Kit de subsistencia para los bañistas que se quedan con lo puesto tras un robo

Una pareja de Lleida estrena el juego de camiseta y pantalón que la Guàrdia Urbana ofrece este verano gracias a los campings

Àngel Juanpere

Whatsapp
Los dos jóvenes, con la ropa del kit de supervivencia en las dependencias policiales. Foto: DT

Los dos jóvenes, con la ropa del kit de supervivencia en las dependencias policiales. Foto: DT

Una pareja se estaba bañando el pasado lunes en la playa de la Arrabassada. En un momento dejó sus pertenencias en la arena. Cuando los dos jóvenes volvieron no encontraron nada, sólo tenían lo puesto. Sin saberlo, se convirtieron en las primeras personas en recibir el kit de supervivencia que desde este verano dispone la Guàrdia Urbana para estos casos de emergencia. Se trata de una camiseta y de unos pantalones para poder salir del apuro para moverse. Es una iniciativa pionera en las comarcas de Tarragona y que se ha impulsado desde la Agrupació de Càmpings Tarragona Ciutat.

La idea surgió hace unos meses en la reunión entre la Guàrdia Urbana y los campings para coordinar la temporada. Desde la agrupación se pusieron a disposición de dicho cuerpo policial para ver cómo podían colaborar con la campaña de verano: «El subinspector Antoni Tost lanzó la idea de tener una especie de kit de supervivencia para aquellas personas víctimas de robos en la playa y que no tienen nada que ponerse encima», comentaba ayer al Diari el vicepresidente de la agrupación y director del Càmping Trillas, Marc Francesch.

La idea fue recogida rápidamente por la agrupación: «Ya sabemos que a las víctimas de los robos no les quitará el mal trago pasado, pero como mínimo intentaremos remediarlo en algo», recalca Francesch.

El kit este año es muy básico. Está compuesto por una camiseta –de la que se han confeccionado tres tallas– y unos pantalones cortos unisex. Los campings también ponen a disposición de los afectados sus instalaciones para que puedan ducharse y tomar algo mientras intentan resolver su situación. Para el próximo año se intentará ampliar la bolsa. Entre las ideas que se tienen, por ejemplo, es el poner unas chanclas.

Actualmente, los agentes disponen de un kit –de diferentes tallas– en cada una de las cuatro motocicletas y tres en la comisaría. La idea es ir reponiendo cada vez que se terminen ya que los tienen disponibles en el Càmping Trillas.

El estreno

El pasado lunes, dos jóvenes que residen en la ciudad de Lleida se convirtieron en las primeras personas a las que les entrega uno de estos kits al haberse quedado solo con lo puesto. Los hechos se produjeron sobre las doce del mediodía. Los dos ilerdenses se estaban bañando. Al parecer, mientras uno salía y el otro entraba, un ladrón les robó las pertenencias que tenían en la arena. El delincuente les sustrajo la bolsa, donde habían los objetos de los dos: 115 euros en efectivo, las llaves del coche, ropa y documentación varia.

Tras recibir el aviso, una patrulla de la Guàrdia Urbana adscrita a la Unitat de Platges se desplazó al lugar para atender a las víctimas. Tras comprobar que sólo tenían el bañador, se les facilitó el kit. Ambos, con cara de extrañeza porque no se lo esperaban, se pusieron la camiseta y ella también el pantalón corto –él declinó porque llevaba el bañador–. Asimismo, los agentes se entrevistaron con otros bañistas, quienes facilitaron la posible descripción del autor del robo.

Pero la pareja –de 20 y 21 años– no podía disponer del coche, que tenía aparcado en dicha playa ya que no tenían las llaves. La patrulla trasladó a los jóvenes hasta las dependencias policiales para que pudieran presentar denuncia. Desde la oficina se realizaron gestiones con la compañía aseguradora que poder gestionar que una grúa pudiese trasladar el coche y a ellos hasta Lleida.

Temas

Comentarios

Lea También