Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

«Hay pueblos que morirán»

Entrevista. Pau Miret. Doctor en Sociología, consultor y demógrafo, profesor en la UAB y en la UOC

Raúl Cosano

Whatsapp
Pau Miret. FOTO: UAB

Pau Miret. FOTO: UAB

¿Hay que preocuparse por la baja natalidad?

Catalunya es el lugar del mundo donde la fecundidad es más baja pero eso se acompaña por que la esperanza de vida está también entre las más altas. Es la fórmula perfecta para el envejecimiento demográfico: nacen pocos y se vive durante mucho tiempo. 

¿Qué problemas tenemos?

Todos los actuales vienen del baby boom. Durante un tiempo la natalidad fue tremendamente alta. De ahí viene toda la cuestión del gasto sanitario, las pensiones... En general, cuando la esperanza de vida es muy alta, es normal que la natalidad sea baja. 

La despoblación afecta sobre todo al mundo rural. 

Ahí el problema no es tanto la natalidad, sino que la gente se ha ido y nadie ha venido. El saldo migratorio es negativo. La gente vive donde hay servicios educativos, sanitarios, buenas comunicaciones, algo difícil de encontrar en el Montsià o el Priorat. 

¿Por qué se van?

En esos pueblos donde no hay problemas de vivienda no existe mercado de trabajo y, por lo tanto, no van los jóvenes y no hay natalidad. Habrá municipios que morirán demográficamente. 

¿Será posible recuperarlos?

Los lugares en los que se recuperará la natalidad no serán estos pueblos. No hay ayudas de ningún tipo. Ahora no hay actividades como la agricultura o la ganadería, que han pasado a estar mecanizadas.

¿Y entonces?

Pensábamos que trabajar desde casa y tener internet permitiría a gente que no quiere vivir en grandes zonas urbanas poder trabajar desde esos pueblos pero también son importantes los servicios como educación y sanidad. 

¿Se recuperará la natalidad? 

Repuntará cuando haya recuperación económica. Ahora el mercado de trabajo es un problema para la natalidad. Salarios bajo, empleo precario... Muchos que querían tener hijos no los tendrán. 

La despoblación se cuela en la agenda política de algunos gobiernos. ¿Es tarde ya? 

Revertir la situación no es difícil.  Hacen falta servicios y políticas familiares, que ahora son casi nulas. Inversión en infraestructura, transporte público... 

¿Ve convenientes políticas familiares?

Políticas familiares sí, pero natalistas no. No hacen falta cheques bebé, sino un acceso fácil a la educación y la sanidad, y que haya transferencias económicas para la gente que ya tiene hijos. 

¿Es malo para el mercado de trabajo una natalidad tan baja?

Lo mejor, la utopía es que la gente puede tener los hijos que quiera tener. Con un paro del 12%, no hace falta más población activa. Si tuvieras el 1%, sí. No es el caso. Si arreglas el acceso al mercado de la vivienda, la natalidad sube.  

Temas

Comentarios

Lea También