Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La Part Alta de TGN, repleta de lazos y pintadas amarillas

La Guàrdia Urbana denunció por la noche a cinco miembros del CDR de Tarragona por dibujar en las fachadas de las entidades bancarias, después de recibir el aviso de un vecino que alertaba de los hechos

Carla Pomerol

Whatsapp
Los operarios que retiraban el andamio de Ca l’Ardiaca se vieron sorprendidos por los lazos amarillos. FOTO: DT

Los operarios que retiraban el andamio de Ca l’Ardiaca se vieron sorprendidos por los lazos amarillos. FOTO: DT

La Part Alta de Tarragona amaneció ayer amarilla. Había lazos a favor de los políticos catalanes que están en prisión y pintadas en las fachadas de las principales entidades bancarias de la ciudad. Pero ni vecinos ni comerciantes de la zona vieron nada. Antes de las ocho de la mañana, la brigada municipal ya estaba limpiando las pintadas amarillas, como por ejemplo la que había en la barandilla de la Baixada de Misericòrdia, que firmaba la autoría de las pintadas. Eran los miembros del CDR –Comité en Defensa de la República– de la Part Alta.

La noche fue movidita, según aseguran fuentes policiales a este medio. La Guàrdia Urbana recibió una llamada de un vecino explicando que un grupo de cinco personas estaba realizando pintadas en las fachadas de las principales entidades bancarias de la Rambla Nova, entre otros sitios. Los agentes se desplazaron hasta el lugar y poco antes de las doce de la noche identificaron a un grupo de personas, de acuerdo con la descripción facilitada.

Los agentes de la Guàrdia Urbana, teniendo en cuenta que las pintadas en la vía pública y en fachadas están castigadas en las ordenanzas municipales, levantaron acta de los hechos y se comunicó a las personas que serían denunciadas. Eran componentes del CDR de la Part Alta, quienes aprovecharon la noche de ayer para reivindicar unas cuantas cosas. En primer lugar, la puesta en libertad de los políticos catalanes que se encuentran en prisión. Por ello había lazos amarillos en zonas muy céntricas de la Part Alta, como en el andamio que protege Ca l’Ardiaca o en la calle Les Coques. 

La barandilla provisional de la Baixada Misericòrdia apareció con las pintadas «#elbarricau» y «CDR». FOTO: twitter/farts de soroll

En segundo lugar, el CDR pintó las fachadas de las entidades bancarias, como por ejemplo, la de Caixabank de la calle Major y la de Catalunya Caixa de la Rambla Vella, entre otras. El mensaje común era «Fora Ibex». Según el CDR, esto forma parte de «una campaña en contra de los bancos que decidieron irse de Catalunya hace ahora justamente un año». 

Por último, la tercera reclamación tiene que ver con el mal estado de la Part Alta. Según el CDR, la campaña se llama #elbarricau y desde hace días están señalizando los edificios degradados. La pintada más comentada de ayer fue la ubicada en la calle Arc de Toda, que decía «Aquest arc fot fàstic».

La polémica no cesa

Por su parte, el presidente de la Associació de Veïns de la Catedral, Jordi Ferré, aseguraba ayer que «un grupo de vecinos, amigos de la entidad, han aprovechado la polémica que se ha generado con los lazos amarillos en la ciudad para denunciar la degradación de la Part Alta». También se dejaron lazos amarillos en casas en mal estado o tapiadas, en cables eléctricos en medio de la calle y se pintaron de amarillo las bolsas de basura. 

Aunque los vecinos y comerciantes de la Part Alta no se enteraron de nada –la brigada limpió las pintadas antes de las ocho de la mañana–, algunos han aprovechado para mostrar su rechazo a los lazos amarillos. Es el caso de Jordi Olivar, propietario de una tienda de la zona. «Los independentistas se han hecho suyas las plazas, como por ejemplo la Plaça de les Cols o el Pla de la Seu, que durante las fiestas está lleno de lazos y esteladas. Las fiestas nos representan a todos, no solamente a una parte», denuncia.

Temas

Comentarios

Lea También