Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Tarragona

La Policía Local de Constantí salva la vida a un vecino

El hombre, con una grave enfermedad, quedó inconsciente en su piso. Los agentes abrieron la puerta y el SEM pudo tratarle a tiempo.

Jordi Cabré

Whatsapp
El vecino que pidió ayuda vive en el número 12 de la avenida de Reus, en Constantí.

El vecino que pidió ayuda vive en el número 12 de la avenida de Reus, en Constantí.

Un vecino de la avenida de Reus, en Constantí (Tarragonès), está ingresado en el hospital Joan XXIII de Tarragona. Su estado es grave, pero se recupera de sus dolencias. Y todo gracias a que la ayuda llegó a tiempo.

Pasaban minutos de las cinco de la tarde de ayer, primer día del año. El aviso de que un hombre de 56 años necesitaba ayuda entró por el teléfono de emergencias del 112 poco antes de las 17.15 horas.

Un vecino del bloque de pisos del número 12 de la avenida de Reus pedía ayuda desde su piso, pero no podía abrir la puerta. Estaba en el suelo. Este vecino de Constantí vive solo.

Los primeros en llegar al bloque de viviendas fueron agentes de la Policía Local de Constantí. Y a los pocos minutos, una primera ambulancia del SEM. 

La puerta del piso, blindada, no podía abrirse sólo con empujones y patadas y cada vez la voz del paciente se oía más débil. 

Mientras esperaban la llegada de Bombers para abrir la puerta, una vecina del bloque de pisos sugirió a los agentes locales una vía alternativa para que pudieran acceder a la vivienda del hombre que pedía auxilio. 

Desde su patio interior y con una escalera particular se podía llegar a su galería, y desde allí entrar al piso. Los agentes locales no se lo pensaron dos veces. Mientras Bombers estaba de camino, la voz del paciente dejó de escucharse. No había tiempo que perder.

 Los agentes pusieron la escalera y uno de ellos rompió la cristalera de la galería para entrar en la vivienda. El hombre convulsionaba y había perdido el conocimiento, eñalan diferentes fuentes.

El agente que accedió a la vivienda abrió la puerta desde dentro y dejó entrar a los profesionales del SEM, que rápidamente se pusieron a reanimar al paciente de 56 años de edad.

Tras practicar los primeros auxilios, rápidamente el técnico del SEM acordó trasladarle hasta el hospital Joan XXIII de Tarragona con una ambulancia medicalizada. En una habitación del centro hospitalario permanene ingresado este vecino de Constantí.

Según algunas fuentes, la vida del paciente estuvo en manos de la celeridad de la Policía Local para acceder a su piso y abrir la puerta principal. Si hubieran esperado más o no hubiera habido la posibilidad de acceder al interior por la galería, posiblemente el paciente se habría ahogado mientras convulsionaba y hoy se hablaría de un vecino fallecido en la localidad.

Temas

Comentarios

Lea También