Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Justo Gil, un tipo muy difícil de definir

#seriesenvena
‘El día de mañana’
es un drama con elementos de thriller policíaco basado en la multipremiada novela homónima de Ignacio Martínez de Pisón

Yolanda Fernández

Whatsapp
Oriol Pla y Aura Garrido protagonizan la nueva miniserie ‘El día de mañana’. Foto: Víctor Bello/Movistar+

Oriol Pla y Aura Garrido protagonizan la nueva miniserie ‘El día de mañana’. Foto: Víctor Bello/Movistar+

Sinvergüenza, buscavidas, caradura, trepa, ingenuo, inocente, traidor... todos estos adjetivos se podrían usar para definir la personalidad de Justo Gil (Oriol Pla), protagonista de El día de mañana, la nueva serie de Movistar+ compuesta por seis capítulos.

Durante estos seis episodios vemos el desarrollo de la vida de Justo durante los últimos diez años de existencia de la dictadura franquista.

Justo llega a Barcelona desde su pueblo situado en los Monegros, junto a su madre que está gravemente enferma, en busca de una cura para ella y para intentar ganarse la vida para poder pagar los tratamientos médicos que requiere su madre.

Y así comenzamos a ver de lo que es capaz nuestro protagonista. ¿Qué no serías capaz de hacer por intentar curar a tu madre enferma? Pues eso Justo lo lleva hasta el extremo. Con la justificación de que lo hace por una buena causa, no duda en engañar y embaucar a quien se le ponga por delante para conseguir su propósito con una falta total de escrúpulos.

El amor entendido a su manera
Cuando se encuentra en esta vorágine de intentar prosperar como sea, conoce a Carme Román (Aura Garrido), de la que se va enamorando poco a poco y a la que convence para iniciar un negocio juntos.

Como todo lo que afronta Justo, con su carácter un pelín egoísta y buscavidas llevará a Carme a pasar por muy malos momentos, que le harán plantearse si realmente desea seguir su incipiente relación con Justo.

En la España de finales del régimen franquista Carme intenta encontrar su sitio en la vida y espabila a base de fracasos y desengaños.

Medrar como único fin
Llega un momento en la vida de Justo en el que lo único que quiere es prosperar y llegar a ser alguien en la sociedad burguesa barcelonesa y engaña y miente a quien sea para conseguirlo.

Y en estas aparece Mateo Moreno (Jesús Carroza), policía de la temida Brigada Social, que le internará en una oscura red de espionaje y confidentes a lo que Justo se ve obligado a acceder.

Recordemos que la trama se desarrolla durante los últimos diez años de la dictadura franquista y la vida se había vuelto muy convulsa y conflictiva para la mayoría de la población, ya que ante los últimos coletazos del franquismo emergían movimientos de libertad y de creación de partidos políticos que llevaban habitualmente a enfrentamientos violentos en las calles.

¿La mejor serie de Movistar+?
El día de mañana está basada en el libro del mismo nombre de Ignacio Martínez de Pisón y está dirigida por Mariano Barroso.

Sin llegar a tener una gran promoción mediática, se ha colocado entre una de las favoritas de la crítica y del público. Cuando el producto es de calidad no necesita de grandes alardes publicitarios. Se vende solo.

¿Y cuáles son los motivos que han colocado a El día de mañana como una de las grandes series de Movistar+ hasta la fecha? Pues en gran parte se debe a las magníficas interpretaciones de sus tres protagonistas principales.

Oriol Pla da vida a Justo Gil de una manera excelente, consiguiendo darle al personaje el matiz necesario en cada momento. Aura Garrido parece estar tocada por una varita mágica y serie en la que aparece, serie que tiene éxito. Eso o que es una lince a la hora de elegir sus trabajos. Y Jesús Carroza, que con su polícia Moreno consigue que haya momentos en que hasta nos caiga bien un cruel y casi sádico policía de la Brigada Social.

Mención aparte merece la aparición de Karra Elejalde como el muy facha comisario Landa, que aun apareciendo solo en los últimos capítulos será un gran punto de inflexión en la serie.

Narrada como testimonios a cámara por parte de casi todos los protagonistas, relatan cómo ha sido su relación y vivencias con Justo Gil, que en ocasiones son versiones contradictorias, lo que nos lleva a formarnos una imagen de lo compleja y variable que ha sido la vida de nuestro protagonista.

La resolución de este puzzle que resulta ser la vida de Justo Gil nos ayuda a ver cómo la sociedad española avanza en los últimos años franquistas.

Movistar+ la estrenó hace dos semanas y se ha convertido en uno de sus grandes aciertos para la presente temporada. Cien por cien recomendable.

Temas

Comentarios

Lea También