La Móra acude a la Comissió de Garantia de la Generalitat para tener los datos económicos

Los vecinos necesitan la mediación del Govern para «poder decidir si queremos ser una EMD, segregarnos o dejarlo estar»

Octavi Saumell

Whatsapp
La Móra lleva desde 2014 intentando tener una mayor descentralización. FOTO: Alfredo González

La Móra lleva desde 2014 intentando tener una mayor descentralización. FOTO: Alfredo González

La Associació de Veïns de La Móra da un paso más para presionar al Ayuntamiento de Tarragona con una posible segregación. Según ha podido saber el Diari, la entidad presidida por Francesc Garcia presentó el pasado 19 de noviembre una solicitud ante la Comissió de Garantia del Dret d'Accés a la Informació Pública (GAIP) de la Generalitat de Catalunya para que este organismo autonómico inste a la corporación de la Plaça de la Font «a proporcionar los datos económicos solicitados para estudiar la viabilidad de la segregación que queremos pedir», según se indica en el texto al que ha tenido acceso este periódico.  

En el documento, los residentes del barrio de Llevant exponen que su núcleo urbano «está a 11 kilómetros del centro de la ciudad, con unas 2.000 personas censadas y sin un mínimo de servicios. Por esto, desde hace años deseamos constituirnos en una Entitat Municipal Descentralitzada (EMD) y ahora, recientemente, hemos solicitado la segregación para regresar al pueblo de Tamarit que dejamos de ser en 1950 por la anexión a Tarragona », se indica en la petición. De hecho, en 2014 el pleno municipal aprobó la creación de un organismo municipal de gestión descentralizada. Sin embargo, este órgano no llegó nunca a desarrollarse, por lo que los vecinos apuestan por la EMD desde 2017 y, este 2021, se ha puesto sobre la mesa la posibilidad de la separación. 

Asimismo, la AVV especifica en la petición que «después de varios años solicitando al Ayuntamiento los datos económicos del barrio de La Móra-Tamarit para poder desarrollar una memoria económica, no logramos que el Consistorio nos los proporcione, excusándose siempre en la dificultad para lograrlos ». Por ello, ahora han acudido al organismo autonómico para «poder tener toda la información y decidir si queremos ser un EMD, apostar por la segregación o dejarlo estar», afirma el presidente de la Associació de Veïns, Francesc García. Según se indica en la página web de la GAIP, este órgano tarda una media de 52 días en dictaminar, una vez que el Consistorio haya presentado su informe.     

«Acreditar el 50% del censo»
El concejal de Serveis Centrals, Jordi Fortuny (ERC), indica que el Ayuntamiento se ha reunido «en varias ocasiones» con los dirigentes vecinales. «Se les ha facilitado información como el coste de los impuestos imputables, así como la participación de los tributos del Estado realizados según el número de personas empadronadas; el coste de limpieza, de los residuos, el autobús municipal, el alumbrado público o el coste del mantenimiento de los espacios verdes ». En este sentido, el primer teniente de alcalde enfatiza que «tenemos toda la predisposición para facilitarles información desde el mismo momento en el que nos la requirieron, y seguimos trabajando para encontrar un punto de consenso aunque la normativa requiere que garanticen el hecho de que lo solicita más del 50% del censo electoral », un extremo que« aún no se ha acreditado ». 

Temas

Comentarios

Lea También