tarragona para celebrar esta importante efeméride?
Haré un repaso a toda mi trayectoria como DJ. Estaré unas seis horas seguidas y sólo espero que el público las disfrute tanto como yo. 

Temas

Comentarios

Lea También