Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Juzgado el dueño de un bar de Tarragona por instalar una cámara en el lavabo de mujeres

Los agentes encontraron 25 archivos videográficos

Àngel Juanpere

Whatsapp
Imagen de la calle Rovira i Virgili, donde estaba el bar donde ocurrieron los hechos.

Imagen de la calle Rovira i Virgili, donde estaba el bar donde ocurrieron los hechos.

Un hombre que regentaba un bar de Tarragona se enfrenta a tres años de prisión por haber instalado, presuntamente, una cámara en los lavabos de mujeres.

El fiscal también pide para el procesado el pago de una multa de 3.600 euros y que durante el tiempo de la condena no pueda ejercer profesión y oficio vinculado al ámbito de la hostelería. Está acusado de un delito continuado de descubrimiento y revelación de secretos.

En el escrito de acusación, el Ministerio Público recoge que la acusación se dirige contra un ciudadano natural de Perú, en situación regular en España, con antecedentes penales -aunque no computables a efectos de reincidencia-. Regentaba un bar en la calle Rovira i Virgili de Tarragona.

El acusado, en fecha no determinada pero en todo caso comprendida entre el 12 de julio de 2012 y el 16 de noviembre de 2014, "con propósito de descubrir la intimidad de las mujeres que entraran en los servicios del establecimiento, de forma clandestina e indiscriminada" instaló él o una tercera persona una cámara o dispositivo de grabación.

El autor hizo un orificio en la pared del servicio de señoras, que orientaba directamente al sanitario, "grabando así y obteniendo imágenes de personas semidesnudas en situaciones íntimas mientras utilizaban el servicio". Hay decenas de mujeres que fueron grabadas y que no han podido ser identificadas, excepto una, una cliente habitual que reclama una indemnización.

Los agentes recuperaron 25 archivos videográficos.  También fueron intervenidos los dispositivos de almacenamiento masivo y soportes informáticos, que fueron hallados en el establecimiento y el el domicilio del acusado.

Todavía no hay fecha para el juicio, que se hará en uno de los cuatro Juzgados de lo Penal de Tarragona.

Temas

Comentarios

Lea También