Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Tarragona ENTREVISTA

Joan Masdeu: "Doy una vuelta a las canciones de Whiskyn’s"

El reusense recupera en un nuevo disco temas de la banda con la que empezó con 18 años. Este viernes lo presenta en la Capsa de Tarragona 

Sílvia Petit

Whatsapp
Joan Masdeu vuelve a sus orígenes con el álbum ‘Flor del Panical’, que recuera los 25 años del debut de Whiskyn’s. Foto: Cedida

Joan Masdeu vuelve a sus orígenes con el álbum ‘Flor del Panical’, que recuera los 25 años del debut de Whiskyn’s. Foto: Cedida

¡Qué poco podían imaginar Cori y Pere que su hijo mayor les iba a salir rockero y que aquella banda en la que empezó a cantar cuando solo tenía 20 añitos iba a durar mucho tiempo y no iba a ser un pasatiempos para Joan, sino que se convertiría en su oficio, su vocación y su auténtica pasión!

Y menos mal que los padres no pusieron pegas al jovenzuelo de la melena, porque ahora Joan Masdeu (Reus, 1974) nos regala un disco que reúne canciones que ya cantó con Whiskyn’s Cullons, pero las ha vestido de largo y las ha hecho, todavía, más bonitas.

Con Flor del Panical celebra los 25 años del primer disco de su banda, que dio guerra otros 17, pero para celebrar a lo grande esta fiesta de cumpleaños ha invitado a otras grandes voces como son las de Roger Mas, Beth Rodergas, The New Raemon y Gerard Quintana, que reinventan de una manera exquisita los temas en los que participan.

¿Está en un momento de tranquilidad, de reinvención, de locura…?
La verdad es que estoy sosegado y por eso he decidido celebrar los 25 años y hacer un balance y, de alguna manera, un homenaje a lo vivido con Whiskyn’s Cullons; porque de la misma manera que se cumplen 25 años del primer disco, se cumplen 10 de la disolución. Recuperar estas canciones, que han estado reposando tanto tiempo, era algo que me apetecía muchísimo hacerlo ahora.

¿No cree que es un riesgo hacerlo porque son canciones que calaron fuerte y la gente las tiene muy en mente?
Volverlas a cantar e interpretar con la perspectiva de los años me parecía muy interesante. Desnudarlas, volverlas a vestir, reconstruirlas y cantarlas con otras voces ha sido el resultado de mi último disco Flor del Panical.

Una vez escogidas las 10 canciones de entre las más de 100, ¿cómo fue el proceso de grabación?
No fue nada fácil escoger las canciones porque muchas son importantes en la carrera de Whiskyn’s pero teníamos claro que les queríamos dar una vuelta y, como te he dicho antes, desnudarlas. Preferimos no las grabamos con toda la banda y lo bonito es que ahora las podemos tocar perfectamente en el formato que tenemos en nuestros directos en los que las guitarras y voz cogen protagonismo. 25 años después me doy cuenta de que las canciones tienen aun muchas cosas por decir. Ha sido muy estimulante recuperarlas.

Celebración de ‘bodas de plata’ por los 25 años del primer disco de Whiskyn’s con invitados de lujo.
¡Hombre, ya que hacemos un disco de celebraciones qué mejor que hacerlo con buena compañía! Además, es curioso pero participan artistas con lo que yo siempre he querido colaborar y trabajar y con lo que ya había imaginado estas canciones en sus voces. Beth Rodergas, Gerard Quintana, Roger Mas y The New Raemon han hecho unas versiones tan bonitas y tan suyas que es una gozada.

Como si se cumpliera un sueño.
Exactamente, como si algo que ya se me había pasado por la cabeza ahora viese la luz. Beth canta Trens d’alta velocitat y siempre, siempre imaginé esa letra en su voz. Roger Mas interpreta On y es increíble cómo se la hace suya el giro de 180 grados que le da; cuando vino a grabar y abrió la boca, flipamos todos. Con Gerard Quintana siempre quise hacer algo pero nunca se dio el caso por circunstancias y ahora nos ha regalado su voz en Puc ser jo y The New Raemon, que para mí es un ser humano único, canta Silenci. Es como si la vida me hubiera dado una segunda oportunidad para grabar con estos artistas.

Empezó con 18 años y ahora ha cumplido los 45…toda la vida dedicada a la música.
Piensa que cuando yo empecé no nos llamábamos ni bandas, ni grupos, éramos conjuntos. La verdad es que lo que empezó de manera un tanto inconsciente, acabó siendo nuestro trabajo, lo que nos daba de comer. Se nos presentó una gran oportunidad y ya te digo que no estábamos ni preparados para lo que se nos venía encima.

De hecho, en ese momento arrasaban grupos como Els Pets, Sopa de Cabra, Sau, Lax’n’Busto… y ustedes eran los ‘pipiolos’ del Rock Català.
Éramos fans de ellos, eran nuestros referentes; grupos que cantaban en nuestra lengua y triunfaban en toda Catalunya. Pero está claro que para nosotros no era fácil porque ellos eran muy potentes. Lo que pasa que ahora, con la perspectiva de los años vemos lo afortunados que fuimos porque teníamos 40 bolos cada año y era todo un lujo. Sin darnos cuenta, nos colamos entre los grandes y trabajamos mucho y fue un momento muy bueno y muy bonito.

¿Cree que estamos viviendo esa época dorada del Rock Català con  Txarango, Buhos, Ramon Mirabet, Joan Dausà…?
Está claro que el boom de los grupos que hacen música más festiva como Txarango, La Pegatina y muchas otras es brutal; pero además hay muy buenos cantantes y compositores que son de aquí y que pueden hacerlo en catalán u otros idiomas y hacen auténticas maravillas. A veces oigo por la radio bandas que parecen de New Jersey son de algún pueblo de Catalunya.

¿Cómo será su concierto de este viernes en la Capsa de Música?
Es un concierto muy de tú a tú y es el mismo formato que hicimos en el primer bolo de la gira en el Mercat de Música Viva de Vic; luego hemos pasado por Manresa y Palma y en Tarragona haremos el mismo patrón. Como te decía antes, es el formato del disco, muy minimalista, con la guitarra de Oest de Franc, percusiones y teclados de Berenguer Aina y mi voz y guitarra acústica. Además de Flor del Panical, en el directo regalamos algunas canciones de mis trabajos en solitario.

25 años parece que pasen rápido pero con momentos dulces y complicados, ¿verdad?
Ya te digo yo que esto de la música no es nada fácil, pero es estimulante y lleno de emociones. Cantar, componer, crear… me hace sentir libre y me llena de felicidad. Lo más bonito es cuando alguien se hace suyo el tema y lo vive a su manera de hacer feliz a la gente es cojonudo.

¿Le pondría un titular a este cuarto de siglo?
No sé cómo he llegado hasta aquí y ojalá dure muchos años porque esto de hacer feliz a la gente es cojonudo.

Temas

Comentarios

Lea También