La FP, nueva moda en Tarragona

El aumento de alumnos supera con creces el de las carreras universitarias y el Bachillerato, mientras los centros están desbordados y no dan abasto para atender a toda la demanda

JOAN MORALES.AGENCIAS

Whatsapp
Imagen de archivo de un alumno del Institut Comte de Rius de Tarragona. FOTO: ALBA MARINÉ/DTFUENTE: DEPARTAMENT D’EDUCACIÓ

Imagen de archivo de un alumno del Institut Comte de Rius de Tarragona. FOTO: ALBA MARINÉ/DTFUENTE: DEPARTAMENT D’EDUCACIÓ

La Formación Profesional ha conseguido librarse del lastre que durante tantos años le ha impedido despegar: la falsa etiqueta de ser unos estudios de segunda categoría a la sombra del Bachillerato. El rostro de la FP ha cambiado radicalmente en España y de un tiempo a esta parte se ha consolidado como los estudios con más tirón entre los jóvenes.

La ampliación de la oferta de estudios de FP, su cada vez mayor conexión con las necesidades empresariales y la alta empleabilidad de sus titulados han hecho que estos ciclos cada vez tengan mayor tirón en España y que en muchas especialidades falten plazas. El curso pasado, de hecho, fueron los estudios postobligatorios que, con mucha diferencia, más crecieron entre los chicos que buscaban mejorar la formación básica de la ESO.

El aumento de su atractivo entre los jóvenes parece evidente. Las matrículas de todos los estudios postobligatorios –ciclos formativos, Bachillerato y grados universitarios– crecieron una media del 4,8% en el curso 2020-21. Las de FP aumentaron el doble, un 9,2%.

«La FP son unos estudios complicados de organizar y cuanto más crece la demanda las necesidades se incrementan»
Narcís Castanedo.

Director del Institut Vidal i Barraquer de Tarragona

El crecimiento de los alumnos de FP fue casi tres veces mayor que el de las carreras universitarias (3,4%) y casi seis veces superior al de los de Bachillerato (1,6%), según el informe realizado por el Observatorio de la FP, impulsado por Caixabank.

El gran aumento se dio sobre todo en los ciclos superiores –para muchos una alternativa clara a las licenciaturas–, aunque también en los de grado medio, que cada vez quita más alumnos al Bachillerato.

En la provincia de Tarragona también hace tiempo que las matriculaciones de Formación Profesional crecen curso tras curso. Las del 2020-2021 (las últimas que están colgadas en la web del Departament d’Educació) constatan que el número total de alumnos matriculados en FP (14.634) superaba ampliamente a los de Bachillerato (10.030). Incluso solamente los de grado medio (8.004) ya se acercaban a a los totales de BAT.

Narcís Castanedo, director del Institut Vidal i Barraquer de Tarragona, constata al Diari que «las cifras de aumento de matriculaciones en FP a nivel estatal y catalán se pueden extrapolar perfectamente a las comarcas de Tarragona, donde estos estudios incrementan el número de matriculados año tras año y parece que aún no hemos tocado techo».

La situación es tal que Castanedo reconoce que «estamos a tope, saturados, con lista de espera por falta de plazas. Piensa que nuestro instituto está pensado para 900 alumnos y actualmente estamos entre 1.200 y 1.300. Tenemos todas las plazas ocupadas y con listas de espera. Esta situación no deja de ser un poco angustiante porque ves que la gente se quiere apuntar y no damos abasto».

Estudios complejos

El director del Vidal i Barraquer califica los estudios de Formación Profesional como «complicados de organizar. Tienes que contar con material específico, laboratorios, colaboración para las prácticas en empresas, ordenadores, profesorado preparado muy al día de las empresas, etc… Todo ello hace que la FP sea difícil de impartir con excelencia. Y cuanto más crece la demanda, estas necesidades se incrementan».

«Ant e el aumento de la demanda, la solución ha sido subir las ratios un 10%, de 30 a 33 alumnos»
Laura Ferré . Sindicato USTEC

Ante este panorama de exceso de demanda de alumnos la pregunta es clara: ¿qué soluciones se podrían aportar? Castanedo admite que «es un tema de difícil solución. Por las tardes se podría incrementar la oferta y abrir algunas líneas nuevas, aunque la gente no quiere este horario. Pero también habría que incrementar el nivel presupuestario, los profesores, material, etc.». En este sentido, el director de este centro recuerda que «Educació ha hecho un gran esfuerzo este curso, con nuevas líneas. Por ejemplo, nosotros hemos abierto una nueva de informática (en horario de tarde-noche) y la hemos llenado de sobras».

Castanedo también cree que es importante que se dé «una buena orientación hacia los alumnos en la ESO para que sepan elegir bien qué estudiar: Bachillerato o FP. O también orientar a los que quieran hacer Formación Profesional sobre qué tipo de grado estudiar. Es fundamental».

Por lo que respecta al profesorado, y aunque en general hace tiempo que se denuncia la falta de docentes de FP, el director del Vidal i Barraquer explica que «en nuestro caso no lo notamos tanto, aunque si siguen creciendo las matriculaciones sí que será un problema». Lo que según Narcís Castanedo es clave, es «la formación permanente de este profesorado, ya que se tiene que ir reciclando y formando de manera constante».

Aumento de las ratios

Desde el sindicato USTEC, su representante en la provincia de Tarragona, Laura Ferré, denuncia que «ante el aumento de demanda significativo que se ha producido en la Formación Profesional, la solución que ha dado el Departament de Educació, en vez de aumentar significativamente los grupos y dotarlos de más plantilla, ha sido aumentar las ratios un 10%, de 30 a 33 alumnos».

Ferré recuerda que «solamente en algunos casos muy concretos se ha aumentado algún grupo, por lo que respecta al grado medio. En total, 60 grupos nuevos sobre 433 que hay en toda Catalunya. En este caso sí que se ha aumentado mínimamente la plantilla. No obstante, ha sido un aumento irrisorio».

En cambio, según denuncia la representante de USTEC en las comarcas tarraconenses «por lo que respecta al grado superior no se ha dado ninguna respuesta y también había la misma problemática de aumento de la demanda, ya que entre un 30% y un 40% de este aumento no viene de cuarto de la ESO, sino de gente que ya trabajaba. Pero Educació sólo ha querido dar respuesta a los grados medios y no ha hecho nada con los superiores. En definitiva, al margen de estos 60 grupos, no ha habido ningún aumento de presupuesto ni de docentes de Formación Profesional, sólo de ratios».

Temas

Comentarios

Lea También