Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Jóvenes «atemorizan» a los usuarios de los buses 6 y 54

Una inspectora de la EMT localizó ayer por la mañana a los cuatro adolescentes que intimidaban a los pasajeros de Sant Pere i Sant Pau

Carla Pomerol

Whatsapp
Los hechos ocurrían en la línea de autobús 6 o 54. FOTO: Pere Ferré/DT

Los hechos ocurrían en la línea de autobús 6 o 54. FOTO: Pere Ferré/DT

Cuatro chicos, de entre 15 y 16 años, han tenido «atemorizados» durante unos días a los usuarios de las líneas de autobús 6 y 54, la mayoría vecinos de Sant Pere i Sant Pau. El grupo de adolescentes intimidaba a los pasajeros, además de tirarse eruptos y escupir en los asientos. Esto era así hasta ayer por la mañana, cuando una inspectora de la Empresa Municipal de Transports (EMT) localizó a los chicos en la parada de L’Església, les retiró el bono y les obligó a bajar del vehículo en la siguiente parada. 
Hace días que los conductores detectaban anomalías en alguno de sus trayectos. Concretamente en las líneas de Sant Pere i Sant Pau. Cuatro adolescentes –uno con el bono Jove y los otros tres con la tarjeta de los Tarraconins– tenían comportamientos incívicos, como por ejemplo poner los pies en los asientos, escupir, tirarse eruptos, faltar al respeto a los usuarios y alterar el orden. «A veces, utilizaban entre ellos las redes sociales para avisarse en caso de haber algún inspector», explican desde el comité de empresa de la EMT. 

Algunos usuarios optaron por no subir al vehículo en el que iban ellos

Los conductores les recriminaban la actitud, pero ellos continuaban mofándose y no haciendo caso de las advertencias. Según asegura el comité de empresa, los pasajeros han interpuesto varias quejas en las oficinas de atención al cliente. «Los comportamientos vandálicos cada vez iban a más», asegura un conductor, quien añade que «nos dimos cuenta de que había usuarios que evitaban coger el vehículo donde subían ellos y, o bien se esperaban al siguiente autobús, o bien cogían la otra línea». Desde el comité de empresa explican que «los pasajeros estaban atemorizados por la actitud de estos jóvenes». 

Bonos retirados

Finalmente, ayer por la mañana, una inspectora de la EMT localizó, con la ayuda de un conductor, a los cuatro adolescentes en la parada de L’Església de Sant Pere i Sant Pau. La vigilante les retiró las tarjetas bono y les obligó a bajar en la siguiente parada. El resto de usuarios, que ya conocían la manera de comportarse de los chicos porque coincidían con ellos a la misma hora, se mostraron muy agradecidos, tanto a la inspectora como al conductor.

Temas

Comentarios

Lea También