Más de Tarragona

Tarragona Urbanismo

Informe desfavorable de Carreteras a la conexión viaria de La Budellera con la A-7

Su contenido es «vinculante» para la aprobación inicial del plan. Se apunta que la opción propuesta por los promotores no cumple la distancia mínima entre enlaces consecutivos

Núria Riu

Whatsapp
El plan de La Budellera afecta a más de 130 hectáreas de terreno entre la Vall de l’Arrabassada, Boscos y Cala Romana. 
FOTO: PERE FERRÉ

El plan de La Budellera afecta a más de 130 hectáreas de terreno entre la Vall de l’Arrabassada, Boscos y Cala Romana. 
FOTO: PERE FERRÉ

La Unidad de Carreteras en Tarragona se ha pronunciado finalmente en relación a la conexión del Pla Parcial Urbanístic 24, conocido como el de La Budellera, con la A-7. Este organismo estatal considera que las alternativas que plantea la Junta de Compensació Provisional en su proyecto son «desfavorables» y, sin manifestarse sobre cuál debería ser la opción que debería ejecutarse, deja en manos de los promotores la necesidad de abordar de nuevo este trabajo.

La documentación incluida en el plan parcial hacía tres propuestas de conexión con la autovía, con su evaluación económica y ambiental. No obstante, el informe que ahora se ha conocido las ha desestimado alegando, entre otras consideraciones, que se incumple el artículo 36.9 de la Ley 37/2015 de Carreteras, dado que «falta una propuesta de las medidas de acondicionamiento necesarias para mantener inalterados los niveles de servicio y de seguridad viaria». También se apunta que el estudio de Trànsit presentado no evalúa la afectación en los niveles de servicio en las carreteras estatales, ni con el tronco de la A-7, ni con los elementos que configuran el vial de acceso existente de esta autovia con la N-340 ni con la propia carretera nacional.

Asimismo, se afirma que una de las alternativas que se plantea, en concreto la B, «no cumple la distancia mínima entre enlaces consecutivos en carreteras de calzadas separadas que establece la norma». Por este motivo, se hace necesario plantear otras medidas como, por ejemplo, acompañar las actuaciones mediante vías colectoras o de servicio y presentar planos de las mismas en las que pueda evaluarse su viabilidad. En esta línea, el informe también hace algunas consideraciones en relación a la propuesta de ejecución de la rotonda en la carretera convencional N-340.

4 versiones del plan ha redactado la Junta de Compensació Provisional

Por otro lado, Carreteras también aduce que la propuesta «no establece medidas efectivas» en cuanto al aumento de tráfico que se generará, lo que supondrá un incremento de la contaminación acústica. En este sentido, se apunta que deberán evaluarse y establecerse los mecanismos necesarios para no contravenir la calidad acústica establecida de acuerdo con la normativa. Esta valoración deberá incluir «todos aquellos tramos de carretera (de cualquier titularidad) y especialmente en los ámbitos de afectación a lo largo de los itinerarios de acceso al ámbito de actuación, incluidos los nuevos ramales de enlace».

El contenido del informe es especialmente relevante ya que el 29 de noviembre de 2018, la junta de gobierno del Ayuntamiento de Tarragona decidió suspender la aprobación de la tercera versión del proyecto de La Budellera porque entre otros aspectos faltaba conocerse su contenido. Los técnicos municipales determinaron que este era «preceptivo y vinculante», por lo que los dieciocho informes que había presentado la Junta de Compensació no fueron suficientes para que el plan pudiera seguir adelante y aprobarse inicialmente.

La administración local lo había reclamado en reiteradas ocasiones. En una de las respuestas, Carreteras alegaba que «el estudio aduce de cierta complejidad en tanto que el desarrollo de dicho plan, afecta uno de los principales ejes viarios de la provincia de Tarragona, la autovía A-7, en un tramo en el que la intensidad media diaria (IMD) supera los 46.000 vehículos y se propone realizar cambios en el trazado actual».

Finalmente, el informe llegó tres días antes de que la Junta de Compensació provisional del PPU24 presentara la nueva versión del proyecto. Éste entró a las dependencias municipales los días 7 y 22 de octubre, mientras que el estudio lo hacía el día 19. Este se pronunciaba en relación al contenido de la versión anterior del plan. No obstante, los argumentos que defiende Carreteras presumiblemente también deberían servir para frenar la nueva propuesta, ya que esta mantenía las tres propuestas de conexión con la A-7, escogiendo como alternativa la B, atendiendo al equilibrio entre la funcionalidad y el impacto paisajístico.

Esta última revisión del plan presentaba una Budellera dividida en tres polígonos. En su conjunto abarcan una superficie de 133 hectáreas de terreno, en las que se prevé la construcción de 4.500 viviendas en el ámbito entre la Vall de l’Arrabassada, Boscos y Cala Romana. Pese a ello, este es un plan que queda muy tocado a raíz de la sentencia del Tribunal Supremo que suspende el POUM de 2013. Y es que, en el plan general de 1995, el sector se dividió en dos partes, uno de los cuales con suelo no programado, lo que significa que mientras no se apruebe el programa de actuación urbanística, tiene el mismo régimen que el suelo no urbanizable. Asimismo, la edificabilidad de ese sector es muy inferior a la que tenía en el año 2013.

Temas

Comentarios

Lea También