L’Arrabassada debe esperar (más) para su nueva escuela

Retraso Pese a que en diciembre Bargalló dijo que estaría lista en octubre, ahora el Govern ve el final de las obras «entre Navidad y Semana Santa»

Octavi Saumell

Whatsapp
Imagen de ayer de las obras de la nueva Escola l’Arrabassada, que empezaron hace tres años. FOTO: PERE FERRÉ

Imagen de ayer de las obras de la nueva Escola l’Arrabassada, que empezaron hace tres años. FOTO: PERE FERRÉ

La comunidad educativa y los vecinos de la Vall de l’Arrabassada deberán seguir esperando para ver el final de las obras de la nueva Escola l’Arrabassada, situada en la calle Mercè Rodoreda del barrio de Llevant, a pocos metros del Nou Estadi del Gimnàstic. «La Sagrada Família de Tarragona», como ya denominan los residentes de la zona a esta actuación, empezó su construcción en mayo de 2018, pero justo tres años después aún no se ve en el horizonte el punto final, que ahora la Generalitat sitúa «entre Navidad de 2021 y la Setmana Santa de 2022», según indica el director territorial d’Educació, Jean Marc Segarra (ERC).

Lo cierto es que la obra, cuyo presupuesto asciende hasta los 4,5 millones de euros, ha sufrido todo tipo de contratiempos durante los más de mil días que han pasado desde su inicio. Inicialmente, cuando se iniciaron las actuaciones, la intención de la administración autonómica era que los alumnos pudieran empezar el actual curso –el 2020/21– en las nuevas instalaciones. Pese a ello, la infinidad de contratiempos con los que se ha encontrado la edificación –como los problemas con el terreno y la roca a principios de 2019 que paralizaron las actuaciones, y que se suman a los del coronavirus de 2020– obligaron a retrasar sine die el calendario inicial.

La Covid, protestas del AMPA...

A mediados de marzo de 2020, tras la entrada en vigor del decreto de Estado de Alarma a raíz de la explosión de la pandemia y el confinamiento domiciliario, el Govern obligó a suspender todas las obras públicas, que no se reactivaron hasta el 25 de mayo de 2020 con el avance de la fase de desescalada. Pese a ello, la actuación en la esperada nueva escuela de Llevant tardó varias semanas más en reanudarse, e inicialmente lo hizo con una actividad de mínimos, con menos de cinco operarios sobre el terreno debido a las dificultades económicas que sufrió la firma adjudicataria por la paralización de la Covid-19. De hecho, no fue hasta mediados de junio de 2020 que se dio un nuevo acelerón, con la presencia de más trabajadores y de nueva maquinaria, lo que evitó que tuviera que licitarse de nuevo la construcción. En ese momento, la empresa garantizó la viabilidad de las actuaciones y se comprometió a finalizar el centro a lo largo de este próximo verano. El anuncio coincidió en el tiempo con la protesta que el AMPA del centro llevó a cabo en la Plaça de la Font para exigir que «no haya más excusas» para poder hacer realidad el equipamiento.

La mejora en el avance del ritmo de construcción llevó el pasado mes de diciembre al conseller d’Educació, Josep Bargalló (ERC), a tirarse a la piscina y anunciar, en una entrevista radiofónica en Ràdio Ciutat de Tarragona, que al final las obras acabarían en septiembre de este 2021, y que el traslado a las nuevas dependencias se llevaría a cabo en octubre, justo en el inicio del periodo lectivo. De esta forma, el representante del gabinete autonómico anunciaba que los 450 alumnos que ahora están en barracones iniciarían el próximo curso 2021/22 en las nuevas instalaciones. Sin embargo, este nuevo cronograma tampoco se cumplirá, ni de lejos, lo que alarga aún más la lenta agonía de este proyecto que, además, también se ha visto salpicado por la anulación del POUM porque la caída del plan urbanístico afecta a la biblioteca municipal prevista en el inmueble.

Ahora, ya casi a la conclusión del curso 2020/21, el Govern prevé que la eterna construcción no pueda ser una realidad hasta finales de este año o la Setmana Santa de 2022. «Entre el primer y segundo trimestre será cuando decidiremos qué es lo que hacemos: si llevamos a cabo el cambio a medio curso o esperamos al final», indica Jean Marc Segarra. ¿Se cumplirá este nuevo calendario? No descarten nada con la Sagrada Família de Tarragona.

Temas

Comentarios

Lea También