Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La Generalitat saca a licitación el local del Tòful de Mar

El Govern anunció ayer que abre el plazo hasta el 8 de marzo para recibir ofertas para gestionar el local donde se ubicaba el restaurante 
 

Diari de Tarragona

Whatsapp
Imagen reciente del local en el que, hasta el pasado mes de diciembre, operaba el Tòful de Mar. FOTO: fabián acidres

Imagen reciente del local en el que, hasta el pasado mes de diciembre, operaba el Tòful de Mar. FOTO: fabián acidres

La Generalitat de Catalunya ha sacado a concurso público la concesión para la explotación del servicio de bar-restaurante del inmueble situado en la Platja Llarga, donde hasta mediados del pasado mes de diciembre funcionó el Tòful de Mar. Se trata de un espacio de dos plantas con dos terrazas que suman una superficie de cerca de 699 metros cuadrados. El Diari Oficial de la Generalitat de Catalunya (DOGC) publicó ayer la convocatoria para la licitación de los espacios, que propiedad del Govern.

Los interesados podrán presentar sus ofertas hasta el próximo 8 de marzo. La concesión será por un periodo de 10 años, con un canon mínimo de licitación de 34.247 euros anuales sin impuestos, mejorable al alza en las ofertas que presenten los licitadores. La Mesa de Contratación celebrará dos actos públicos el 4 y el 15 de abril, en los cuales se abrirán el sobre con el anteproyecto de adaptación del local y el plan de explotación y funcionamiento, y el sobre con la propuesta económica.

El órgano de contratación valorará, junto con la oferta económica y técnica, aspectos relacionados con la gestión ambiental del restaurante. Asimismo, «se tendrán en cuenta los criterios sociales de los proyectos tales como la contratación de personas en paro, con discapacidad, o trabajadores de la misma localidad así como medidas para garantizar la paridad de género y la conciliación familiar; la capacidad de generar puestos de trabajo indefinidos y de calidad; o el compromiso de contratar proveedores y empresas locales», según indicó ayer el Govern mediante una nota de prensa. Según el Govern, no será posible que el nuevo concesionario puede subrogar los trabajadores del Tòful. 

Faltará el Iot
De momento, el Govern saca a concurso la planta superior del edificio, ya que el inquilino de la planta baja, el Iot, aún no ha dejado el inmueble y sigue desarrollando su actividad, pese a no disponer del título jurídico al extinguirse el permiso el pasado 30 de noviembre. En este sentido, el Govern ha incoado un expediente patrimonial de desahucio administrativo para recuperar la posesión del bien propiedad de la administración, que sigue su tramitación. La voluntad del Govern es licitar el espacio una vez esté vacío y garantizar, de este modo, «que todos los interesados puedan presentarse en igualdad de condiciones». Ambos restaurantes están incluidos en el ámbito de la Ciutat  de Repòs i Vacances, propiedad de la Generalitat. 

Temas

Comentarios

Lea También